El regreso de Plutón y del Paricutín (Despertar de la tierra)

El regreso de Plutón y del Paricutín

A los que fuimos a la escuela en los 70’s, no enseñaron que había 9 planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón; en 2006, de acuerdo a la Sociedad Astronómica Internacional, Plutón dejó de serlo, por ser un planeta enano, junto con Ceres, Haumea, Makemake y Eris; sin embargo, la NASA decide regresarle su lugar como planeta, para seguir la tradición de como la escuela los enseña.

 Quizá no sea solamente una consideración nostálgica, sino porque el espacio ha estado muy activo, se ha estado moviendo mucho, y tengan que reconocer su error, pues los textos antiguos ya hablaban de 12 planetas y puede que vean acercarse a uno hacia el sistema solar y tengan que difundir su llegada y la empiecen a asociar con los conocimientos antiguos que tienen varios pueblos, como los mayas, los egipcios o los dogon.

Comentamos la semana pasada que el cielo de Michoacán fue testigo del desplazamiento de muchas luces y que los suelos del estado tuvieron de la misma manera mucho movimiento, con una cadena de sismos muy intensa, los cuales no fueron apreciados por la población por su baja intensidad, pero si fueron registrados por el Sistema Sismológico Nacional y por los diarios de mayor circulación en el estado. Eso nos señala que no sólo la tierra, sino el cielo también está sufriendo cambios importantes.

 En estos días, entre el 20 de enero y el 20 de febrero de 2020, se alinearán cinco planetas: Mercurio, Venus, Marte, júpiter y Saturno, evento que no había sucedido en 10 años y no es necesario usar aparatos especiales, podrán ser presenciados a simple vista, antes del amanecer. Son las estrellas más brillantes que se observan en el crepúsculo. La alineación planetaria siempre tiene consecuencias, pues las energías que manejan cada uno de ellos afecta al resto, sus orbitas pueden afectar las orbitas de los demás.

 Y si los astrólogos tuvieran razón, las alineaciones producen grandes cambios, desequilibrios en las estructuras y cambios en el comportamiento social. Eso explica el comportamiento del hombre en la actualidad, lleno de odio, lleno de envidia, lleno de ira, lleno de fobias contra sí mismo. Los hace crear escenarios donde todo lo que le rodea es su enemigo. Sabemos que el universo está cambiando constantemente, esa constancia es cíclica, las energías se están moviendo con mucha fuerza, lo cual nos hace decir que este año, va a ser un buen año.

El renacimiento del Paricutín.

La zona volcánica alrededor del Paricutín se está moviendo con mucha intensidad, ya lleva dos semanas teniendo una cadena de sismos continua: el día 21 de enero de 2020 sucedieron más de 120 sismos, todos entre 3 y 3.9 grado, y uno de 4.0 grados, todos en el área de nacimiento del Paricutín.

El volcán Paricutín, llamado Parhikutini, o lugar al otro lado, está situado entre los pueblos de San Juan nuevo Parangaricutiro y Angahuan, considerado el volcán más joven del continente americano, nacido el 20 de febrero de 1943 ¿Será que está cadena inmensa de sismos en sus alrededores signifique su renacimiento? Pues se acerca su aniversario número 77.

El 20 de febrero de 1943, Dionisio Pulido se convirtió en el flamante poseedor de un volcán, pues nació en sus tierras, el único que puede decirse dueño de uno, y lejano se veía Andrés de Pimentel como dueño del Jorullo que hizo explosión en 1759. El Paricutín tuvo actividad durante 9 años, 11 días y 10 horas. Tuvo muchos visitantes famosos, como el Dr. Atl, y sepultó al poblado de San Juan Parangaricutirimícuaro, y al poblado que lleva su nombre: “Paricutín”. Dado que avisó con las primeras fumarolas, la población pudo ser evacuada y no hubo pérdidas humanas.

Los fenómenos empezaron el año desatados, incendios, sismos, erupciones, nevadas, granizo, luces en el cielo y meteoritos, son algunos ejemplos. Es interesante el fenómeno que pasa en Michoacán, después de todo es la tierra bendita de dios, como dice la canción. Somos afortunados de tenerlo todo, en cuanto a geografía y climas. Nos da la oportunidad de vivir los fenómenos más de cerca, los más desesperados, amantes de las supercherías, esperan que sucedan eventos catastróficos al momento, para gritar “se los dije”.

 Los más incrédulos dudan que pueda pasar algo, porque a ellos nada les ha sucedido, nada han visto, nada han razonado. Los más prudentes saben que algo grande nos espera y toman previsiones. La espera será larga para el tiempo humano, para la tierra ya es hora de ir moviéndose hacia otro derrotero, para que la Antártida vuelva a ser un paraíso tropical. Al menos los moscos ya empiezan a poblarla, demostrando que el clima la está calentando. Mientras el clima de tensión propensa a la tercera guerra mundial nos da un pequeño respiro, eso nos da tiempo de buscar opciones para donde correr.

 Estamos seguro de que una guerra se va a suceder, estamos seguros de que la tierra también va a entrar en crisis, una crisis de renovación, con la llegada de planetas y objetos lejanos sabremos que el nuevo ciclo comenzó hace tiempo y que debemos afrontarlo, y los que están en la región de Uruapan y la zona de influencia del Paricutín deben estar atentos, los volcanes no han muerto, sólo esperan el momento en que la tierra se mueva un poco más hacia el noreste para liberar toda la presión acumulada, deben estar pendientes, y lo más importante de todo es informarse, no está de más, la información les puede salvar de sufrir alguna tragedia, y si no, al menos si para afrontarla con mayor entereza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *