Diputados Michoacanos: Aprovechando la desgracia rumbo a 2021

El incremento en casos de Covid-19 en Michoacán, podría hacer suponer que los recursos públicos se deben administrar más efectivamente para mitigar los efectos de la pandemia. Pero para los integrantes del Congreso del Estado, ha sido más loable ver esta enfermedad como una oportunidad de ‘lucirse’.

Hace casi un mes, se había dado cuenta en El Despertar de como una legisladora promovió su imagen con el reparto de ayuda para ciudadanos afectados por las secuelas económicas de la pandemia, además de que ‘cacharon’ a los legisladores presumiendo compras que no se hicieron con sus sueldos.

Podría pensarse que la exposición de ese caso, en este y varios medios más en la entidad, pondría en alerta a los demás integrantes de la LXXIV Legislatura local, para conducirse con prudencia y mesura, en cuanto a la forma de difundir la entrega de apoyos.

Pero pareciera que ninguna advertencia es suficiente, pues los integrantes del poder legislativo repitieron la conducta, de aprovechar la difícil situación de miles de michoacanos para ‘lucirse’.

UN ASCENSO POCO PRESUMIBLE

De ser uno de los últimos tres estados en registrar un caso de coronavirus en México, a finales de marzo de este año, bastaron solo dos meses y algunos días para que Michoacán se colara entre los estados con más contagiados de México.

Hasta el 3 de junio, de 2020, el reporte señalaba que Michoacán acumulaba 2 mil 112 casos de Covid-19, una cifra que le posiciona en el sitio 11 a nivel nacional en número de contagiados.

Sólo le gana Ciudad de México, Estado de México, Baja California, Tabasco, Veracruz, Sinaloa, Puebla, Sonora, Jalisco y Guerrero.

En defunciones a causa de la enfermedad, Michoacán está en el 14 de los 32 estados, con 194 muertes registradas por esta causa.

Los resultados de esos intentos por contener la pandemia en la entidad, distan de ser algo que se pueda presumir, basta con recordar el caso del municipio de Lázaro Cárdenas, en la costa michoacana, que ya fue expuesto en este medio, y que sigue en su tendencia ascendente.

PARARSE EL CUELLO

Ni las dificultades económicas que ha generado el freno en la actividad turística, que da gran parte de sus ingresos a michoacán, ni las penurias que el sector salud ya vive, y ni siquiera la desgracia de la muerte que azota ya a decenas de familias de la entidad. Nada frena las intenciones de hacer de esta enfermedad un botín político por parte de la mayoría de los integrantes del Congreso del Estado.

El caso de Brenda Fraga y su entrega de despensas dentro de bolsas publicitarias con su nombre y eslogan, ya se había mencionado.

Lo mismo la compra de mil despensas con cuatro millones de pesos que el Poder Legislativo había generado en ahorros en los gastos de estos cuatro primeros meses de año.

Pero ahora, las redes sociales han  evidenciado las intenciones de dar tinte político a la pandemia.

De los 40 diputados integrantes de la actual legislatura estatal, son solo 14 los que han incurrido en la contratación de publicidad en redes sociales para dar a conocer sus actos de “generosidad”.

Los diputados generan en sus redes publicaciones para posicionar algún slogan, su nombre o simplemente el partido al que pertenecen.

Al navegar en redes cualquiera puede encontrarse con  publicaciones compartidas en diferentes grupos, incluso que están señaladas como “publicidad”, como claramente se aprecia en facebook.

Los ‘hastags’ creados por los equipos de imagen de los legisladores son un mercado de ofertas políticas, por citar algunos ejemplos: está  #FBBTeam” de Fermín Bernabé; #ServirteConEntusiasmo, de Mayela Salas; o,  #ElPTsiguedetulado, que usa Brenda Fraga.

También se puede mencionar #LaMoreliaQueQueremos de David Cortés Mendoza, para perfilar sus aspiraciones de competencia electoral en la capital michoacana;  “#JuntosCPuede”, de Cristina Portillo; aquel de #TodosSomosUno, de Araceli Saucedo; y el de, #TuSaludEsPrimero, de Hugo Anaya.

Solo 14 legisladores no han tomado las redes como escaparate para presumir la “bondad”, mediante tres técnicas.

La primera y más usada, es a través de publicaciones propias con fotografías, que claramente no toman ellos. La otra, es la producción de videos en los que se les ve realizando sus acciones; y otro método, es mediante notas informativas que destacan su reparto de apoyos.

Al cuestionarse sobre la razón de esto, la respuesta es sencilla: en 2021 buscarán reelegirse, pues termina el periodo de esta legislatura y el mantenerse en el cargo otros tres años, es opción, y se busca a cualquier costo.

PODRÍAN SER SANCIONADOS ALGUNOS

El pasado viernes 29 de mayo, el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, presentó ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), denuncia en contra de los diputados David Cortés Mendoza, Brenda Fabiola Fraga, Teresa Mora Covarrubias y Francisco Cedillo de Jesús, por el uso indebido de recursos públicos y publicidad personalizada en el marco de la crisis sanitaria que azonta la entidad.

De acuerdo con el Consejo de Participación Ciudadana, los cuatro diputados locales señalados habrían violentado el artículo 134 de la Constitución General de la República, así como la Ley General de Comunicación Social, al presuntamente haber incurrido en el uso indebido de recursos públicos y promoción personalizada.

También el Instituto Nacional Electoral (INE), a través de su presidente Lorenzo Córdova, el 24 de mayo, mediante un video, advirtió que en las últimas semanas “se ha detectado un notable activismo de decenas de servidores públicos que, bajo el argumento de auxiliar a la población durante la emergencia sanitaria, han aprovechado para promover su imagen principalmente en redes sociales e internet”.

“Son muchos los casos de alcaldes, diputadas y diputados locales y federales, senadoras y senadores que han recorrido los territorios que gobiernan o representan repartiendo despensas, cubrebocas, caretas de plástico, gel antibacterial e incluso juguetes, dulces y piñatas, en apoyo a los ciudadanos que representan y gobiernan”.

El INE considera que no son pocos casos en los que estos apoyos se distribuyen en cajas o bolsas rotuladas, con el nombre del servidor público que los entrega y los colores y logotipos de sus partidos políticos.

En su mensaje, Lorenzo Córdova remata tajante que aprovechar la pandemia para lucrar políticamente, “es un acto de deslealtad con nuestra democracia y una acción que pone en riesgo nuestro sistema electoral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *