Castillo, a tragar sus palabras

Un solo documento podría cambiar el rumbo del destino, en el caso de José Manuel Mireles Valverde. Se trata del acuerdo mediante el cual se reconocía la existencia de las autodefensas y su legitimación. El documento data de enero de 2014 y echa abajo la versión de Alfredo Castillo Cervantes, en la que afirmaba que no se tenía ningún acuerdo con los miembros de los grupos de autodefensa,  incluso podría configurársele como responsable del delito de falsedad en declaraciones.

Apenas unos días después de que se cumplieran los tres años del surgimiento del movimiento de autodefensas michoacanos, se dio a conocer el documento, donde consta que en 2014 se establecía que se “reconstruirá el orden público y la tranquilidad, por lo cual los integrantes del movimiento armado serán validados por medio de un expediente controlado por la Secretaría de la Defensa Nacional”.

El 29 de noviembre de 2015, dentro del proceso que se continúa en los juzgados federales en contra del fundador de las autodefensas de Tepalcatepec, se había citado al ex procurador de Justicia, José Martín Godoy Castro; al ex comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, así como al ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa, para que comparecieran ante el juzgado Quinto de Distrito en el estado para dar sus testimonios, pero los tres estuvieron ausentes bajo sus respectivas justificaciones.

Godoy Castro señaló que no eran funciones que le compitieran, Castillo Cervantes argumentó exceso de trabajo y el ex mandatario Fausto Vallejo dijo tener problemas de salud; pero, justo de estos dos últimos personajes se tienen las firmas en el documento, revelado apenas el pasado jueves por la tarde.

Castillo envió uno de fecha 14 de diciembre de 2015, con los sellos oficiales de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE), donde ahora es titular,  para rendir su testimonio. “Que diga el testigo sí estuvo presente en los acuerdos celebrados el día 27 de enero de 2014 y el 14 de abril de 2014 realizados con líderes de autodefensas de Michoacán”, se leía en el documento para citar aquel cuestionario formulado por la defensa de Mireles Valverde y como respuesta se leía: “Aclaro que estuve presente en múltiples reuniones y con diversos grupos de ciudadanos, pero no puedo pronunciarme respecto de la denominación que esos grupos ciudadanos se hubieran dado a sí mismos”.

En las respuestas contenidas en ese mismo documento repitió la expresión: “no hubo ‘acuerdos’” al menos en tres ocasiones y en otras dos se expresa en el mismo sentido, pero con diferentes palabras.

Pero en el documento que ha circulado y que está fechado el 26 de enero de 2014, el mote es claramente señalado en al menos cinco ocasiones, incluso con letras mayúsculas, “autodefensas”. En el primer acuerdo señala que se institucionalizarían estos grupos al incorporarse a los “cuerpos de defensa rurales” y los líderes de los grupos que ya se habían formado enlistarían a sus respectivos integrantes. La posibilidad de integrarse a policías municipales, el registro de armas, auditorias de recursos públicos en los respectivos municipios y la rotación de agentes del ministerio público federal y local, estaban también entre los puntos.

Pero resalta además que en el sexto punto de los acuerdos, señala: “La Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán se compromete a mantener comunicación permanente con los municipios afectados  para ofrecerles apoyo conforme a las facultades que tiene dicha Comisión”. Los municipios cuyos representantes firmaron fueron Tepalcatepec, Nueva Italia, Paracuaro, Tancitaro, Coalcomán, Coahuayana, La Ruana, Churumuco, Buenavista, Villa Victoria y La Huacana.

El documento se firmó en Tepalcatepec, irónicamente el lugar donde nació este movimiento y donde se encabezara el mismo precisamente por Mireles Valverde. Inclusive se tiene la firma en calidad de ciudadana de María Elena Morerá de Galindo, presidenta de la asociación “Causa en Común”, la misma que meses atrás dio a conocer una evaluación de los cuerpos policiacos del país, en el que la policía michoacana se posicionó como una de las peores del país.

Entre los personajes que firmaron ese documento, además de Castillo Cervantes y Vallejo Figueroa, están Hipólito Mora Chávez, Estanislao Beltrán Torres (mejor conocido como “papá pitufo”).

Fue mediante una solicitud de acceso a la Información que medios de comunicación accedieron al documento en mención y se debe destacar que la existencia del mismo probaría que Alfredo Castillo, ex comisionado para la Seguridad en Michoacán, incurrió en falsedad de declaraciones.

Ignacio Mendoza, abogado defensor de Mireles, tras ser exhibido el acuerdo dijo que al ser un documento firmado por una autoridad, automáticamente se convierte en una prueba válida del reconocimiento de las autodefensas. Asimismo, sostiene que es prueba de que hubo un registro de las armas de su cliente, por lo que no hay razón para mantenerlo recluido.

En espera del regreso a Michoacán

La exhibición de este documento se combina con la reciente admisión del traslado de José Manuel Mireles Valverde al Centro de Reinserción Social David Franco Rodríguez, que se admitió el pasado 23 de febrero, cuando el juez quinto de distrito, con sede en Uruapan, admitió el incidente para que el doctor Mireles sea trasladado.

El pasado 2 de marzo el gobierno de Michoacán dio el visto bueno para que el ex líder de grupos de autodefensa sea trasladado al penal conocido como “Mil Cumbres”. “Nosotros hemos respondido que no tenemos inconveniente”, indicó el gobernador Silvano Aureoles Conejo. El abogado de Mireles especificó que “el traslado no sería por el deterioro de la salud del doctor Mireles, sino que es un derecho humano de que las personas procesadas estén lo más cerca del lugar donde residen y se lo llevaron a Hermosillo para tratar de entorpecer a la defensa”.

Pero al menos hasta este pasado viernes por la mañana el tan ansiado traslado de Mireles Valverde no se ha dado y el ex autodefensa ha llegado al año y nueve meses como prisionero.

Nada que celebrar

En el tercer aniversario del movimiento de autodefensas, Mireles Valverde hizo circular un audio a través de redes sociales, en el que señalaba que «no hay nada que celebrar». Además aseguró que el gobierno federal traicionó a quienes hacían una `verdadera lucha social´ y los dejó `peor´, porque los desarmó y dejó en manos del crimen organizado, reprochó.

Destacó que lo que habría que festejar es la dignidad y el valor de la población de Tierra Caliente a encarar con sus escasos recursos al crimen organizado. «Desgraciadamente el despertar fue muy doloroso, pero en el momento en que enfrentamos nuestros temores nos dimos cuenta de nuestra grandeza».

Al hacer apología al valor que tuvieron los autodefensas para luchar contra el crimen organizado,  particularmente contra los Caballeros Templarios, Mireles Valverde citó el refrán que reza: «el cobarde vive hasta que el valiente quiere» y finalmente expresa: «Quedé que este año no iba a pelear ya, pero….no, ya no voy a pelear más, quiero la paz de la nación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *