Hagamos cultura de paz

P. Agustín García

Nuestra sociedad, vive siempre la necesidad de promover la paz en todos los ciudadanos, ya qué podemos ver tanta injusticia y eso nos puede hacer caer en la desesperanza y enconsentir los deseos de venganza. Sin embargo, cada uno de nosotros hemos recibido una educación ética y moral desde nuestro hogar, que nos invita a vivir en los valores y apromoverlos en la sociedad.

Cuando nos proponemos promover una cultura de paz, debemos iniciar por su definición: es un conjunto de valores y conductas que rechazan la violencia y procuran evitar losconflictos. La propuesta básica se centra en la solución delos problemas mediante el diálogo y el respeto.

Se hace cultura de paz cuando:

1. Debemos aprender a​escuchar a los demás, escuchar​sus opiniones

y respetarlas, aunque no coincidan con las nuestras.

2.​Buscamos solucionar los conflictos a través del diálogo, nunca con la violencia o alzando la voz.

3.​Aprender a cultivar la confianza en los demás mediante la sinceridad.

4.​Pedir las cosas por favor y saber agradecer cada vez que alguien hace algo por nosotros.

5. Evitar las palabras de odio por palabras de​reconocimiento y

valoración.

6.​Establecer acuerdos claros con los familiares, los vecinos, los compañeros de estudio y trabajo y los amigos, con el fin de fortalecer los lazos y evitar conflictos.

7.​Tratar de ponerse en el lugar del otro para comprender sus necesidades, sus sentimientos y sus reacciones.

8.​Respetar a las personas de manera integral

9.​Contribuir a dar respuesta a los problemas de la comunidad.

10.​Participar siempre en las actividades en favor de la sociedad.

Son muchas las acciones q​ue podemos realizar para promover y generar una

cultura de paz.

No podemos dejar de lado una participación democrática, que nos ayude a fortalecer los lazos de amistad, que nos dela oportunidad de respetar a cada persona sin caer en el escándalo por sus defectos y al contrario apoyarnos de todas las virtudes y cualidades de cada ciudadano, para crear normas que nos ayuden en la convivencia y que unidos apoyemos una educación en valores para cada ciudadano.

Es muy necesario que, trabajemos arduamente por la igualdad de oportunidades, en los diferentes ámbitos sociales. Esto es tan necesario para curar las heridas sociales y acabar con los rencores de injusticia y de maldad. Toda esta educación para la paz, inicia desde la familia en el hogar. No pretendamos dejar esa primera fase de educación para las instituciones encargadas de impartir justicia, ésta tarea es y será una de las obligaciones de los padres defamilia y debemos asumirla con gran responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *