Michoacán: Circo, Maroma y Teatro

Michoacán: Circo, Maroma y Teatro

Por: Esteban Patricio M.

Para hacer referencia a algo superficial y llamar a la conciencia ciudadana, se utiliza la frase “Circo, Maroma y Teatro”, pero entre los hechos recientes en Michoacán esto ha llegado hasta el punto de ser literal.

CIRCO

La Cámara de Diputados parece haberse convertido en una mala representación de un circo, con algunos de sus integrantes.

El pasado 5 de marzo murió Baltazar Gaona Sanchez, quien fue 5 veces presidente municipal de Tarimbaro, jurisdicción adjunta a la capital michoacana. Unos días después, el cabildo de ese municipio nombró como sustituto a Éric Gaona García, hijo de Baltasar.

La síndica Bertina Espinoza se opuso a esa decisión, pues la ley establece que ella debe ocupar el cargo en tanto el Congreso nombre a un presidente municipal, por lo que inició una toma del ayuntamiento de ese municipio.

Ahí es donde intervino el otro hijo del fallecido presidente municipal: Baltazar Gaona García, diputado local michoacano que, unos días antes, había reportado que padecía covid-19.

El 9 de marzo el diputado local por el Partido del Trabajo intentó irrumpir en el palacio municipal de Tarímbaro. Entre frases como, “si me tocan no respondo” y “si me tocan van al bote”, el diputado intentó entrar por la fuerza al lugar y después intercambió jalones con una mujer.

Horas después publicó una imágen en la que aparecía con una bata hospitalaria, recibiendo suero intravenoso y con mascarilla proveedora de oxígeno y aseguró que tuvo que ser trasladado a un hospital para su valoración. Las burlas no se hicieron esperar, entre los habitantes de la región que se percataron del caso.

Otro diputado que también quedó exhibido, dejando mal parado al Poder Legislativo, fue el coordinador parlamentario del PAN, Javier Estrada Cárdenas. El pasado 15 de marzo se difundió un audio de una reunión de la Junta celebrada en noviembre del 2020.

En esa ocasión se hablaba de los resultados que había dado a conocer la Auditoría Superior de Michoacán sobre la fiscalización al Congreso michoacano.

En esos resultados se hicieron observaciones por múltiples irregularidades en el manejo de los recursos, en tiempos en los que Estrada Cárdenas encabezaba la Junta de Coordinación Política del Congreso.

En la grabación se escucha a Estrada Cárdenas refiriéndose al titular de la Auditoría Superior del Estado, Miguel Ángel Aguirre Abellaneda. “No puede tratarnos como a cualquier hijo de vecino, somos sus patrones, le guste o no le guste, y no es una manera de chantaje, nosotros tenemos una ruta para quitarles la autonomía”, se escuchaba decir al legislador en la grabación.

Y añade que: “son mamadas, yo me puedo gastar el dinero con quien yo quiera, hasta con putas y no tiene él porqué estar cuestionando”.

MAROMA

Las maromas se tendrán que dar por los encargados de administrar los recursos federales que llegan a Michoacán.

Pues no solo hay irregularidades en el manejo del dinero asignado al estado por el Gobierno de México en 2019; sino que, además, está entre los estados con más dinero pendiente por aclarar.

El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) procesó reportes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre gasto de recursos federales. El reporte del IMCO, titulado “Hablemos de Auditorías: Gasto Federalizado”, se publicó en este mismo mes de marzo.

En él se hace un análisis a partir del informe sobre la Cuenta Pública Federal 2019, entregado por la ASF al Congreso de la Unión en febrero pasado.

El estudio reveló que a nivel nacional, Michoacán es el cuarto estado que tiene el mayor monto de recursos pendientes de aclarar, con casi 600 millones de pesos que todavía no se tiene bien claro cómo se gastaron.

TEATRO

En el teatro, recientemente en Michoacán se continuó el sentido figurado con el literal de la palabra, pues toda la parafernalia de eventos de apertura para el teatro que, después de 13 años, se terminó… parece ser una puesta en escena que detrás de ella tiene un largo historial de irregularidades.

Lo que fuera el antiguo Cine Colonial, ubicado en el Portal  Matamoros, en el Centro Histórico de Morelia, el Teatro Bicentenario que se anunció en 2008, prometía ser un proyecto que daría una nueva faceta a ese punto del corazón de Morelia.

El Teatro estaba previsto para inaugurarse en septiembre del año 2010, como parte de los eventos conmemorativos por el Bicentenario de la Independencia, más presuntamente la falta de recursos suficientes fueron la causa del retraso en su entrega.

Se dijo que para hacerlo se necesitaban 150 millones de pesos y se creó un fideicomiso para ello.

Al paso del tiempo aumentaron los gastos en la obra,según se dijo por el entonces gobernador, Lázaro Cardenas Batel, se estaban encareciendo los materiales requeridos.Hasta el año 2013, se gastaron 300 millones de pesos, el doble del monto originalmente presupuestado.

En julio del 2019,la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas  indicó que se necesitaban 119 millones de pesos para terminar los trabajos.

El proyecto cambió de nombre a Teatro Matamoros, pues lejos quedó el bicentenario de la Independencia, y finalmente tuvo un costo que rebasa presuntamente los 700 millones de pesos.

En el transcurso de su realización hubo al menos 10 demandas por falta de pagos para titulares del Comité Tecnico que se creó para la obra, una de ellas interpuesta por Cuauhtémoc Cárdenas Batel.

En 2020, la Auditoría Superior de Michoacán emitió varias observaciones sobre irregularidades en la transparencia financiera del proyecto, desde su inicio y hasta el 2019, de acuerdo a la fiscalización de la cuenta pública de ese año.

Hay  irregularidades por falta de estructura orgánica del Fideicomiso; un balance presupuestario fuera de la Ley de Disciplina Fiscal y falta de emisión de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) en cuanto a participaciones, convenios, incentivos derivados de la colaboración fiscal y fondos distintos de aportaciones.

Aun así la obra se inauguró el 16 de marzo pasado, después de 13 años y con un espectáculo de danza folklórica michoacana.

Todo un teatro, no sólo porque se terminó un recinto de este tipo, sino por lo que hay detrás de su apertura final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *