Día Internacional de los Pueblos Indígenas, nada que celebrar en Michoacán

Recién se dio la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el 2.6% de la población michoacana aún es hablante de alguna lengua madre y miles más son descendientes de pueblos autóctonos, pero en esta fecha, “no hay nada que celebrar”, señalaron los propios pueblos indígenas.

LA HERENCIA EN MICHOACÁN

En Michoacán se tienen registrados más de 122 mil hablantes de la lengua madre y miles más son descendientes de alguna de las culturas originarias.

Los grupos indígenas que habitan son principalmente Purépechas, Mazahuas y Otomís, además de Matlatzincas, que son descendientes de los Purépechas. Según datos oficiales en Michoacán 117 mil 221 personas hablan lengua Purépecha, nueve mil 170 el Náhuatl y cinco mil 431 el Mazahua.

LA IMPORTANCIA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

La Organización de las Naciones Unidas ha expuesto que los pueblos indígenas han heredado y practican culturas y formas únicas de relacionarse con la gente y el medio ambiente.

Retienen, además, rasgos sociales, culturales, económicos y políticos que son distintos de los predominantes en las sociedades en las que viven.

Pese a sus diferencias culturales, los pueblos indígenas de todo el mundo comparten problemas comunes a la hora de proteger sus derechos como pueblos diferentes.

Las poblaciones autóctonas han buscado durante años el reconocimiento de sus identidades, su forma de vida y el derecho sobre sus territorios tradicionales y recursos naturales. Pese a ello, a lo largo de la historia, sus derechos han sido siempre violados.

HACERLOS VISIBLES

Para dar a conocer las necesidades de estos grupos de población, cada 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, en reconocimiento a la primera reunión de trabajo de las Naciones Unidas sobre la población indígena, que tuvo lugar en Ginebra en 1982.

El 23 de diciembre de 1994, durante el Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo, la Asamblea General decidió, en su resolución A/RES/49/214, que se celebre cada año el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas el 9 de agosto.

Esa fecha conmemora la celebración de la primera reunión, en 1982, del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías.

NADA QUE CELEBRAR EN MICHOACÁN

En la fecha de conmemoración internacional, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), que aglutina autoridades de 60 comunidades originarias, manifestó que “en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, las comunidades p´urhépecha institucionalmente no tienen nada que celebrar, porque el Estado mexicano ha sido incapaz de subsanar la deuda histórica que mantiene con los pueblos indígenas”.

“Los pueblos originarios se encuentran en la pobreza, toda vez que según las propias estadísticas oficiales el 77.6% de la población hablante de la lengua indígena se encuentra en la pobreza y el 34.8% se encuentra en pobreza extrema (CONEVAL 2018). Así mismo, 8 de cada 10 viviendas en las que habita una persona indígena mantienen rezago habitacional, el 19.9% carece de servicios de agua, el 24.6% no tienen drenaje y el 13.9% de las viviendas mantienen pisos de tierra (INEGI 2015)”.

Además, denunciaron que “en el contexto de la pandemia por el Covid-19, el Gobierno Federal ha reducido más del 70% del presupuesto del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y en Michoacán, el presupuesto de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CEDPI) se ha disminuido brutalmente, pasando de 114 millones asignados en el 2014, a 25 millones destinados para este 2020”.

“El Estado mexicano es totalmente incapaz de resarcir la deuda histórica que se tiene con los pueblos y comunidades originarias e impone políticas públicas paternalistas, insuficientes, discriminatorias y violatorias de derechos, en síntesis, nos imponen y no nos consultan de manera previa, libre, informada y vinculatoria sobre medidas administrativas o legislativas que nos afectan”.

En los últimos cinco años, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha recibido 46 quejas por presuntas violaciones a los derechos fundamentales de los pueblos y comunidades indígenas.

Pavel Guzmán, coordinador del CSIM, externó en un mensaje publicado en YouTube, que hay cinco deudas principales, que son la Violencia en contra de autoridades tradicionales; la discriminación presupuestal; la violación de derechos colectivos; pobreza histórica y deforestación vertiginosa de los bosques. 

Destacó que en los ultimos 5 ños se ha asesinado a 15 integrantes de autoridades comunales, “desde aqui exigimos justicia para el asesinato de las autoridades indígenas”.

“El congreso del Estado de Michoacán continúa imponiendo leyes, pero no consultan a las comunidades originarias”, añadió.

“En los últimos 30 años se ha perdido el 67% de los bosques de la meseta purépecha, por cuestión del monocultivo de aguacate, berries, papas, la tala indiscriminada, incendios y cambios de uso de suelo”.

En medio de estas situaciones sentenció que, en las comunidades indígenas, “conmemoramos que mantenemos más de cinco siglos de resistencia y de lucha”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *