De la sociedad y la suciedad 21/12/2019

¡hooola amigos! Como siempre sucede, es para mí un verdadero gustazo poder estar de nueva cuenta con ustedes, claro, un poco triste porque es la última columneja del año, pero feliz, porque hemos logrado una meta… exhibir a los corruptos, quiero agradecerles a todos aquellos fieles lectores catolicos, que cada semana esperan esta colaboración, pa´ darse cuenta de lo que acontece con esa especie aberrante que ha proliferado demasiado y que conocemos como políticos.

Así que antes de empezar, quiero advertirles que esta columneja no es apta para todos aquellos que piensan que el gobierno hace lo que puede, ni para aquellos que se imaginan que nomás nos la pasamos chingando, buscando haber en que la cagan pa´ exhibirlos, y tampoco es apta para los que piensan que Michoacán pasa por un gran momento, les recuerdo que hay una extensa variedad de lecturas, vídeos, memes y demás mamadas que le pueden hacer el día, así que sin más preámbulos, pu´s vámonos de lleno a lo importante.

¡DIGANLE QUE NO MAME!

Así le diría doña Lola al wey que le pegó a su perrito, (que por cierto es un hijo de la chingada), y ya que hablamos de canes, verán ustedes amigos lectores, no se si sea solo yo, o estarán de acuerdo conmigo en lo que les voy a contar, pero la neta… hay que estar bien marihuano pa´ hacer lo que se hace, y estar peor, pa´ aceptar lo que les piden.

En esta colaboración, siempre hemos hablado de corrupción, de vatos pasados de verdura, de políticos que se chingan la lana a diestra y siniestra, de servidores públicos que desvían el recurso público, de policías gandallas, pero rara vez, hablamos de maestros, que se las ingenian pa´ chingarse al respetable.

Verán ustedes amigos lectores, según con mis gavilancillos, (por no decir halcones, se vaya a malinterpretar), en la escuela primaria Carmen Serdán, se pintan solos pa´ hacer guacamole con las nailon, y cada que hay un festival, pu´s los papases y mamases, tienen que desembolsar una lanita, pa´ que la bendición salga a participar poniendo cara de changuito y todo descoordinado en el baile.

Pero bueno, el asunto no es ese, al asunto que nos aqueja, es que los padres de familia la hicieron medio de pedo, debido a que en un festival que se hizo apenas el martes de esta semana, la mesa directiva, el director y quien sabe quien chingados más, decidieron que pa´ finalizar el 2019, los chamacos tenían que participar de a guevo en el festival de fin de año, les mandaron hacer su vestuario ¡carísimo de París!, y les cobraron 40 pesillos de un aguinaldo más seco que la vaca del tío Cleto.

Luego, les dijeron que se cayeran con otros 25 del águila, pa´ darles los boletos de entada ¿¡juat?! Así es, los 25 morlacos mis queridos lectores, equivalían a dos boletitos, uno pa´ la mamá y otro pá la bendición, si el papá quería ir a ver a su chilpayate e invitar a un amigo, pu´s tenían que pagar su boleto de entrada, y eran otros 10 pesillos por piocha, ¡o sea! ¿Qué pedo? ¿Ahora resulta que los festivales escolares aparte de ser inútiles, son particulares? ¿o cómo?, que alguien me explique, porque la neta ya no entendí ni madres. 

Así es mis queridos lectores, según las mamases que se acercaron a su servilleta, dijeron que en la Carmen Serdán, cobraron la entrada al festival, según el director, el cobro era pa´ pagar el sonido, ¡che sonido! Pero la cosa no para ahí, ya que dentro de toda la organización, (muy mala por cierto) no había luz, así que el ¡che sonido! Tuvo que tocar a oscuras, y solo con los focos de los salones… bueno, es que aparte de festival navideño, fue velada romántica yo creo, ¡peeero aparte! La mesa directiva vendió comida, y hay de aquel que no comprara algo, aunque fuera un pambazo, ¡no mamen! ¿Qué onda con su vida? ¡ah! Y aparte, los maestros bien chichos, rifaron una canasta navideña, con un chingo de cosas, usted dirá, bueno, de los males el menos, ¡cuaaal! Los productos que llevaba la ¡che canasta! Fueron donados por los mismos padres de familia, o sea, ¡no mamen! Así mejor ni voy y me guardo mi Nesacfe, que necesidad había de ponerlo en la ¡che canasta!

de nueva cuenta me queda claro que todos quieren una rebanada de pastel y en Borreguilandia, todos le aportamos, de alguna manera los padres de familia tienen razón, ya que ¡habrase visto! En que cabeza cabe cobrar la entrada aun festival escolar, ni que fuera a venir el Buky, ya no me sorprende nada, pero no hay que ser cabrones, ahora resulta que pa´ ir a ver a la bendición que con anto amor hicieron los papases, tienen que pagar.

Aunque la neta, habría que ver quien contrató al ¡che sonido! Y si la mayoría estuvo de acuerdo con todo ese desmadre, porque normalmente son solo unos cuantos los que toman la decisión y el resto por no meterse en pedos, se quedan calladitos permitiendo mamaditas como esta.

GRACIAS A TODOS QUERIDOS LECTORES

Con este año que termina, también se termina la paciencia, la tolerancia y un chingo de cosas, pero no se preocupen amigos lectores, tendremos Larry pa´ rato, y aunque a muchos no les haya gustado, Larry marcó la diferencia, aunque digan lo contrario, bueno, hubo quien se sintió ofendido, principalmente los miembros de esas nobles familias que dicen que somos un pasquín infamante, aja, si, como no.

Esa es la parte que más risa me da, porque piensan que nadie nos lee, y como nadie nos lee, quiero decirle que este pasquín cuadrado, infamante y ortodoxo, seguirá dando de que hablar, principalmente cuando habla de políticos corruptos e inútiles que de nada sirven, igualito que los festivales escolares

Por fin termina este año 2019 que fue el más violento del Estado y el País, quedó claro que existe una incapacidad enorme de parte de las autoridades para frenar la delincuencia, la violencia que ha azotado a nuestra entidad de manera nunca antes vista.

Ese discursito inútil, (como los festivales de las escuelas) ya está muy choteado y nadie les cree a los políticos cuando dicen, aseguran, confirman, que no hay violencia, o que ha disminuido, que los robos son espontáneos y las muertes violentas se deben a cuestiones de delincuencia organizada, resulta chistoso ver la manera en que lo dicen mientras lloran y se limpian las lágrimas con billetes de 500 pesos.

Pero más risa dan, cuando aseguran que su partido es la mera paipa pa´ volver a gobernar el Estado ¿¡Juat!? Lo dirán en serio, o solo lo hacen pa´ que la gente no vea que ya están desesperados, lo bueno que ya los ciudadanos no tenemos necesidad de lidiar con las inseguridades y complejos de los políticos que se enriquecieron cabrón en esta administración, lo bueno que ya se va.

Pero bueno, por fin está apunto de terminarse esta administración, que está plagada de corrupción, y como se los dije anteriormente, la corrupción, es un cáncer que invade las instituciones de gobierno de manera muy culera, pero talvez, las más infectadas son las corporaciones que tienen que ver con la “impartición de justicia”, llámele Fiscalía, jueces o policía; estos últimos, son como dice José María Vela, los que más corrupción tienen en el alma, pero lo que no tienen es ¡vergüenza!, y se comportan más como vulgares ladrones, que como representantes de la ley.

Ha sido en esta administración estatal, donde la policía “plaga de Egipto” se empoderó para abusar de la población, andan imparables bajo el amparo del gobierno, son algo así como el cartel con licencia oficial para delinquir y los más afectados son los ciudadanos, chale, ¿y aun así se quieren reelegir? ¡parfavaaarrr!

En fin, pues ya nos leeremos el próximo año amigos lectores, por lo pronto no me queda más que desearles una excelente Feliz Navidad, esperando que este próximo año 2020, sea mejor que el que termina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *