COLUMNA “BAJO LA LUPA” DEL 11-01-16

LOS 100 DIAS DE SILVANO

Este domingo 10 de enero del 2016, se cumplieron los primeros 100 días en que SILVANO AUREOLES CONEJO, encabeza los esfuerzos de los michoacanos, ejerciendo el poder público como gobernador constitucional del Estado Libre y Soberano de Michoacán de Ocampo. Ha sido tradicional, que gobernantes de todos niveles y colores celebren el arribo al poder público con una estrepitosa glosa de lo hecho por el gobernante en dicho lapso de tiempo, particularmente haciendo relevantes de manera mediática algunos golpes de timón que le generaran el respeto, la estima, pero sobre todo la ratificación de la confianza otorgada en las urnas.

SIN CELEBRACIÓN

Atentos estuvimos este domingo, con el objeto de visualizar alguna acción o evento relativo a la celebración de los emblemáticos primeros 100 días, sin embargo, ninguna de las fuentes gubernamentales dieron señales de que el Gobernador, su gabinete y su partido celebraran de alguna manera tal acontecimiento, empero, no hubo tal, como dicen en mi rancho: “los mariachis callaron”. Llama la atención, que ni siquiera los más estridentes funcionarios del gabinete Silvanista como ANTONIO SOTO, Secretario de Desarrollo Económico y JUAN CARLOS BARRAGÁN, Director General del ICATMI, quienes expertos en demagogia gubernamental, no tuvieron elementos, bueno, ni siquiera inventiva para presumir algún “convenio” más de las decenas que han hecho, o algo parecido que pudiera servir de colofón estridente para cerrar los festejos ya señalados. Ni eso.

¡FELICIDADES SEÑOR GOBERNADOR!

En esta columna, no habíamos expresado alguna felicitación al titular del poder ejecutivo del Estado y aunque usted no lo crea, parece que es el momento justo, pues como no aplaudir la decisión de SILVANO AUREOLES CONEJO, de diseñar y ejecutar un proyecto que lo llevara a ocupar el solio de Ocampo, a pesar de haber sido derrotado casi 4 años antes. Iniciado el proyecto casi ocho años antes, era imposible que AUREOLES CONEJO no supiera y estuviera absolutamente enterado del deterioro en que se encontraba nuestro Estado en las 3 aristas fundamentales, en lo económico, en lo político y en lo social y que llevará a buen puerto la empresa a iniciar el 1º de octubre del 2015, requeriría de esfuerzos inauditamente excepcionales. Es precisamente por eso, por haber tenido el valor de continuar con su proyecto para lograr la gubernatura, a sabiendas de las circunstancias adversas en las que estaba y está el Estado, por las que SILVANO AUREOLES merece una felicitación. Habría que tener valor para hacerlo y SILVANO lo hizo.

PEÑA LE FALLÓ A SILVANO

¿Porqué insistir en gobernar un Estado quebrado y en manos de grupos delincuenciales? La única respuesta que observo, es la fe ciega que SILVANO AUREOLES CONEJO tenía y tiene en la figura del Presidente de la República ENRIQUE PEÑA NIETO. No soy el único escribidor que sabe y se ha dado cuenta que AUREOLES CONEJO, desde sus tiempos como Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, cincel en mano, había esculpido palmo a palmo, sus relaciones con PEÑA NIETO, encaminadas todas a conquistar y asumir el poder público en Michoacán, sin embargo, hoy me atrevo a afirmar que salvo algunos escarceos en materia de seguridad, PEÑA NIETO le ha fallado a SILVANO. Ya desde su discurso de toma de posesión y en el entendido de que AUREOLES contaba con el apoyo presidencial, los michoacanos esperábamos un verdadero golpe de timón en su Toma de Posesión. De igual manera y en presencia de MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG, Jefe de la Política interna de este país, ansiábamos el anuncio en voz alta y enfática, de una ayuda económica extraordinaria por algunos miles de millones de pesos, en apoyo al benjamín gobierno, que ratificara los compromisos contraídos entre el novel gobernante michoacano y el presidente de todos los mexicanos. Una vez más, “los mariachis callaron”.  No hubo golpe de timón ni anuncio espectacular.

EL PEF, FATAL PREMONICIÓN

Terminando el evento donde SILVANO AUREOLES asumió al poder público y pese a la algarabía de sus simpatizantes y su partido, este escribidor no se fue con la finta de la estridencia con la que el nuevo gobernante amenazó a los ediles michoacanos, ni tampoco del excesivo optimismo con el que SILVANO nos pintó un Michoacán color de rosa, al contrario la falta del golpe de timón y del anuncio espectacular creíble, nos hizo vislumbrar que las cosas no eran halagüeñas para los Michoacanos y no tardamos muchos días en confirmar nuestra sospecha, ese día fue cuando conocimos el proyecto de presupuesto de la federación, el famoso PEF, cuyo contenido nos reveló que tampoco en el presupuesto de la federación, se evidenciaba el apoyo de ENRIQUE PEÑA NIETO a nuestro gobernador y en consecuencia a nuestro Estado, pues las gestiones de SILVANO no fructificaron ni la nuestros diputados federales. Michoacán apenas logró revalidar el importe del PEF del 2014, con miserables 47 mil 749 millones de pesos, como presupuesto del Estado para este 2016. No hubo apoyo federal.

GABINETE DE BAJO PERFIL

Si la evidente falta de apoyo de la Federación, nos ha alarmado, debo asentar que la manera como se ha conducido la gran mayoría de los integrantes del gabinete que acompaña a SILVANO AUREOLES CONEJO, en las tareas de la gobernanza, no solo nos causa alarma, sino tristeza, pues es claro que los funcionarios públicos no se conducen y desarrollan en sinergia con el primer mandatario estatal y son desleales con el mandatario. O SILVANO va muy rápido o sus colaboradores son demasiado lentos. El hecho, es que no hay correspondencia en los esfuerzos por sacar adelante al Estado, por brincar los obstáculos que se presentan. Algunos “como chivos en cristalería”, son estridentes pero improductivos, otros, duermen el sueño de los justos, otros, nadan de a muertito en la mediocridad y finalmente otros, enfrascados en un pleito que ya está dañando al Estado, por ganarse los favores del Titular del Ejecutivo, como si fuera éste, una doncella casadera y no un gobernante con responsabilidades históricas. En resumen un gabinete de muy bajo perfil que hace de todo, menos cumplir con su responsabilidad.

SIN DINERO NI OBRAS

A 100 días de asumir el poder público,  SILVANO AUREOLES CONEJO y sus colaboradores, han sido incapaces de resolver el entuerto que significa el laberinto financiero de Michoacán. En consecuencia, el descontento popular se ha ido incrementando de manera exponencial, pues quienes dependen del erario público, en el carácter de empleados o acreedores y sus familias,  no han podido resolver sus diferendos económicos con el Estado, igual pasa con los sectores sociales que demandan la atención gubernamental, para resolver demandas populares, de educación, seguridad e infraestructura. Sin dinero, el perro no baila.

EL REEMPLCAMIENTO

Como sí las cosas no estuvieran color rojo, los funcionarios y asesores de SILVANO, lo empujaron a la aventura de implementar el “reemplacamiento”, cuyo costo político, no estaba en condiciones de pagar AUREOLES y su partido. Como lo anotamos, sus asesores y sus funcionarios, no son capaces de evaluar las consecuencias del actuar gubernamental y mucho menos son capaces de evaluar frutos y daños de ese quehacer gubernamental. El reemplacamiento, ha sido una aventura suicida, con pérdidas irreversibles.

POR LO MENOS LA REFLEXION

Si bien es cierto que los primeros 100 días del gobierno de SILVANO AUREOLES CONEJO, no han sido mínimamente lo que los Michoacanos esperábamos, por lo menos deberían de servir para un alto en el camino, donde la reflexión, el razonamiento y el sentido común, sean la materia prima elemental, que permita reorientar los esfuerzos, para encontrar rutas que lleven al gobierno estatal, a la solución de la vasta y compleja problemática que presenta el Estado de Michoacán. A los huevones y hablantines, una patada en el trasero y a los peleoneros un llamado a la concordia y si ésta no llega en perentorio plazo, la misma fórmula que a los hablantines y huevones. ¡Hoy Michoacán es PRIMERO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *