La conciencia

Las personas comunes, la muchedumbre cree identificar a la conciencia como inteligencia, pues a las personas inteligentes comúnmente se les dice que son conscientes, o al simple hecho de que tengan algún razonamiento en el que se está de acuerdo con el común de las personas, se le dice que es una persona consciente.

La conciencia evidentemente es real, existe, y es inherente al hombre, es todo aquel conocimiento interior, propio heredado por la propia conciencia de la tierra, y es independiente de toda actividad mental, es la memoria del universo, en ella están todas las leyes de la progresión, todas las leyes anímicas.

La conciencia tiene la facultad de permitirnos conocernos a nosotros mismos, la conciencia es la única que nos permite identificarnos con nosotros mismos, nos permite saber dónde estamos, es la única facultad que nos descubre a nosotros mismos esa verdad, el saber si hoy o ayer teníamos o no conciencia.

Existen dos tipos de hombres, los que tienen la conciencia despierta y los que al tienen dormida, los hombres despiertos se cuentan con los dedos de las manos, los dormidos somos legión, ¿Cuándo hablamos de conciencias despiertas? Hablamos de aquellos que se han superado a sí mismos, que están lejos de los hombres comunes, que han dejado atrás todas las debilidades y han matado sus deseos, ejemplos en la historia son Jesús de Nazaret, Sócrates, Nietzsche, Aristóteles, Zoroastro, Buda y algunos otros de este nivel, los hombres dormidos somos todos aquellos que no vemos más allá de nuestra vista, no vemos más allá de nuestro mundo, que nos ahogamos en teorías, en prácticas lesivas para el espiritu, comemos, vivimos, matamos, consumimos, apenas vivimos, consumidos por nuestras propias necesidades, nos creamos una vida que no nos corresponde, somos manipulados y nos creemos especiales cuando tenemos algo distinto a los demás, y ese algo solo es materia, si alguno del grueso de las personas despertáramos por un momento, y viéramos cómo nos estamos comportando, nos sorprenderíamos de lo mal que estamos, la conciencia es lo que nos puede salvar de nuestra autodestrucción. Los tiempos están cambiando y el hombre necesita despertar decía Heráclito “Los hombres despiertos ni tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo”, revisando esta máxima vemos que la sociedad no ha cambiado mucho, y que los sabios surgen generación tras generación para ayudar al hombre a salir de su sino y volverse superhombre.

 

https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/03/Diapositiva1.jpg?fit=1024%2C515&ssl=1https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/03/Diapositiva1.jpg?resize=150%2C150&ssl=1José Luis Valencia CastañedaOpinión
La conciencia Las personas comunes, la muchedumbre cree identificar a la conciencia como inteligencia, pues a las personas inteligentes comúnmente se les dice que son conscientes, o al simple hecho de que tengan algún razonamiento en el que se está de acuerdo con el común de las personas, se le...