De la sociedad y la suciedad 19/10/2019

Advertencia, si usted considera que México y Michoacán está pasando por un gran momento y los que denuncian las deficiencias sólo se enfocan en lo negativo, no lea esta colaboración. Si usted cree que las autoridades hacen lo que pueden y sólo cometen errores humanos de vez en cuando, aléjese y evítela; si usted no sabe, o simplemente no quiere reconocer que tenemos gobiernos hipócritas, ineficientes e inequitativos, tampoco la lea. Recuerde que actualmente hay mucha diversidad de lecturas que usted puede escoger.

¿Y AHORA DE QUIEN ES LA CULPA?

Definitivamente, con tanto pedo que tenemos en Michoacán, ya los ciudadanos no sabemos ni que hacer. Cuando hablo de pedos, no me refiero a esos que se juntan un fin de semana para hacer la carnita asada, con su bocina a cantar en el karaoke canciones de José José, Juan Gabriel, Jeny Rivera y Paquita la del Barrio ¡Nooo! Me refiero a tanta pinche bronca, como el desempleo, las manifestaciones, los políticos, la selección mexicana, pero principalmente, a la inseguridad.

De nueva cuenta Michoacán, sí, Michoacán, se colocó en la mira de México y el mundo con la muerte violenta de 14 policías estatales que fueron emboscados al inicio de semana. De muertos, matados y resucitados en el Estado están llenas las planas de los periódicos, no sólo estatales sino nacionales y las plataformas digitales, mientras que las culpas se reparten entre los gobiernos, haciendo como Poncio Pilatos, que “se lavó las manos”.

A los ciudadanos realmente nos vale madre quien tenga la culpa de que la violencia en Michoacán esté en su máxima expresión, lo que queremos ¡Son resultados! La soberanía, leyes e instituciones son fundamentales pa´ el bienestar de su gente, pero desafortunadamente mis queridos lectores, esas tres cosas son las que menos tenemos en Michoacán. Lo preocupante, es que el mismo pueblo es quien defiende a los que están en el poder, en lugar de exigirles que den resultados, sean del partido que sea.

Resulta grotesco ver como se insultan, en cuanto no coinciden en el tema político; los que están a favor de nuestro mesías AMLO, se prenden como cerillitos para lanzar mentadas de madre al que no está de acuerdo con algo. Mientras, las cosas no cambian, siguen igual, aunque digan que va empezando, ya la realidad ha superado la ficción.

Son miles de muertos los que se ven a lo largo y ancho del país y los gobernantes en lugar de ponerse las pilas y actuar, se la llevan de “a muertito”, dando declaraciones medias pendejas del porque están las cosas así en los pueblos.

Verán ustedes mis estimados lectores, los que estuvieron viviendo de cerca la muerte de los policías, se dieron cuenta de la falla tan chingona que tiene esa corporación, llámele descoordinación o simplemente valemadrismo, o porque no decirlo… miedo por parte de los mandos que se sienten la mera papaya con los ciudadanos indefensos, pero a la hora de los chingadazos mandan a los subordinados.

¡Que no me chinguén! ¿Pu´s no que ellos se la rifan donde quiera? Ya vimos que no, lo grave del asunto, reitero, son las declaraciones y la repartición de culpas, en lugar de que se pongan a trabajar para hacer repartición de justicia los cabrones.

Y pa´ no andar con tantos rodeos, vamos a decir las cosas como son: muchos michoacanos coinciden en que el problema de inseguridad en el Estado es por culpa del nada precioso gober Silvanini, que insiste en que todos debemos poner de nuestra parte y adoptar una imagen más atractiva a la que ahora tenemos, por eso debemos de dar…las gracias por el esfuerzo ¡taaan! Grande que está haciendo en materia de seguridad.

¡juat! O sea… haber entendamos algo, como chingados le vamos a hacer los ciudadanos humildes y guapos para protegernos de la inseguridad, si apenas te agarran con una resortera y te ponen una chinga tipo policía ruso que no te la acabas, no, no, no, definitivamente tanto tiempo en el poder enloquece, en serio.

Seamos sinceros, a Silvanini le molesta demasiado que los medios de comunicación le digan las fallas que tiene su gobierno, las encuestas que hay sobre su desempeño lo dejan como el peor de los gobernadores ¿Pero, que dice al respecto nuestro gobernador? Hombre leal, honesto, capaz, inteligente, brillante, franco, alegre, sereno, talentoso, dedicado, lleno de alegría, disciplinado, recto, tolerante, patriota, eficaz, hombre de acción, líder, gran estratega, que tiene capacidad para el diálogo y muy bonita letra (hay, ya parezco Felipe Calderón) ¡Que esas son mamadas! Bueno, no lo dijo así exactamente, pero si dijo que le valían wilson las encuestas patito y le hacían lo que el viento a Juárez, total, ya más adelante veremos dijo un ciego.

Pero ese no es el tema mis queridos lectores, insisto en el de la repartición de culpas; por un lado, Silvano dice que es el gobierno federal es el que le tiene que meter la mano dura… al crimen, por el otro dicen que es el Estado, ya que la estrategia del gobierno federal es hablar con las mamases, los papases y los abuelitos de los encapuchados y los que se portan mal ¡Oooh! ¡Ahora entiendo! La estrategia de seguridad del gobierno federal es la chancla de mamá, ups, sorry, no me había dado cuenta, esa sí no falla.

Pero siguiendo en la repartición de culpas, dice nuestro gober, nada precioso, que son los municipios que no firmaron el convenio de colaboración en la seguridad los culpables de que la matanza de policías y un chingo de personas se de a diario, y que, por una razón extraña, el presidente de Aguililla no ha firmado el convenio.

¿Es neta? ¿O sea que debemos entender que para que se brinde seguridad a la población los presidentes deben de tener un papel firmado, de lo contrario esto va a estar pasando constantemente en esos municipios? No pu´s ya valió, yo tenía entendido que los responsables de la seguridad eran los gobiernos en el poder, sin importar si se firma un papel o no, no pu´s que equivocado estaba.

¿Ya ven mis estimados lectores? Debemos de ponernos de acuerdo, no que eso de que jalamos pa´ acá, otros pa´ allá, por un lado, decimos que sí vengan los polis, por el otro que así no, que nomás la puntita y hasta donde esté permitido ¡Nooo! Debemos de jalar todos juntos pa´ que todos estemos satisfechos, principalmente él.

Aunque pá mí nomás nos quieren dar atole con el dedo, porque si mal no recuerdo, por ahí, cosa de un año, Uruapan formalizó su convenio entre el municipio y el Estado en materia de seguridad, y también si mal no recuerdo, en agosto de este año fueron encontrados 19 personas descuartizadas en ese municipio que -SÍ- firmó, o sea ¿En este caso de quien es la culpa? ¿Qué pasó ahí? ¡Que alguien me explique! Como dice el gober, por alguna extraña razón no han firmado, pu´s por alguna extraña razón tampoco hay avances en otros asuntos.

Una realidad, es que cada vez que los ciudadanos oímos hablar de estrategia de seguridad contra el crimen, lo que realmente sentimos es miedo, un temor que se apodera de ti, que te carcome, porque sabes que nada van a hacer y lo único que te queda es encomendarte a todos los santos conocidos, pero principalmente a San Juan Dieguito, porque ese sí es mexicano y a ver si aplica la del fuchi, guácala.

Como lo decía líneas arriba, los ciudadanos deben dejarse de mamadas, dejar de pelear y exigir a los gobiernos que se pongan a chambear, sean del partido que sean… dónde que en México tenemos políticos de chile, de dulce y de manteca, todos hablan, todos se pronuncian, pero ninguno hace algo… ¡Mamen!

ANDA ALBOROTANDO EL AVISPERO

Decía Trsitan Bernard en alguna de sus frases: “Dios creó al mundo, pero el diablo lo administra”, y la verdad que no me queda duda de que así sea. Es el caso de lo que comentaba al inicio de esta columneja mis queridos lectores; pero los pedos no sólo están en el núcleo familiar del gobierno del Estado ¡Nooo! En donde quiera se cuecen habas.

Para aclararles a que me refiero, déjenme les explico: resulta que el presidente de Ciudad Hidalgo, José Luis Téllez, anda queriendo alborotar el avispero con los comerciantes del tianguis que se coloca por aquellas tierras, así es, ahora Luisillo quiere reubicar a los tianguistas del lugar que por más de 35 años han ocupado, así nomás por sus productos de gallina, o sea, por sus guevos.

Siempre lo he dicho que esa especie rara, que todos los seres humanos normales conocemos como políticos, toman decisiones sin fundamento, caprichosas y absurdas, ven en los puestos públicos que ocupan una tierra de oportunidades donde el único límite es su imaginación.

Verán ustedes amigos lectores, en muchas ocasiones hemos dicho que el comercio informal causa molestia entre los transeúntes, pero también es una realidad que son parte importante de la economía, al menos en este devastado municipio es así. En la hermana República de Ciudad Hidalgo las cosas pueden ser diferentes, ya que allá si hay entraditas de dinero superiores a las de Zitácuaro.

¡Peeerooo! Aguas con las decisiones que se toman. Resulta que Luisillo, quiere reubicar a los comerciantes a un lugar donde no caben todos, ya que son un chingo, según se dice, son como unos 5000 comerciantes y personas que se ganan la vida vendiendo sus mercancías. aAora bien, dice Luisillo, que hizo una encuesta pa´ saber qué opinaba el respetable público. La encuesta arrojó un total de poquito más de 2000 votos, que pa´ la población que tiene Ciudad Hidalgo, es una mamada (pasó como cuando Herrera pidió permiso pa´ abandonar el barco).

De esas 2000, hubo un buen número que dijo que no se fueran de ese lugar, el resto opinó que sí. El pedo (como cuando Herrera pidió permiso pa´ abandonar el barco), es que fue una encuesta a modo, dicen las malas lenguas; porque puros cuates participaron, entonces, como que la cosa no es como la pintan.

Y es que, para tomar una decisión de ese tipo, mi querido Luisillo primero debe pensar bien hasta donde quiere meterse en pedos, ya que no sólo son los comerciantes. Si recordamos lo que pasó en Zitácuaro, la población estuvo en contra de la reubicación del tianguis, lo mismo anda pasando allá en Ciudad Hidalgo, no es sólo decir voy a hacer ¡Nooo! Hay que pensarle tantito (bueno, es mucho pedir, pero puede ocurrir un milagro), antes de hacer una acción como esa.

El problema, es que la gente no está bien informada, ya que los comerciantes dicen que los amos de la rumorología, que tienen periódicos en aquellos lugares, apoyan un chingo a Luisillo; pero no se van a dejar y ya lo advirtieron.

Hay que recordarle al presidente municipal de Ciudad Hidalgo que tener contentos a los que generan dinero, también es patria, y la verdad, aunque ande por la vida diciendo que no quiere comerciantes de fuera, dizque porque el dinero se va del municipio, eso, eso es una reverenda succionada, ¡paaar faaavaaar! Todo ciudadano mexicano puede trabajar en cualquier trabajo licito, la Constitución se lo permite, México es de los mexicanos, ora resulta que Luisillo quiere imponer fronteras, habrase visto.

Pero no es la primera vez que este cuate se mete en broncas con los comerciantes, nomás que se acuerde el pedo que trae con un matrimonio que trabaja en el mencionado tianguis, hasta utilizó la policía pa´ quitarles su puesto, hay una denuncia, pero como siempre pasa, la Fiscalía protege al poderoso y las cosas están como al inicio.

Hay políticos que no tienen patria, andan de aquí para allá buscando quien los cobije, buscan el voto popular y a todos abrazan, llegan al poder y lo aman más que a sus derechos sexuales y reproductivos, pero la verdad es que no se puede mamar y dar de topes, o estás con el pueblo o contra él, y Luisillo la anda cagando muy feo en contra de la gente trabajadora (ha de ser del municipio de Cacastenango).

Por lo pronto ya los comerciantes dicen que hay un amparo, aunque eso le vale madre al presidente, que dicen, diiiiceeen, es ¡biiieeen enojón! y si no hacen lo que él dice les manda a los policías pa´ madrear gente. Ni modo, a ver cómo le responden los comerciantes que van a defender sus trabajos, ese Luisillo es un loquillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *