El terror sigue y las simulaciones también

Quedó parcialmente atrás la conmoción por la muerte de un Secretario de Seguridad Pública, pero el miedo que se puede generar con amenazas y violencia en el estado no se van… y peor aún, les acompaña y refuerza lo que pinta a ser meras simulaciones.

Con la muerte del Secretario de Seguridad Pública de Michoacán, José Martín Godoy Castro, en un accidente de helicóptero, ya había significado la moneda en el aire en tema de seguridad, pues el futuro en este aspecto para el estado perdía claridad.

Pero los primeros signos de lo que depara para el estado ya se notaron, apenas a unos días del trascendente suceso, y lejos de ver algunas acciones o situaciones que puedan significar un antídoto para esa problemática, la agravan, pues dejan en evidencia los artificios que parece haber detrás.

EL MIEDO QUE PREVALECE

El 19 de julio pasado, durante la noche, la defensora de derechos humanos Zenaida Pulido Lombera fue asesinada en las inmediaciones de la comunidad costera de Pichinlinguillo, municipio de Aquila, al recibir varios impactos de arma de fuego.

De este lamentable suceso se dio cuenta en este mismo espacio, la semana pasada, pero la continuación de la historia genera escalofrío.

La activista formó parte de las coordinadoras de la V Caravana “Buscando Encontraremos”, en la que participó en la búsqueda de uno de sus hermanos que había desaparecido tiempo atrás, lo mismo que su esposo, desde hace 17 años. Hechos que le llevó a tener que mudarse a Huahua, localizado a unos 10 kilómetros de Pichilinguillo.

Su compañera en lucha, Evangelina Contreras Ceja, lleva siete años buscando a su hija Tania, quien tras ser violada por un marino y policías municipales fue víctima de acoso y amenazas, al igual que su familia. Hasta que finalmente la desaparecieron en julio de 2012, junto con su padre Cenobio Barajas Lombera, con quien se encontraba platicando.

“El lunes fuimos a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV), con las compañeras, salimos a las tres y media de ahí y nos despedimos, ellas agarran un rumbo distinto al mío. Yo me voy sola, las otras juntas. Camino cuadra y media cuando alguien me empieza a amenazar, pero no supe de dónde salió esta persona”, narró Evangelina.

“Sé que estoy corriendo mucho riesgo, Zenaida era una persona con la que estábamos trabajando muy de la mano y que ellos ubican; yo fui quien organicé para que se fuera ahí a las fosas de Tizupan a buscar a mi hija, porque mi hija desaparece en Caleta de Campos”.

Las amenazas dan continuación a un miedo y zozobra que lleva años para estas activistas, una amenaza que se dio en plena calle en la capital del estado, sin que haya secuela alguna, un reflejo de lo que sucede en los 113 municipios del estado.

LOS DIENTES DE FUERA

Mientras las mujeres activistas son amenazadas, incluso asesinadas, en el Congreso del Estado surgen a flote la realidad sobre la visión hacia las mujeres por parte del órgano legislativo.

Desde hace varios años, tanto en el Congreso del Estado, como en el Poder Judicial, se impulsan las llamadas políticas de Igualdad de Género, que en teoría buscan establecer condiciones de desarrollo profesional y personal equitativas entre hombres y mujeres.

Entre las principales disposiciones de estas políticas, está que las candidaturas para el Congreso del Estado y las Salas del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Michoacán deben de tener igual número de mujeres que de hombres.

También es común la impartición de cursos en el Congreso del Estado y Poder Judicial, así como las dependencias del gobierno del estado enfocados a los temas de equidad de género y derechos de las mujeres.

Pero en el Congreso del Estado el tema no acaba de verse con real interés, pues en octubre del año pasado el diputado local Antonio Salas Valencia, aseveró que uno de los temas prioritarios para la LXXIV Legislatura (la que está en funciones), sería la procuración de la justicia, en particular en la protección y atención de grupos vulnerables, ya que de manera desafortunada aún sigue existiendo una brecha muy grande para alcanzar una verdadera igualdad de género.

pero a casi un año de actividades legislativas de parte de los actuales diputados, se han presentado 62 asuntos en la materia y de todas esas, sólo se han dictaminado (resuelto) siete, dos de ellas de manera “discreta” para no evidenciarse como improcedentes.

Se trata de 48 propuestas de reforma en la materia a diferentes normas, además de diez posicionamientos, tres puntos de acuerdo y una iniciativa de decreto.

En temas relacionados con la mujer es la legisladora Araceli Saucedo la que más asuntos ha promovido, con un total de seis; le sigue la diputada Zenaida Salvador con cinco; Oscar Escobar y Refugio Cabrera, cuatro cada uno; con tres están Brenda Fraga, Cristina Portillo, Javier Paredes, Lucila Martínez, Miriam Tinoco, Norberto Martínez y Octavio Ocampo.

EL ‘CASTILLISMO’ QUE PREVALECE

La muerte del Secretario de Seguridad Pública, Martín Godoy Castro, exigió un sustituto en la dependencia, un movimiento que hacía suponer que desaparecerían los rastros del paso de Alfredo Castillo por Michoacán, pues precisamente este funcionario fue del grupo de los que llegó a la entidad junto con el Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán.

Sin embargo, el pasado 30 de julio se anunció la designación de Israel Patrón como nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública, este funcionario llegó junto con Martín Godoy Castro y Carlos Hugo Castellanos, ex secretario de Seguridad Pública de Michoacán, a trabajar dentro de la Comisión Especial para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, que encabezó Alfredo Castillo Cervantes.

Patrón dejó la jefatura de fiscalías dentro Fiscalía General del Estado para atender la problemática de seguridad, que se ha registrado con tendencia creciente durante el presente año, incluso al grado de que uno de los fundadores de aquellas autodefensas, que precisamente diluyó Alfredo Castillo, ha retomado las armas.

Desde ahí se pueden dar visos de las dimensiones del encargo que tomó Patrón con su nuevo nombramiento.

Con este movimiento se refrendó la presencia del priismo mexiquense en Michoacán, que ha prevalecido desde aquel 2014 con Alfredo Castillo Cervantes y su equipo de trabajo, que se ha mantenido en la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado y en la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán.

            Los síntomas de que la inseguridad prevalece en el estado se hacen evidentes cada vez en más municipios de la entidad, pero la respuesta recibida en otras áreas depara un panorama complicado para los michoacanos, ante la continuidad de corrientes e ideas que no le han dado resultados a Michoacán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *