La nube del miedo vuelve a nublar Michoacán

A escasos días de terminar 2019, la dura realidad de Michoacán aturde con hechos: un ex edil asesinado, un delito supuestamente erradicado que vuelve a emerger, un territorio entre los más peligrosos para ser policía y hasta una restricción internacional para que no se visite nuestro estado, establece el panorama real.

El horizonte de delincuencia a todos pega en Michoacán, durante las últimas semanas El Despertar ha dado cuenta del incremento en delitos como el robo en el municipio, pero otros hechos sacan a la luz el complejo panorama para los michoacanos.

LA OSCURA MARCA DE BUENAVISTA TOMATLÁN

En octubre de 2018, este mismo espacio de El Despertar dio cuenta del asesinato de un presidente municipal electo y un secretario del Ayuntamiento de Buenavista Tomatlán, que fueron ultimados en menos de cuatro meses en ese municipio.

A estos homicidios se sumaron como consecuencia las renuncias de dos sustitutos de presidente municipal en esa demarcación, y una de ellas acusó que al municipio lo habían dejado solo.

No está por demás recordar que ese es el sitio donde reside Hipólito Mora, ex líder autodefensa que asentó ahí su principal lucha contra el crimen organizado, pero que actualmente también ha señalado el riesgo alto en esa área.

En este contexto, durante la última semana, esa oscura marca en Buenavista Tomatlán regresó; pues el pasado    13 de diciembre, cerca de las 4 a m, el ex presidente municipal, Lorenzo Barajas Heredia, se retiraba de un baile, en una cancha junto a la jefatura de Tenencia de Felipe Carrillo Puerto, mejor conocida como La Ruana.

Barajas Heredia iba acompañado de su esposa, cuando lo asesinaron frente a todos los asistentes al baile. 

El perredista había denunciado múltiples amenazas del crimen organizado en su contra cuando estuvo al frente de la alcaldía.

NARCO RETOMA CONTROL

También sobre esa zona, en medios nacionales ha trascendido que desde hace tres meses un grupo delictivo cobra cuotas y controla la venta de ciertos productos, imponiendo una especie de impuesto narco, bajo amenaza de quien se queje o denuncie, se atendrá a las consecuencias.

A principios de diciembre, un grupo de criminales que aseguran pertenecer a “la Familia Michoacana”, anunciaron su llegada a las inmediaciones de La Ruana, lo que comerciantes y pobladores notaron durante tres meses ante, pues hubo incrementos considerables en diversos productos, con lo que han llamado un impuesto narco.

MÁS SERVIDORES EN RIESGO

Pero la inseguridad no sólo pegó en exfuncionarios, pues también actuales miembros de la Fiscalía General de la República están siendo víctimas de la inseguridad.

El 13 de diciembre se empezó a difundir un vídeo, en el que María Teresa Fierro Carlón denunció la desaparición, desde el pasado 10 de diciembre, de su hermano Manuel de Jesús, comandante de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República, adscrito a Apatzingán, Michoacán.

Se trató de un mensaje dirigido al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y al titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, la docente jubilada pidió su apoyo para localizar sano y salvo a su familiar.

En ese material, señaló que tanto su familia como ella, estaban enterados que su hermano realizaba una comisión propia de su cargo, cuando se supo por última vez de él. “Sólo sabemos que se encontró la camioneta oficial, asignada a su servicio laboral, el día ya mencionado. 

“Son cuatro días ya sin saber nada de mi hermano Manuel”, expresó la mujer que, en el mismo vídeo, pidió a López Obrador, a los colaboradores a su cargo y al pueblo de México, difundir el mensaje “por caridad, por piedad”.

Sin embargo, no se han dado a conocer noticias del paradero del funcionario federal.

POLICÍAS EN RIESGO

De por si hay dificultades con las fuerzas policiacas de la entidad, debido a la falta de pagos que, incluso, llevó a que se dieran nuevos paros en la Policía Estatal; pero, además, los uniformados del estado están expuestos a un peligro constante.

Esto deriva de que Michoacán es el segundo estado donde más asesinatos de policías se han registrado, sólo le supra el vecino estado de Guanajuato.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Michoacán es el segundo estado del país donde más policías son asesinados, sumando 39 en el año.

El salario promedio de un agente operativo de la Policía es de 10 mil 450 pesos al mes. Esto, es casi 3 mil pesos menos que el promedio nacional de los agentes de la ley, que se sitúa en los 13 mil 187 pesos. Con ello se sitúa en el lugar número 9 de los estados que peor pagan a sus agentes.

En múltiples ocasiones se ha documentado que los policías de Michoacán trabajan sin el equipamiento necesario para el correcto desempeño de sus labores y muchas veces tienen que poner de sus bolsillos para reparar sus patrullas o comprar equipo y a algunos hasta las balas les cobran para sus entrenamientos.

LA OSCURA MARCA INTERNACIONAL

Este pasado martes 17 de diciembre el gobierno de Estados Unidos actualizó sus alertas de viaje para México, agregando a una serie de entidades a su nivel de alerta 2, entre las que se encuentran Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Guanajuato, Hidalgo, Ciudad de México, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

En el nivel 2, el Departamento de Estado señala que los ciudadanos deben aumentar sus precauciones durante sus actividades, esto debido al aumento de los índices de criminalidad.

«Los delitos menores ocurren con frecuencia tanto en áreas turísticas como en áreas no turísticas», señaló.

En el caso de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas, la alerta de viaje se mantiene en el nivel 4, el más alto y en el que pide a los ciudadanos estadounidenses no viajar a esos lugares.

Los crímenes violentos, como el homicidio, el secuestro, el robo de vehículos y el robo, están muy extendidos», puntualizó la dependencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: