Dos años de pan con lo mismo

Las preparaciones y formas de servir muy diferentes, también los acompañamientos del platillo, temperaturas y porciones. Pero a fin de cuentas el ingrediente ha sido el mismo en los dos años que cumplirá tras las rejas José Manuel Mireles Valverde, “pan con lo mismo”, es la frase que se puede usar para referir a las trabas legales, que han sido la constante en el proceso del fundador de las autodefensas, y que han llegado hasta el grado de que los juzgadores han argumentado “exceso de trabajo”.

                                                              La dosis inicial

En aquel 27 de junio de 2014 se detuvo, por violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, al doctor y a sus escoltas en la tenencia de La Mira, sin que hubiera una orden de aprehensión y detención. «Esto se puede dar cuando hay flagrancia, nada más que aquí no había flagrancia”, señaló en su momento Talía Vázquez, quien inicialmente fungiera como defensora de Míreles.

Como elemento para determinar que no existió esa flagrancia estuvo el mismo parte policiaco de la detención, en el que los elementos que lo firman dicen que sabían que se iba a llevar a cabo una asamblea en La Mira. Además se tuvo una declaración del ‘virrey Castillo’ en la que él explica el operativo que se organizó para ir por Míreles, detalló igualmente la abogada.

Por otro lado, ese parte policiaco de la detención no es signado por los militares que lo habían detenido, sino por policías estatales y ministeriales. No hay concordancia en documentos y hechos.

Tampoco hubo preservación de la escena del delito, se requería de acordonar la zona y hacer llegar peritos para que tomaran muestra; pero eso no se hizo, sino que se manipuló el vehículo en el que viajaba Míreles (lo cual consta en videos). Además de que las armas que supuestamente les aseguraron, no son las mismas que llegaron a Morelia, no coincidieron las matrículas, ni el número de armas.

Otro punto a mencionar, es que el peritaje donde se determinó que eran cocaína y marihuana las sustancias que supuestamente llevaba consigo Mireles Valverde y sus escoltas, se elaboró a las 2:30 de la tarde y las muestras se recibieron hasta las 3:45 de la tarde.

El doctor estuvo sin abogados durante 27 horas tras su detención, durante las cuales se llevaron a cabo todas las supuestas diligencias y peritajes; pero «toda la averiguación previa debe ser invalidada», afirmó en su momento la defensora legal.

Añadido a esto, se debe recalcar que en lugar de que se le recluyera en un espacio cercano a su lugar de residencia, a Mireles  Valverde se le trasladó a una previsión de máxima seguridad en Hermosillo, Sonora, donde se le rapó y afeitó, un acto que también fuera señalado como vejación por su defensa, sin que procediera la queja al respecto.

                                                                       En el camino

Ni su delicado estado de salud, por padecer diabetes, ni la lejanía con respecto al lugar donde se lleva a cabo su proceso o con relación a su lugar de residencia, fueron, ni son motivos suficientes para que se traslade de regreso a Míreles Valverde a Michoacán.

Mientras a otros encarcelados, como Jesús Reyna, ya se les puede ver en los centros de reclusión de la entidad, o en el caso de los estudiantes normalistas que fueran detenidos en diciembre de 2015 y posteriormente retornados a Michoacán, a Míreles Valverde se le ha negado en diversas ocasiones este derecho.

Por otra parte, uno de los recursos usados por la defensa legal de Míreles fue interponer un recurso de Amparo por las irregularidades en el proceso y la protección de la justicia federal le había sido concedida a inicios de abril de 2015, con lo que se esperaba que fuera puesto en libertad, pero la Procuraduría General de la República apeló ese fallo federal, con lo que se frustró la posible liberación.

Tres meses, en julio de 2015, después y tras varias reuniones de la defensa y familiares de Míreles, la dependencia federal desistió de su apelación y se esperaba la liberación de  Míreles, pero las vacaciones en los órganos jurisdiccionales fueron un primer factor para aplazar.

Sin embargo, en la espera de su liberación, se emitió un nuevo auto de formal prisión por portación de armas de uso exclusivo del Ejército mexicano, por lo que tuvo que seguir detenido.

Ni marchas, ni argumentos legales han podido lograr la liberación del líder de las autodefensas.

Las irregularidades en este proceso incluyen las ausencias de Alfredo castillo Cervantes, Fausto Vallejo Figueroa y José Martín Godoy Castro para acudir a dar sus testimonios dentro de este proceso y que optaran por rendir sus declaraciones por escrito, bajo el argumento de sus cargos públicos en el caso de Castillo y Godoy Castro, así como de problemas de salud que refirió Vallejo Figueroa.

                                                                    La más reciente

Otro nuevo episodio fue protagonizado por los juzgadores, pues con el argumento de exceso de trabajo y asuntos pendientes, el Magistrado del Segundo Tribunal Unitario del décimo primer distrito de Morelia, Luis Hernández Aguilar, envió al séptimo Tribunal Unitario de distrito del Centro Auxiliar de la Tercera Región de Guadalajara, Jalisco, el recurso de apelación interpuesto por la defensa de José Manuel Míreles Valverde.

Dicho recurso de apelación es relativo a la resolución en la que el juez quinto de distrito, Jorge Armando Wong Aceituno, resolvió infundado el incidente de sobreseimiento de la causa penal 137/2014-II instruida a José Manuel Míreles Valverde, por medio del cual la defensa buscó que se tomaran en cuenta a favor de Míreles causas excluyentes de delito, como el surgimiento de grupos de civiles armados, ante la falta de seguridad pública brindada por la autoridad.

Después de que se remitiera a Guadalajara la resolución de este recurso, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Víctor Manuel Serrato Lozano, reprobó la determinación, porque retrasa el proceso de resolución y violenta los principios constitucionales de brindar una justicia pronta y expedita.

Después de esta decisión, la hermana de José Manuel Míreles, Virginia, señaló que: “Es más de lo mismo que hemos venido recibiendo durante estos dos años: tiempo, tiempo, tiempo y evitar su traslado o su libertad”.

Igualmente Virginia rememoró que existe una solicitud a la Procuraduría General de la República para el desistimiento de los cargos en contra de Míreles. “Es triste, por las situaciones que se presentan y creemos que ya van a resolver la situación, pero son esperanzas que terminan con mucho dolor, porque no hay respuesta”.

Como respuesta de este nuevo retraso, la dirigencia de Movimiento Ciudadano () que ha sido asesora de la defensa del doctor), anunció que se presentarán denuncias penales en contra del Magistrado del Segundo Tribunal Unitario del Décimo Circuito.

Las denuncias se fundamentarán en el artículo 383 del Código Federal de Procedimientos Penales, que establece: “Declarado visto el asunto, quedará cerrado el debate y el Tribunal de Apelación pronunciará el fallo que corresponda, a más tardar dentro de ocho días, confirmando, revocando o modificando la resolución apelada”.

La llamada “audiencia de vista”, relativa a la apelación que presentó la defensa de Míreles Valverde, se llevó a cabo el pasado 25 de marzo, sin que hasta ahora se tenga la resolución respectiva. De ahí que Movimiento Ciudadano ve necesario recurrir a denunciar esta violación desde la perspectiva penal.

Este nuevo episodio de retrasos e irregularidades se da a escasos días de que Míreles Valverde cumpla dos años en prisión, es reflejo de lo que desde un inicio se ha presentado y que ha sido replicado por numerosos avisos de libertad en “días” o hasta “horas”, que no quedan más que en eso.

El aparato burocrático y legal ha operado para retrasar la libertad del líder de las autodefensas y mientras otros personajes, incluso con videos que muestran su relación con líderes criminales, como Jesús Reyna García, Rodrigo Vallejo y José Trinidad Martínez Pasalagua, han tenido resoluciones o incluso han sido absueltos de sus procesos.

Dos años de “pan con lo mismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: