El poder de poder (Política en lo oscurito)

El poder de poder

Don Cedano esta exhausto, extenuado, debilitado, consumido, desfallecido, casi como San Péjele después de cientos de reuniones, tanto así que ya no sale a dar conferencias, ni comentarios se escuchan, se ven más sus testaferros hablando, tratando de defender sus posibles huesos, sabedores que la historia ya los perdonó, pues los mexicanos somos buenos para eso, para perdonar y olvidar, por eso veremos a personajes de antaño, con pasados oscuros aparecer en la agenda política, limpios, peinaditos, libres de pecado, por eso vemos a Bejarano y Ebrard apareciendo en los reflectores, pronto veremos a Eva Cadena, a Duarte… ¿Qué no invoque a los demonios? ¡Ah, caray!, tienen razón, no debo invocar a los masters, decía pues que los que están haciendo agenda son personajes non gratos para la sociedad antaño y que para San Péjele son finísimas personas, eso sí me deja agotado, de solo pensar que debemos estarle cuidando las manos, si es pesado, pero lo que sí es seguro, es que nuestro Mesías ostentará tanto poder que no va a caber en él, es parte de su personalidad ¿Qué no haga juicios a priori? Tienen razón, el “ya cambió”, es un ser de luz, moderará su lenguaje y todos seremos bendecidos ¡Oh que la chinita!, nada les gusta, será su presidente ecuánime y justo, lo sé, así lo piden, pero eso de querer bajarle el suelo a los burócratas tocados por dios ¡jamás! Y luego pensar en mover a todas las dependencias con todo y tortas de tamal, eso sería impensable, sería una catástrofe económica, San Péjele no piensa en los pobres, esos que viven del Godínez, no ve todo lo que gira alrededor de una dependencia, la de los tamales, la de los sanguiches, la de los chicles, el bolero, el de los lonches, la de las tandas, la que lleva los catálogos, la de las películas, la de los topers, no sabe San Péjele todo ese aparato de subsistencia que hay alrededor de una dependencia, se mudaría media cuidad, la chilanguiza que no se va, sería feliz unos días con menos tráfico, aunque las leyes de la física digan que el gusto les duraría poco, pues donde se genera un vacío, habrá algo que lo llenará. Don Cedano tirado cual largo es, que no es mucho, cavilaba, discurría, especulaba, ¿Existirán las casualidades? La maestra Gordillo, ¿La recuerdan? Ándenle, esa insigne y fina persona es la que causa la casualidad, y consiste en que ganó San Péjele y sale libre, nadie quiere ser sospechisista, ¿Pero? ¿Tardaron cinco años en demostrar que era inocente? ¡Qué justicia tan injusta!, y hay maestros que la quieren nuevamente de líder y hay líderes que dicen no saber nada de lo que se le acusó en su momento, hasta lagrimitas de felicidad me salieron, ya que la maestra es un ser de luz, pura y transparente, desde luego todo el dinero que le encontraron, todas las propiedades y el estilo de vida que se daba estaba acorde a su salario de maestra, como debe ser, debe estar preocupada por no haber pagado su crédito Infonavit estos cinco años y no tenía seguro de desempleo, ¡vaya lio el de la maestra!, Don Cedano pues, se chupará el dedo esta vez, dejará al sacrosanto que resuelva el dilema, los votos trabajaron y trabajaron bien. Mientras las casualidades se dan por el lado de la maestra, por el otro lado también, aparece un apellido que da miedo, bueno daba miedo, ahora no debe dar mucho, hablo de Durazo, ¿Ya vieron? Que apellidazo, que se les encueró el chino, pues Durazo, la coincidencia es que sea propuesto a Secretario de Seguridad con ese apellido y que ya esté curándose en salud al decir que San Péjele recibirá al país en ruinas, hablando de la seguridad desde luego, no en ruinas las cuentas bancarias de los participantes en el año de Hidalgo, eso si no lo podemos permitir, la tradición ante todo, ya ven que somos buenos para admitir los usos y costumbres, así que todo aquel que se jacte de ser buen burócrata debe llevarse hasta los clips.

Don Cedano estaba encolericabronado, después de Maciel han aparecido cientos de casos de curas abusadores y de monjas encubridoras, es el colmo de lo absurdo, abusan de aquellos que se jactan educan en la fe, si profesan una fe, y con la fe abusan de la confianza de quienes creen son depositarios de la idea de dios, ¿Por qué razón hacen tan horrendo acto? Solo ellos y su conciencia, lo que si estoy de acuerdo es que se les juzgue como a cualquier criminal, si en Estados Unidos están investigando a 300 curas por abusos a más de mil niños, en México deberíamos de replicarlo y no solo los ideales retrogradas, Don Cedano va a echarse unos vinos sin consagrar, los vinos que tienen que ser consagrados deben tener más pecados que los vinos no consagrados, aunque sea Théophile Gautier quien haya dicho que “es propio de la naturaleza humana abusar de todos, aun de sus buenas cualidades”, no estoy de acuerdo, pues la naturaleza humana es buena por naturaleza y respetuosa, vaya dilema, suena más bonito hablar de corrupción en la política que del abuso de inocentes por profesores de la fe, mejor Don Cedano se va al Palacio Clavijero en Morelia a ver la exposición de Francisco Toledo, a ver si se le pega algo de lucidez, porque le hace falta, ya ven que los viejos en muchos lados apestan, menos si son autos o joyas, ja, ja, ja, bueno, bueno les decía, Don Cedano prefiere ir a tomar lucidez de los maestros, tanto que tomará algo de Hesse del libro Elogio a la Vejez ““Nosotros, los poetas y los intelectuales, valoramos muchísimo la memoria, es nuestro capital, de él vivimos; pero si a nosotros esa irrupción desde el mundo inferior de lo olvidado y rechazado nos sorprende, siempre supone el descubrimiento, alegre o menos, de una violencia o de un poder, que no es inherente a nuestros recuerdos cuidadosamente cultivados… Todas las personas mayores, aunque no lo sospechen, van a la búsqueda del pasado, de lo aparentemente irrecuperable, pero que no ha pasado de un modo irrecuperable y absoluto, pues en determinadas circunstancias, por ejemplo a través de la poesía, se recupera y se arranca para siempre del olvido.”, con esto conmino a mis siete lectores y con mayor premura a aquellos que ya deben estar leyendo ese libro de Hesse porque están llegando a la edad donde la memoria es la más alta dignidad que les quede, que abusen de la memoria, que la usen en su defensa, pues el hombre de estos días la pierde… Don Cedano se va, tiene que visitar a sus viejos amigos, los buenos libros, los que te alimentan el espiritu y te hacen viajar a universos paralelos y te hacen volver a vivir.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *