Constancia que marca historia en Michoacán

La persistencia en diversas causas recientemente se ha visto premiada en Michoacán. Peticiones, incluso con más de un año que no se dejaron en el olvido, han rendido sus resultados. Desde la protección de la vida de las mujeres, hasta la autonomía de pueblos, han estado entre los recientes logros que marcarán un antes y después en Michoacán y que El Despertar había adelantado sobre ellos.

Mujeres bajo protección

Desde diciembre de 2014, la organización civil “Humanas Sin Violencia”, dirigida por Lucero Circe López Riofrío, había iniciado una petición ante el gobierno estatal para que se decretara una alerta de género, debido a la persistencia de actos violentos contra las féminas en la entidad. El principal objetivo de esta acción es coordinar el sistema de impartición de justicia e investigación de los tres niveles gubernamentales en los casos de violencia contra mujeres.

A mediados de 2015, en entrevista para El Despertar, Circe admitía: “No creo que se decrete la alerta de género”, pues no se había profundizado en conclusiones de un grupo de trabajo que se había conformado al iniciar su petición.

Pero durante dos años mantuvieron la insistencia en esta medida; además, lamentablemente, los hechos llevaron a que cada vez más gente hiciera énfasis en la problemática de la violencia contra las mujeres, pues desde que inició el presente año y hasta el pasado 28 de junio, 40 mujeres habían sido asesinadas en Michoacán, lo que posicionó a la entidad como la 14ª con más feminicidios en el país.

Casos como los de las dos jóvenes patzcuarenses encontradas en la presa de Cointzio el 29 de mayo pasado, o el del hallazgo de una mujer con huellas de violencia que fue ubicada sin vida en el Rio Grande de Morelia, levantaron polémica entre los michoacanos.

Pero tras la ola de homicidios de mujeres, además de la insistencia de “Humanas Sin Violencia”, que se ganó el respaldo de otras asociaciones feministas de la entidad, finalmente el pasado 27 de junio, el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, visitó Michoacán para emitir la alerta de género.

Aunque en un principio hubo críticas al hecho de que la medida se implementó solo en 14 de los 113 municipios del estado, Circe López enfatizó que: “La declaración de la Alerta de Violencia de Género (AVG) en Michoacán es un paso fundamental, pues significa que el Estado asume la responsabilidad mayúscula de reconocer que están asesinando a las mujeres y que no hay un sistema de acceso a la justicia”.

Los 14 municipios donde se implementarán estas medidas, son Apatzingán, Hidalgo, La Piedad, Lázaro Cárdenas, Los Reyes, Maravatío, Morelia, Pátzcuaro, Sahuayo, Tacámbaro, Uruapan, Zamora, Zitácuaro y Huetamo.

Con esta declaratoria, que se dio un año y siete meses después de que la organización civil “Humanas Sin Violencia” hiciera la solicitud, “el gobierno le dio la razón a un movimiento feminista”, resaltó Circe.

La emisión de la alerta se trata de casi un trámite, que ahora llevará a responsabilidades para diferentes instancias, las principales de ellas son el sector salud, la Procuraduría General de Justicia, la Secretaría de Seguridad Pública y el área de planeación del gobierno estatal.

Esta medida contempla desde protocolos de investigación sobre feminicidios, hasta programas de prevención y reformas para eliminar la desigualdad en la legislación y políticas públicas que atentan contra los derechos humanos de mujeres y niñas.

Las tres metas fundamentales serán, primeramente un sistema de acceso a la justicia que funcione; en segundo lugar, que existan todas las medidas precautorias y mecanismos para proteger la vida y seguridad de las mujeres y finalmente, que las mujeres puedan ejercer de manera libre, segura y digna sus derechos, es este el tema donde se tiene mayor rezago.

¡Arriba Pichátaro!

Apenas tres meses atrás El Despertar había recapitulado sobre el caso de la comunidad de Pichátaro y sus pretensiones de autogobernarse.

En enero de 2015, sus habitantes  y un grupo de vecinos de Sevina irrumpieron en la carretera libre Patzcuaro- Uruapan para pedir a las autoridades su intervención en el tema de tala clandestina, que ya había llevado a conflictos con otras comunidades. Pero además pidieron la entrega de recursos para diversas obras de infraestructura comunitaria.

Para lograr este fin, iniciaron un juicio para que se les reconocieran los derechos colectivos a la autodeterminación, autonomía y autogobierno, ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en contra del ayuntamiento de Tingambato, que les había negado la administración de los recursos que le corresponden por ser parte de ese municipio.

Finalmente, el pasado 19 de mayo, la Sala Superior del TEPJF ordenó al Instituto Electoral de Michoacán (IEM) para que en colaboración con las autoridades municipales y comunitarias, organice la consulta previa e informada a la comunidad, relacionada con la transferencia de responsabilidades respecto a su derecho a la administración directa de los recursos económicos que le corresponden.

De esta forma reconoció su derecho a administrar directamente la parte proporcional de los recursos públicos que se destinan al municipio,  como parte de su derecho a la libre determinación.

También ordenó al Ayuntamiento de Tingambato para que, en caso de que la consulta resulte “favorable”, se adopten las acciones necesarias para garantizar que la comunidad actora administre directamente los recursos presupuestales que le corresponden, al tomar en cuenta sus prioridades y estrategias definidas por la propia comunidad en el ejercicio pleno de sus derechos al autogobierno y desarrollo social.

Con esto, será este 4 de julio que por primera vez en su historia, los habitantes de Pichátaro decidirán en una consulta como se hará uso de los recursos públicos que llegan a la cabecera municipal. El ejercicio requerirá de un gasto de entre 50 y 100 mil pesos para el IEM.

Los consejeros del órgano electoral indicaron que no hay una base legal para determinar un mínimo de participantes en la asamblea; es decir, que así sean 30 o diez representantes, se debe dar validez a lo que se determine en la misma, tal y como se hizo con las resoluciones de Cherán.

Antecedente nacional pese a oposiciones

El 12 de Marzo de 2014, la juez de la segunda oficialía del registro civil de Morelia, Carolina Orihuela, declaró formalmente en matrimonio a Alejandra Banderas y Claudia López. Esta unión sin precedentes en la entidad fue resultado de la interposición de un Amparo ante la justicia federal, en el que argumentaron que consideraban violatorio a sus derechos el Código Civil del estado al no permitir su unión en matrimonio.

El abogado Michoacano Gumesindo García Morelos, estudio detrás de la interposición de este recurso legal y otros dos similares que se interpusieron después y que tuvieron la misma resolución, que dio como resultado esta decisión, que además inició una discusión en el legislativo michoacano sobre la necesidad de incluir las uniones de personas del mismo sexo en la legislación estatal.

Un año después, la Comisión Estatal de Derechos Humanos recomendó al Congreso del Estado “armonizar la legislación en la materia, con el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y con los estándares internacionales de derechos humanos; reconociendo el derecho de las personas a contraer matrimonio en condiciones de igualdad, libertad y no discriminación”.

La recomendación sería impulsada por diferentes organizaciones en favor de los derechos de personas homosexuales.

A partir de entonces la discusión del tema estuvo presente en los pasillos del legislativo local, y también en las calles de la capital michoacana, donde tanto colectivos en favor de la defensa de derechos de homosexuales, como organizaciones conservadoras que rechazaban este tipo de uniones (integradas por empresas e incluso instituciones educativas), habían salido a las calles para mostrar ya sea su apoyo o su rechazo, respectivamente, a la medida para incluir los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Finalmente, a poco más de dos años de aquel primer Amparo, el Congreso Local aprobó el matrimonio igualitario, que permitirá el matrimonio entre personas del mismo sexo bajo un criterio de igualdad y no discriminación. Con 27 votos a favor y ocho abstenciones de la bancada panista y uno de la diputada priista, Rosalía Miranda.

Tras la reforma y su entrada en vigor, que el 25 de junio pasado se llevó a cabo la primera boda entre personas del mismo sexo, amparada por la renovada legislación.

 

No todas las causas pueden decirse perdidas en Michoacán, pero se requiere de constancia hasta de años para llegar a logros que han marcado la historia de la entidad y de las cuales hemos sido testigos (y en algunos casos El Despertar fue seguidor de su desarrollo). El apoyo en la ley ha sido determinante, sumado a la constancia de la ciudadanía para mostrar que no todo son malas noticias en Michoacán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: