Ataque de pánico vs ataque de ansiedad

Ataque de pánico vs ataque de ansiedad

-Diferencias.

Por: Marina Vilchis Herrera.

La ansiedad y las fobias afectan a alrededor de una de cada diez personas, en algún momento de sus vidas. La psicoterapeuta Marlen Hernández Gracián nos explica a detalle cada una de ellas.

 La ansiedad es el sentimiento normal de temor que todos experimentamos cuando nos enfrentamos a situaciones amenazantes o difíciles. Nos puede ayudar a evitar situaciones peligrosas, alertándonos y motivándonos para hacer frente a los problemas. Pero si estos sentimientos de ansiedad son demasiado fuertes, nos pueden llegar a impedir hacer las cosas que queremos.

Aunque las causas no están claras, un ataque de ansiedad puede surgir por un factor desencadenante, como las preocupaciones constantes. Sus síntomas son fuertemente conocidos por todos, como es lasudoración, las palpitaciones, la falta de aire, el mareo o sentir que nos morimos durante unos segundos. Normalmente es un trastorno que dura poco, pero que puede repetirse en un corto espacio de tiempo, y entonces necesitar ayuda.

El ataque de pánico sucede normalmente cuando no hay un peligro real y de pronto la persona siente un miedo incomprensible, sin saber por qué. En la ansiedad también puede suceder, pero quizás ya hay una preocupación o un estrés previo que lo desencadena. De igual forma que el de ansiedad, el ataque de pánico también pasa por diversos síntomas, como sudoración, mareo, sentirse que uno puede llegarse a morir o bien perder el control.

Los síntomas de los ataques de pánico suelen durar mucho más y es tal el miedo que algunas personas se van al médico directamente. Hay una sensación de peligro constante, con temblores, sofocos, náuseas y vómitos, dolores en el pecho, hormigueo, sensación de irrealidad…

Muchas personas tienen solo uno o dos ataques de pánico en toda su vida, y el problema quizás desaparece cuando se resuelve una situación estresante. Sin embargo, si tienes ataques de pánico inesperado y recurrente, y pasas mucho tiempo con miedo constante de sufrir otro ataque, es probable que tengas una afección llamada: trastorno de pánico.

La genética puede tener un papel fundamental a la hora de ser diagnosticado con un trastorno de pánico. Si padeces otros trastornos mentales, incluida la depresión, puede que seas más susceptible a padecer ataques de pánico. También se ha demostrado que otros trastornos de ansiedad, como las fobias sociales o el trastorno obsesivo-compulsivo, te pueden hacer más susceptible a sufrir ataques de pánico. Si has crecido con un padre o un familiar con trastorno de pánico, es muy probable que tú también tengas uno. Esto también puede influir en tu temperamento y comportamientos aprendidos básicos.

Diagnóstico y tratamiento

Si esto nos ha pasado una vez y no tenemos más síntomas, quizás lo podemos sobrellevar con ejercicio, buena respiración y rebajando nuestro nivel de estrés. Ahora bien, si hay cambios continuos y el ataque de ansiedad y el ataque de pánico remiten, necesitamos un buen diagnóstico para diferenciar y dar el tratamiento adecuado.

El tratamiento a seguir depende de cada profesional y cada paciente. Lo que debe quedar claro es esta diferencia y pensar en que se trata de un problema desafortunadamente bastante común y que no nos vamos a morir por ello. El problema puede agravarse con el tiempo y conviene ponerle remedio.

Normalmente se combina la terapia psicológica con la farmacológica para poder encauzar mejor el problema.

Marlen Hernández Gracián

Moctezuma Ote. N 29 

Col. Cuauhtémoc C.P. 61506

Zitácuaro Mich.

Previa cita (715)1318737.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *