De la sociedad y la suciedad 16/11/2019

¿Que tal mis queridos lectores? Como cada semana, es un gusto poder compartir con ustedes estas líneas, hoy, no quiero hacer ninguna advertencia, ya que los que nos conocen saben exactamente lo que su servilleta dice y expresa de manera clara, bonita, real, sincera, sencilla, pero sin hipocresías, así que ya saben, esta columneja no es apta para todas aquellas personas que están malitas del celeblo como…los políticos; sin más, vámonos de lleno a lo que nos interesa.

HAY PRIORIDADES

Algunos de los procesos que el gobierno utiliza pa´ recabar dinero, que después le sirva pa´ utilizarlo en las siguientes elecciones, se quedan tan fuera de nuestra comprensión, que lo vemos como algo muy normal, los cobros de impuestos, a veces son tan sublimes que ni cuenta nos damos cuando nos la dejan ir.

Como ya les había comentado en otras ocasiones (en muchas diría yo), ya hemos visto como bajita la mano, los políticos andan cabildeándose entre la población, pa´ volverlos a convencer de que no son malas personas ni malos gobernantes.

Por el contrario, dicen que son gente con buenas intenciones, buenos católicos, obedientes de mamá, que solo se han equivocado durante su estancia en el poder, pero como el final se acerca ya, ese ego y aires de grandeza se van acabando, es necesario darse baños de pureza y de pueblo, pa´ volver a agarrar vuelo.

Claro, ellos saben que los ciudadanos somos de mente corta, somos muy olvidadizos pues, y por eso cuando llegan a algún lugar, no les reclaman nada. Pero el asunto es que ya se andan cabildeando, “coyoteando” el terreno pa´ saber a que le tiran en las próximas elecciones.

Bueno, pu´s en ese proceso de dejarse ver entre el populacho, por debajo del agua se van cocinando una serie de chingaderas que nos afectan cabrón, una de esas chingaderas a las que me refiero, es el cobro de impuestos, que más que impuestos son maneras de querer aprovechar el momento, pa´ aportar su granito de arena en las campañas que se aproximan.

Y es que resulta que el ayuntamiento de Zitácuaro, nomás anda viendo quien se apendeja, pa´ luego luego, quererle quitar los centavitos de la bolsa. Tal y como sucedió apenas hace unos días, con la Secretaría de Obras Públicas, que le tira a todo lo que se mueve (igual que los de Secretaría… bueno, igual que todas las dependencias del gobierno).

Resulta que un compa proveniente de un ejido, denunció, que el Secretario de Obras Públicas, le mandó un papelito, hasta allá donde vive, y donde está construyendo su casita, el papelito le decía que tenía ponerse a mano con lo de una licencia pa´ construcción y otros detallitos que por supuesto, con dinero se podían arreglar.

Ni tardo ni perezoso, el rancherito se fue a ver al funcionario pa´ ver que pedo con el papelito, una vez ahí, que me lo mandan a lavarse las naylón a otro lado, diciéndole que ¡a guevo! tenía que pagar, ya que, de lo contrario, le iban a clausurar la obra, o en su defecto, hasta se la iban a tirar.

¡hay hijito de mi vida! ¿tas pedo o que? Así como lo leen mis queridos lectores, según el Secre de obras públicas, el rancherito tenía que realizar su pago, ya que de lo contrario no se la iba a acabar, el único pedo, es que al ¡inche funcionario! se le olvidó que los ejidos se manejan diferente a la zona urbana, y estos no se cobijan de los tanates de muchas de las leyes de obras que hay en el municipio.

Así es, los ejidos tienen la protección total de las leyes, que bueno o malo, finalmente es la ley, y esta se tiene que cumplir, le guste, o no le guste a Secre de Obras Pública. ¡no mame! Está bien que quieran juntar dinero pa´ las campañas, pero que no se anden inventando impuestos que no aplican en determinadas cosas… como esta, por ejemplo.

Y es que, entre los robos y los cobros, los ciudadanos quedamos en total indefensión ante la jauría que conforma el gobierno, de nueva cuenta, queda demostrado que no es lo mismo ser un ciudadano VIP; que un ciudadano común, no es lo mismo ser un ciudadano hijo del goberladrón, que un hijo de vecino, ¡obvi!

Pero este no es el único caso que se ha dado en cuanto a cobrar impuestos se habla, ya hasta parecen barril sin fondo estos cabrones; pero como ya lo dije, le tiran a todo lo que se mueve, ¿por qué? Pu´s podría ser porque en un gobierno que todavía no está muerto, pero que está desde hace tiempo en pleno proceso de putrefacción, lo único que puede medio sostenerlos, es el dinero que puedan repartir a la hora de quererse reelegir, y créanme, van a necesitar ¡un chiiingo de lana!

Y es que este escarabajo fecalero llamado gobierno, pretende hacer valer sus chingaderas modificando las leyes, ahora, ya es formal, que los comerciantes paguen por sus anuncios, o que los que hacen perifoneo, paguen por circular en las calles, o que los taxistas paguen un derecho de piso por estar parados en la vía pública.

¡Uta madre! Si tienen sus prioridades me cae ¿Cuándo fue más importante cobrarles a los taxistas que buscar una solución al pinche desmadre que se hace en el centro de la ciudad? Ah pu´s desde que se reeligió Charly Boy Herrera, ¿si se acuerdan de él? El que fue presidente de aquí, que abandonó el cargo y que ahora aparece borroso en las fotos, más cuando se da baños de pueblo. ¡ándele, ese!

Es cierto que de izquierda, ya solo les queda el nombre, porque desde hace tiempo, los que andan en ese partido hicieron un izquierdicidio, y ya solo queda en el izquierdo lo que una ves abanderaron aquellos que pensaban que los partidos de izquierda lograrían un cambio.

¿SERÁN LOS MISMOS?

Y ya que hablamos de huevos fritos y ladrones, en serio que a que niveles hemos llegado, me refiero a que en las últimas fechas los inches ladrones ya no respetan ni los calzones que están colgados en las cercas de las casas, mucho menos los focos que los comerciantes ponen en los negocios.

Así como lo leen mis queridos lectores, resulta que ahora los bandidos caminan por las calles, esperando a ver que se pueden chingar, y de manera muy, pero muy culera, se andan llevando hasta los focos, esos focos que sirven pa´ que la gente que camina por la calle se aluce y no sea asaltada precisamente por estos cabrones.

O sea, ¿Qué pedo? ¿neta? Digo si quieren drogarse que cuando menos compren su foquito y no se la pasen chingando a los comerciantes que dicen, diiiceeen, ya no se dan abasto comprando focos, macetas, cámaras de vigilancia y hasta los calzones de las señoras que se quedan mal puestos, no sean así.

¿Y SI UTILIZARAN LA MATERIA GRIS?

Y ya que hablamos de elotes tiernos… ¡ah jijos! La neta mis queridos lectores, no quería tocar este tema, ¡perooo! Hay algunos aprendices de políticos (tiernos como los elotes) que no sé si hacen las cosas porque los mandan, o en las noches lluviosas se ponen a idear como chingar al prójimo.

Resulta, que uno de los consentidos de Silvanini en este municipio, ha logrado alcanzar puestos (igual que su hermano), que jamás imaginó. Verán ustedes apasionados lectores de esta columneja, ese ser maravilloso al que me refiero, obtuvo sus puestos en el gobierno municipal, gracias al arduo trabajo, inteligencia, labor social y gran conocimiento que tiene sobre los problemas del municipio (ni es cierto), ¡chale! Ora si me vi muy mamón, la neta este cuate se hizo político gracias a la amistad con el gober. ¿Qué a quien me refiero? Pu´s nada más y nada menos que a mi cuate Moisés Salazar, quien es ahora el flamante Secretario del Ayuntamiento, y ex regidor de Obras Públicas.

La neta, ese Moy es un claro ejemplo de lo que alguna vez dijera Stevenson, que la política es la única profesión que no se necesita estudiar, basta con que estés bien relacionado pa´ legar al cargo, el resto, solo se trata de cagarla y sin broncas te la llevas de avioncito.

Según me dijeron mis antenitas de vinil, mi cuate Moy, en las últimas fechas se ha dedicado a buscarle como chingarse al pueblo de una manera legal, (que ni es legal y sí son chingaderas), uno de los principales problemas de mi bello Zitácuaro que tanto amo, es el chingado tráfico que se ocasiona por toooda la ciudad, ocasionado en su mayoría por el transporte público, que les vale madre si los coches avanzan o no.

Es Cocotra, la encargada de vigilar este desmadre, por supuesto, es la mera chida pa´ poder quitar a los que estorban, ¿pero que creen amigos? Resulta que ya los sitios de taxis dicen que no se pueden mover y pu´s los van a tener que disculpar, porque ellos están pagando un derecho de piso al ayuntamiento, con papelito en mano, que me mandan al coordinador de Cocotra a que mejor se fuera a su casa a hacer el quehacer, ya que el Moy, les dio chance de ponerse donde su chingada gana se les diera, porque están pagándole una lanita al ayuntamiento.

El pedo es que dicen, diiiiceeen, es que los regidores y la sindica no sabían nada de este tema, (como siempre), y ahora, Moy va a tener que explicar que pedo con esa lana, la que según sí entra a las arcas municipales, (aja), si, pero de momento tendrá que explicar porque chingados anda haciendo eso, en lugar de apoyar y aportar algo chingón pa´ ayudar al municipio.

Pero la triste historia no acaba ahí, ya que pa´ continuar con el “trabajo” gris del cuate del gober, no se presenta en las reuniones de las comunidades donde hay bronca, ¿la razón? No quisiera decir que es miedo, más bien es desconocimiento de cómo debe hacer su chamba.

Y es precisamente en las comunidades, tenencias y ejidos, donde Moy se anda metiendo en broncas, ya que ahora resulta que les quiere cobrar un respectivo pago a todos aquellos que quieran construir una casita en su terreno, o vender una propiedad. ¡Aguas! Ahí el tema si está cabrón, ya que los ejidos son independientes de lo que es la zona urbana, y ni sus papelitos que anda mandando le van a servir pa´ el desmadre que le armen las comunidades.

Ya la gente de las comunidades se anda encabronando y alborotando por el tema de los pagos que intentan hacerles, lo que si queda claro es la manera en que el gobierno anda queriendo agarrar lana pa´ lo que se viene, sí, esas elecciones intermedias que la neta, cuestan un chingo mantenerlas, ese Mollejas, también es un loquillo.

En fin, ya saben amigos lectores como se las gastan esos seres infrahumanos llamados políticos, que conocen a la perfección aquella frase de mi primo Dáureville, que diche achí. El arte de la política, es engañar a la gente, así que a ponernos chingones y no dejarnos ver la cara de…pu´s de eso, nos leemos la próxima semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *