12 años de cuenta regresiva (Despertar de la tierra)

12 años de cuenta regresiva

Las especulaciones sobre el fin del mundo surgen cada día con más fuerza. Los sucesos ambientales recientes dan pie a que las reflexiones tomen la fuerza de una tesis científica. Este mes que pasó vimos dos noticias del clima bastante preocupantes, debido a la magnitud, como a la simultaneidad, mientras en Chicago, Estados Unidos, la ciudad y región circundante se congelaba, en Australia se registraban olas de calor de hasta 50 grados, sumado a los fenómenos reiterados de inundaciones en España y Sudamérica, los sismos y erupciones en Centroamérica y el archipiélago de Filipinas, Indonesia y Papúa, los tornados y trombas en el caribe, el movimiento del norte magnético o las fisuras en los hielos de la Antártida.

Todo ello limpia el camino para que los charlatanes, los especuladores y los científicos empiecen a lanzar las alarmas, y se empiece a revisar la historia con morbo, para identificar si algún pitoniso acierta en sus presagios. Los científicos, tratando de identificar las variables que acontecen en el tiempo, también hacen sus apuestas. En 1973, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) había construido la computadora más grande del mundo en su momento, y la ubicó en Australia, como base del programa World One, programa destinado a revisar los algoritmos que identificarían el fin de nuestra civilización.

Preocupados por los eventos que en ese tiempo se sucedían, la computadora calculó que este fin se produciría en el año 2040, escasos 11 años de nuestra línea de tiempo. El año pasado la organización denominada Australian Broadcasting Corporation, publicó los resultados de aquella lectura de 1973. Señalando que la cuenta regresiva para el fin de nuestra civilización se dará en el año 2020, año en el que se sucederá un cambio importante, que marcará el principio de un inminente desastre mundial. Las predicciones realizadas por la supercomputadora, basó sus algoritmos en factores, como: contaminación, crecimiento de la población, acceso a recursos naturales y calidad de vida.

Con esta información, los científicos del MIT señalan que la civilización no podrá sostenerse por mucho tiempo. La lógica nos indica que si seguimos consumiendo de la manera que lo hacemos, el planeta no soportará por mucho tiempo. Los estragos ya los estamos sintiendo, pues hemos visto cómo se han ido extinguiendo animales y plantas, hemos visto como han proliferado enfermedades propias del llamando “progreso”, como diabetes, alta presión, obesidad mórbida y cáncer.

Por otro lado, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC), señala la fecha del fin de la civilización en el año 2030, pues advierten que el clima ha aumentado en 3 grados el promedio del clima mundial. Cifra mayor a la calculada para estos días hace 20 años, que era de 2 grados. Dato contemplado en los acuerdos de París sobre cambio climático. La tierra se está convirtiendo en un invernadero, y no se observa señal alguna de que esto pueda ser reversible. Parece que los científicos sólo mandan números para que puedan convertirse en estadísticas y engrosar el dossier de predicciones destinadas al polvo y al olvido.

Aunque existan compromisos de mantener el calentamiento por debajo de 2 grados promedio de la media, es complicado, debido a los compromisos comerciales. Si la temperatura sube más de lo señalado, predicen los participantes del panel, que esto terminaría con todos los arrecifes de coral. El cambio que ahora existe ha provocado ya la reducción de la extensión del hielo ártico, y de seguir aumentando la temperatura global, el nivel del mar aumentará unos 10 centímetros, las costas desaparecerán. Greenpeace señala que ya estamos en el límite peligroso para la humanidad, pues ambos polos se están derritiendo a un ritmo acelerado, los árboles antiguos de las zonas polares están muriendo, los veranos están siendo muy calientes y con incendios por todo el mundo.

Este Panel supone que todas las acciones que ayuden a revertir el cambio climático se traducen en dinero y voluntad política, lo que no saben es que el mundo se está moviendo alrededor del dinero, los líderes se mueven por intereses económicos. Si el mantenimiento del planeta dejara dinero, estaríamos a salvo de cualquier evento funesto. Si esa fuera la solución, estaría únicamente en nuestras manos, sin embargo, la historia nos ha enseñado que no hay voluntad política. Al hombre le gusta ponerse límites, le gusta establecer metas como un método para controlar sus actividades, así se rige, encuadrando toda su actividad y herramienta para sentirse seguro. Así, propone como meta no aumentar su actividad destructiva como la emisión de gases de efecto invernadero, y no aumentar la temperatura en más de 1.5 grados.

Evidentemente las normas y reglas son para romperlas y más con la subjetividad de las mediciones que se tienen, los países pueden jugar con los números cuando de negocios se trata; ejemplos, tenemos a los directivos de Volkswagen, que trucaron los datos para vender autos, de esa manera y con la falta de interés de los países poderosos, como China y Estados Unidos, que son lo que más contaminan el panorama se ve difícil. La solución es un cambio en el chip individual y cada uno de nosotros hacer conciencia y dejar de consumir los productos que requieren más energía para producirlo y en su utilización.

Algunos puristas mencionan que individualmente debemos de reducir el consumo de alimentos vacunos, ni carne, ni leche, ni sus derivados. Debemos de desperdiciar menos comida, empezar a migrar ahora sí a vehículos más amigables, eléctricos, bicicletas o usar los pies, usar la tecnología para viajar menos, usar el sol como elemento de energía y reducir el uso de energía para calentar o secar. Lo importante para provocar el cambio en la tierra, es que el hombre, el mayor destructor debe de cambiar de hábitos, y reducir la natalidad hasta una tasa de equilibrio.

FENÓMENOS CLIMÁTICOS EN MÉXICO

En México hemos notado un considerable aumento en los fenómenos meteorológicos, sismos, inundaciones, incendios, huracanes o erupciones, el clima ya no guarda los tiempos considerados normales, las lluvias no solo suceden en verano como comúnmente sucedían, los fríos ya no son solo en invierno, los calores ya no son solamente en verano, estamos viviendo tiempos excepcionales, que nos hacen dudar si efectivamente es solo acción del hombre o de las actividades propias de su progreso. En Colima el día 13 de febrero de 2019 se registraron temperaturas altas, la máxima que habían tenido en Tecomán y Colima era de 38 grados, esta semana, en pleno invierno se registraron 38.5, mientras en Chihuahua cae nieve, que se suman a las lluvias que aparecen en esta semana en la Ciudad de México y California, el norte que sucedió ayer en Veracruz, ya no existe el ciclo “normal” de las estaciones. Los temblores de baja intensidad siguen su ritmo ininterrumpido de15 eventos por día mayores a 4 grados en todo el país, y especialmente en la zona del pacífico, entre los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Colima, en el golfo de California frente a Guaymas existe un área muy movida, la cual presentó más de 4 temblores mayores a cuatro grados el día 14 de Febrero de 2018.

ESPECULACIONES, PROFECÍAS Y TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN

A principios de año, pareciera costumbre, empiezan a aparecer las profecías, muchas que entran en lo lógico de los acontecimientos sociales y naturales que pueden suceder en una lógica lineal, es decir si los acontecimientos actuales siguen incrementándose, podrían suceder, como por ejemplo predecir que este año en México sucederá un terremoto mayor a 7 grados en la zona de Oaxaca o Chiapas y afectará la Ciudad de México entre Septiembre y Octubre, si no le fallas este año, al siguiente le adivinas, porque los eventos así se presentan, o podrías predecir que también en México habrá fuertes huracanes en el golfo y el pacífico y que uno de ellos será muy destructor y sucederá allá por Octubre, eso entre dentro de las estadísticas y podría ser posible y si fallas, podrás aducir que rezaron mucho, pero buscarás coincidencias para señalar que eres un gran adivino, pues así como esos ejemplos podemos señalar los 10 eventos pronosticados para este año en las páginas de los diferentes portales.

  1. Se pronostican inundaciones de gran magnitud en Italia, República Checa, Hungría y gran Bretaña. Algo que ya ha sucedido, y tiene altas probabilidades de suceder.
  2. Países Europeos y Estados Unidos sufrirán con la inmigración y los ataques terroristas. Algo común, no falla, la inmigración no parará y siempre habrá un loco, Europa es muy grande, en algún lado puede haber algún evento funesto que se podrá llamar terrorista.
  3. Cambio Climático. Se recrudecerán los eventos adjudicados a este tema. Algo que tiene más de 30 años sucediendo, nada nuevo.
  4. Desastres naturales. Cambiaran la cara del planeta, especialmente Florida, Texas y Nueva Orleans. Lo comentado, nada nuevo, lugares comunes.
  5. La tercera guerra mundial, iniciará con la muerte del papa por el mes de Julio, el inicio del desastre de la Iglesia Católica que provocará muchos eventos funestos después de la muerte del líder. Esta profecía la tratan de empatar con las de Nostradamus, que señala la muerte del papa negro, así denominado el Papa Francisco, si bien la tercera guerra se está pronosticando desde los 70’s con la guerra fría, la cual se está empezando a enfriar más. Si sucede esto, sí estaremos ante un cataclismo mundial adverso para el hombre.
  6. China descubre una nueva fuente de energía y se convierte en la nueva potencia mundial, después del colapso económico. Esto se ve lejano, Europa no se ve en colapso, China ya es potencia mundial, el 90% del comercio del mundo pasa por sus tierras, las más grandes maquiladoras de tecnología se encuentran en ese país, ejemplo: Aple y Huawey, que mueven millones de dólares y con la incursión como potencia armadora y productora de autos y productos de acero, no tiene competencia.
  7. Se predice un atentado contra el presidente de Rusia Vladimir Putin, uno de los líderes más poderosos y carismáticos de la actualidad, se predice también una enfermedad creada al presidente Donald Trump, que lo mantendrá incapacitado para gobernar.
  8. Grandes Tsunamis arrasarán China, Pakistán, India, Japón e Indonesia, así mismo se prevé la caída de un gran meteorito en Rusia. Lugares comunes, con altas probabilidades de que sucedan estos eventos.
  9. El Big One. Nuevamente se presenta como predicción, algún día llegará y acertarán.
  10. Extremismo religioso. Sigue siendo un riesgo en medio oriente.

Si bien, las especulaciones y profecías abusan de la lógica de la cadena de eventos, no deja de ser relevante que todas tienden a generar morbo con el fin del mundo, lo que sí es cierto, que el mundo está cambiando y la sociedad no se ve que modifique sus patrones de consumo, ni de psicología masiva, la tendencia sigue siendo de caída libre hacia el desastre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *