Opinión

Día de la alfabetización: La celebración de contrastes

El 8 de septiembre está marcado como el día internacional de la alfabetización, una conmemoración que sirve para recordar a la alfabetización como forma de empoderamiento de personas, comunidades y sociedades. Pero en Michoacán su “celebración” se da entre contrariedades: primeros lugares en analfabetismo y paros en el sector docente.

ORIGEN

Fue en el año de 1965, cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por su abreviación internacional) proclamó el 8 de septiembre como el Día Internacional de la Alfabetización.

Así, este año se conmemoró por 52ª ocasión esta fecha, que a fin de movilizar a la comunidad internacional y fomentar la alfabetización, como instrumento para empoderar a las personas, las comunidades y las sociedades.

En esta fecha se entregan también los Premios Internacionales de Alfabetización a las personas que han elaborado soluciones extraordinarias para impulsar la alfabetización, con miras a la consecución de la Agenda de Educación 2030.

En la actualidad el Día Internacional de la Alfabetización se celebra en el mundo entero y su conmemoración reúne a gobiernos, organismos bilaterales y multilaterales, ONG, miembros del sector privado, comunidades, docentes, estudiantes y expertos en la materia.

DEL IDEAL A LO REAL

Pero en Michoacán, este planteamiento de la organización internacional parece haber sido echado por la borda, pues contrario a ese planteamiento de unidad, diferentes elementos del sector educativo muestran marcadas diferencias, que justo se han recrudecido en las fechas cercanas al día de la alfabetización.

A esta situación se suma que al hablar de combate al analfabetismo, Michoacán aún está “mal parado”, pues se encuentra entre los diez estados con más población que no sabe siquiera leer y escribir.

SE REAVIVA CONFLICTO MAGISTERIAL

Justo en este jueves 8 de septiembre, en una megamarcha que partió desde las cuatro principales entradas de Morelia, hacia su centro histórico, los integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación evidenciaron las rencillas que prevalecen con el gobierno estatal.

En la movilización, los dirigentes de este gremio señalaron que en la actualidad existen más de 5 mil grupos que no tienen docentes y por otro lado, hay tres generaciones de egresados de normales públicas del estado sin ser contratados.

Situación que señalaron como una inconsistencia grave en el tema educativo, pues si existen necesidad de docentes y hay los egresaros para cubrir tal requerimiento, la renuencia a su contratación es un signo que crea suspicacias.

También resaltaron que persiste la problemática de más de dos mil trabajadores docentes eventuales que han brindado sus servicios por dos años, sin cobrar sueldo alguno hasta la fecha.

Tras la manifestación, que casi paralizó a la capital michoacana, los docentes decidieron una medida que en casi dos años no se había tomado: un plantón permanente a las afueras del Palacio de Gobierno.

No está por demás mencionar que también los egresados de las normales del estado, de las generaciones 2015 y 2016, estuvieron presentes en estas movilizaciones. En ellas hicieron su reaparición en movilizaciones, después del altercado a fines de junio de este año, en el que uno de sus integrantes herido por arma de fuego causó polémica, además de otras manifestaciones en protesta.

En la mega marcha del pasado jueves, estos egresados dejaron aviso: podrían radicalizar nuevamente sus manifestaciones.

UNIVERSITARIOS, TAMBIÉN CON CONFLICTOS

No sólo en el nivel básico se recrudecieron las diferencias de empleados y autoridades, la situación es similar en las entrañas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; pues desde hace al menos dos meses, su sindicato de empleados y sus autoridades se han mantenido en controversia.

El contenido y costo de las despensas que se otorgan a los trabajadores agremiados a este sindicato, han sido el principal motivo de sus diferencias, y el pasado 6 de septiembre, al tocarse de nuevo el tema, se generó tensión en la reunión de integrantes del sindicato y autoridades universitarias encabezadas por el rector Medardo Serna, por lo que terminó por romperé la mesa de diálogo.

Como consecuencia,  los empleados universitarios bloquearon vialidades, como Madero, Ventura Puente, Francisco J. Múgica y Villa Universidad, que fueron obstruidas a lo largo de una hora.

VERGONZOSOS PRIMEROS LUGARES

Las declaraciones y datos encontrados, de autoridades incluso federales, son el primer ingrediente “extraño” al abordar el analfabetismo en la entidad.

Por un lado, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) posicionan al estado como el quinto lugar a nivel nacional con el mayor porcentaje de población analfabeta de 15 años y más. Según esta información 8 de cada 100 personas, de arriba de 15 años, no saben leer ni escribir, en el estado.

Así lo dieron a conocer medios michoacanos, que consignaron que la entidad está empatada con Puebla en este rubro y se encuentra sólo por encima de Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Veracruz, a pesar de los programas que durante el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel se impulsaron y que según se dijo habían logrado abatir este flagelo educativo.

Pero el director general del Instituto Nacional Para la Educación de los Adultos (INEA), Mauricio López Velarde, señaló en marzo pasado, que Michoacán se ubica en séptimo lugar a nivel nacional en analfabetismo.

Explicó que en un año la entidad avanzó dos sitios a nivel nacional, en cuanto a analfabetismo, debido a que los últimos 12 meses se logró que 100 michoacanos salieran del rezago educativo, de alguno de los niveles de educación básica.

“Este año no sólo vamos por adulto mayores, sino por los jóvenes entre 15 y 45 años, los ninis que dejan la secundaria, y los que requieren oportunidades de desarrollo a partir de la educación”, declaró entonces el funcionario federal.

No está por demás mencionar que la región de Apatzingán, que abarca a los municipios de Parácuaro, Aguililla, Buenavista, Tepalcatepec, Tumbiscatío, Arteaga y Apatzingán, son los que tienen mayor índice de analfabetismo.

José juan Díaz, delegado del INEA, detalló también a fines de 2016, que un estimado de 21 mil personas pertenecientes a Morelia y tenencias cercanas, viven en condición de analfabetismo.

En este ámbito también se puede mencionar que el Secretario de Educación del Estado, Alberto Frutis Solís, señaló en agosto pasado que prevalece analfabetismo en 36 municipios de Michoacán, lo que significa que el 31.8 % de los municipios michoacanos aún padecen de esta situación, que perjudica a su población en oportunidades.

 

* Así, entre números contrastantes, pero aún preocupantes, conflictos entre maestros y autoridades, incluso entre los trabajadores universitarios y los dirigentes de la máxima casa de estudios michoacana, el “día de la Alfabetización” se queda sólo como un anecdotario de los acuerdos internacionales, pues en Michoacán hay todavía camino largo por resolver en este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *