La deuda que se veía venir

Con la recepción de aquella propuesta de paquete fiscal para el 2020, la controversia de un replanteamiento de la deuda michoacana ya generaba discusión. Pero, al terminar el año, finalmente se concretó este acto, aunque con irregularidades señaladas por un destacado nicolaita. Fue a finales del mes de noviembre que el Poder Ejecutivo del Estado presentó al Congreso de Michoacán su propuesta de Leyes de Ingresos y Egresos para el año 2020.

En la última entrega, en este espacio de El Despertar, se detalló lo que significa el paquete presupuestal y también de la mano de nuevos impuestos; sin embargo, había un factor aún más riesgoso latente y que estaba por analizarse. Se trataba de la reestructuración de la deuda que tiene el Estado y la adquisición de más deuda.

La propuesta de nuevo endeudamiento equivale a cuatro mil 90 millones de pesos, mientras que la reestructuración de deuda se aplicó sobre 17 mil 500 millones, que tiene pendiente por pagar el gobierno estatal.

La aprobación de estos montos significaba que crecería la deuda que tiene cada uno de los habitantes de nuestro estado, que hasta antes de la aprobación de nueva deuda ya era de un total de 3 mil 800 pesos.

Cómo marcan los procedimientos legislativos, esta propuesta de deuda primeramente fue analizada por la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, la cual dio visto bueno de la propuesta de nueva deuda el 29 de diciembre pasado, por lo que sólo faltaba que el pleno del Congreso local diera su aprobación.

Cómo era de esperarse, la propuesta de la nueva deuda tuvo rechazo entre legisladores del Partido Acción Nacional y del Movimiento de Regeneración Nacional, el cual tiene mayoría en el congreso local, lo que daba a pensar que podría haber un revés para esa propuesta.

*ALGO QUE ESCONDER*

Pero finalmente llegó el día de la votación de la ley de ingresos y egresos, la cual se daría en una sesión maratónica, que daría inicio a las 9:00 de la noche, del día 30 de diciembre de 2019.

Para presenciar este acto legal, uno de los académicos más activos y críticos de facultad de derecho y ciencias sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el especialista en derecho fiscal, Jorge Álvarez Banderas, quien además tiene activa participación en medios de comunicación, a través de su análisis de situaciones jurídicas, sobretodo relacionadas a impuestos y materia presupuestal, decidió acudir al recinto del Poder Legislativo Michoacano.

Pero el catedrático se topó con la sorpresa de que no le era permitido el acceso al edificio por parte de elementos de seguridad, a pesar de que las sesiones del Congreso del Estado se tratan de actos públicos a los que cualquier ciudadano debería de acceder sin restricción.

En su intento, el catedrático incluso grabó un video, en el cual quedó asentada la negativa de los elementos policiacos. El material se difundió rápidamente en redes, pues quedó grabado en el los empujones propinados por los agentes policiacos.

Finalmente, los diputados Cristina Portillo Ayala y Alfredo Bedolla Ramírez, salieron para permitir el acceso del catedrático a la sesión, casi 40 minutos después de la supuesta hora de su inicio «¿Que temen?», Cuestionó en sus redes el académico una vez que había ingresado al Congreso.

* LAS IRREGULARIDADES

Una vez en el interior del recinto, el catedrático inició un registro de lo que se dió en su interior, haciendo énfasis en que, sin siquiera iniciar la sesión ya había incidencias.

Casi a las 10:00 de la noche destacó que la sesión extraordinaria, convocada para las 9:00 pm había iniciado, “esta irregularidad vicia de fondo lo que en esta sesión se vaya a aprobar”.

Hasta las 10:07 inició la mencionada sesión y por ello advirtió que “¿Los asesores de los diputados no les habrán advertido del vicio que conlleva iniciar la sesión fuera de la hora fijada?”.

Al conteo de los diputados presentes se decidió que no había quórum para iniciar con la sesión, y hasta 9 minutos después se decretó que había suficientes legisladores para realizar la sesión. Pero entre los ausentes estaban 5 legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional.

En el cuarto punto de la sesión se dio la “lectura, discusión y votación del dictamen con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones a la Ley de Coordinación Fiscal del Estado de Michoacán”, que se aprobó con 28 votos a favor, 7 en contra, 0 abstenciones.

Después se aprobó la iniciativa de reforma a la Ley de Hacienda del Estado, y el académico resaltó que en la lectura se hizo mencionando que “se anexa tabla” y se evitó así leer una ’tabla’ que especificaba contenidos sobre impuestos y señaló que eso hizo inconstitucional la reforma “al no precisar un elemento del impuesto, no resistiría un amparo”.

Después, cerca de las 2:00 am del 31 de diciembre, detalló: “se atiende el punto VI de la orden del día, que es la iniciativa de Ley de Ingresos Estatal 2020, la lectura es tediosa y muchos diputados están atendiendo otra cosa, no ponen atención a la lectura que hace uno de ellos”.

Finalmente, cerca de las 3:00 de la mañana, del 31 de diciembre, se empezó a discutir la Ley de Ingresos del estado de Michoacán “y se les empieza a hacer ‘bolas la mezcla’, es muy divertido esto; lamentable la falta de respeto entre los propios diputados, da pena ajena en verdad”.

En el artículo 1 de esta LEy de Ingresos se contenía la adquisición de nueva deuda para el estado, esa de 4 mil 90 millones de pesos, y casi a las 4:15 de la mañana se aprobó con 18 votos a favor, 14 en contra, 0 abstenciones.

Entre esos votos en contra pendientes de la deuda estaban los de los 5 legisladores de Morena que faltaron a la sesión del 30 de diciembre y que ahora están siendo procesados por ese partido para su posible expulsión, debido a sospechas de corrupción por esas faltas, que algunos hasta justificaron con motivos de salud.

Pero, independientemente de eso, el académico denunció que esa votación por la deuda fue ilegal, pues “viola la Constitución Federal y Local al votar endeudamiento público con votación no suficiente: 18 a favor, cuando se requerían 23 votos, veremos muchas acciones legales”.

Además, acusó que la reducción presupuestal que hubo para la Universidad Michoacana también es ilegal, ya que violenta el principio de progresividad, está en riesgo el derecho humano a la educación gratuita pública superior”.

La sola presencia de un catedrático experto dejó en evidencia varias irregularidades en la aprobación de la nueva deuda michoacana, las acciones legales estarán en curso y mientras tanto, el poder legislativo del estado fue exhibido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *