La violencia delincuencial: consecuencias psicológicas


Por: Marina Vilchis Herrera.


La violencia es un fenómeno que marca la historia social, familiar y personal. La
violencia social delincuencial es uno de los temas de mayor preocupación, debido
a que una proporción importante de la población está siendo víctima de una
cantidad de delitos, como: extorsiones, amenazas, robos, hurtos, asaltos, lesiones
y control territorial entre los grupos delictivos.
La psicoterapeuta Marlen Hernández Gracián nos explica que, a este contexto de
violencia se suma el influjo psicológico que ejercen los medios masivos de
comunicación social, al presentar constantemente las noticias de homicidios y
describir con detalle la crueldad de los actos violentos (como el desmembramiento
de las víctimas), además de producir en la población diferentes sentimientos y
emociones, como son: el miedo, la inseguridad, la ansiedad, la angustia, la
inestabilidad física y psíquica, y los cambios de conducta y de estilos de vida (no
salir de noche, llegar temprano a casa, cerrar temprano las puertas de la casa,
etc.).
La OMS define la salud mental como un estado de bienestar, en donde la persona
es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales
de la vida, trabajar productivamente y es capaz de hacer una contribución a su
comunidad (OMS, 2011).
En este sentido, la salud mental es la base para el bienestar y funcionamiento
efectivo de una persona y una sociedad (Moll, 2013). Mientras que, por otro lado,
la violencia hace alusión al uso de alguna forma de fuerza (sea verbal, física,
política, económica.) para producir daño (Saavedra, 2004).
La violencia social delincuencial fue definida como la exposición constante a
eventos traumáticos y estresantes, generados por la delincuencia que, con el paso
del tiempo, afectan la salud mental y la estabilidad emocional y física de quienes
conviven en una comunidad.

Estando caracterizada por la frecuente incidencia de diferentes tipos de delitos,
como: homicidios, lesiones, extorsiones, robos, asaltos y secuestros, cometidos
por grupos delincuenciales (las pandillas juveniles, los narcotraficantes y grupos
de sicarios).
Es importante recalcar que, el término de violencia delincuencial, como sinónimo
de violencia social delincuencial, que es un contexto de violencia delincuencial que
tiene el potencial de desencadenar en las personas inestabilidad emocional, estrés
y ansiedad.
Los estudiantes expuestos a niveles más altos de estrés muestran peores
hábitos de salud, autoestima más baja y mala percepción de su estado de salud.
De la misma manera, un alto nivel de hormonas de estrés (cortisol), como se ha
mencionado, pueden afectar el aprendizaje y la memoria, haciendo que una
persona, frente a eventos o situaciones traumáticas, aumente su capacidad para
mantener el recuerdo vivo del acontecimiento traumático, con el objetivo de que en
el futuro el individuo actué de tal forma que evite encuentros similares, como
mecanismo de sobrevivencia.
Esto se relaciona con el estrés postraumático (TEPT) que es una reacción
patológica caracterizada por ansiedad, que ocurre posteriormente a la exposición
a un evento traumático.
Entre los síntomas que caracterizan este estado se tienen: el recuerdo insistente
del hecho traumatizante, pesadillas constantes o pensamientos recurrentes
entorno al hecho, ilusiones de repetición del evento, evitación de pensamientos,
personas o lugares que recuerden el hecho, estado constante de alerta o temor,
incapacidad para recordar hechos (memoria expresiva), y síntomas disociativos
(escaparse de la situación, despersonalización).
En síntesis, se puede decir que la violencia social delincuencial es un factor
desencadenante de alteraciones emocionales y psicológicas en la población y que

los mensajes emitidos por los medios de comunicación sobre dicho factor inciden
en la salud mental.
 

Marlen Hernández Gracián Psicóloga
Previa cita: (715)13187-37.
Marlen.hdzg@gmail.com
C. Moctezuma Ote. N°29
Col. Cuauhtémoc C.P61506.
Zitácuaro Michoacán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: