La rifa del tigre

Sí hay un problema que aqueja a Michoacán, ese es el de la justicia. La cual próximamente estará a cargo de un Fiscal General, que está en proceso de ser elegido y al parecer será el ganador de la “rifa del tigre” al quedar a cargo de tan complicado tema. Pero además, desde el proceso de elección se está convirtiendo en todo un embrollo.

 

EL RETO

Basta recordar que Índice Global de Impunidad en México 2018, elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, no deja bien parado a Michoacán en tema de justicia.

 

Resulta que del total de averiguaciones previas por homicidios, sólo se encarcela al 4% de ellas.

“Esta cifra es la más baja a nivel nacional, lo que podría sugerir que un porcentaje elevado de los presuntos inculpados permanecen en las calles y que el sistema de justicia carece de capacidades para desarrollar su labor”, dice el documento.

 

Se puede añadir además la creciente ola de abusos policiales que están quedando sin castigo.

 

De este modo se retrata el difícil panorama para el ejercicio de la procuración de justicia que tendrá enfrente el fiscal general.

 

¿DE DÓNDE VIENE?

Las reformas a la Constitución Política del Estado de Michoacán llevaron a que se estableciera que la procuración de justicia y la investigación del delito serán facultad de un órgano autónomo y no de una dependencia estatal (refiriéndose a la Procuraduría General de Justicia del Estado), mientras que la figura de el fiscal podrá llevar a cabo sus tareas de investigación con independencia funcional y presupuestaria.

 

De ahí que se tiene que elegir a una persona para estar al frente de esta nueva modalidad de procuración de justicia.

 

La convocatoria para este cargo se aprobó en octubre de 2018 y desde el 10 de enero de este año comenzó el registro de los aspirantes al cargo.

 

“LOS SOMBRERAZOS

Pero el panorama no ha sido tan sencillo, pues desde la elaboración de la convocatoria hasta la reciente selección de los 10 “finalistas” en el proceso, las discusiones y manifestaciones ha sido constantes.

 

En agosto de 2018 un grupo de abogados de la Asociación Civil “Justicia y Equidad a tu Alcance, A.C.”, se manifestaron en las puertas del Congreso Legislativo de Michoacán, por su inconformidad a la validación, selección y designación del Fiscal General de Estado, por considerarla precipitada, con un proceso poco transparente y no limpio.

 

Y esque se ha dado el temor de que el proceso de selección sea viciado y con tendencia a favorecer a funcionarios que están ya en ejercicio de funciones públicas, lo que al igual que a nivel nacional, dió pie al termino “fiscal carnal”.

 

En la anterior y en la actual legislatura la discusión de los requisitos para ser fiscal dieron pie a largas discusiones entre los legisladores.

 

Pero finalmente, entre los requisitos para ocupar la titularidad de la Fiscalía están: ser ciudadano mexicano, tener al menos 35 años, residir en Michoacán mínimo 3 años, 10 años ejerciendo como abogado, presentar currículum vitae, no estar sujeto a procedimientos de responsabilidad, entre otros requerimientos que no muestran mucha dificultad para la inscripción de perfiles litigantes.

La diputada petista Brenda Fraga apuntó sobre el requisito judicial que menciona que el aspirante no debe encontrarse sujeto a un juicio de responsabilidad, pues considera que es discriminatorio, llegando al punto de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha interpuesto una demanda de acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, exponiendo que el punto anterior es violatorio de preceptos constitucionales sobre la igualdad, no discriminación, derecho a ocupar un cargo público y presunción de inocencia. La diputada sólo dio a conocer su opinión, pero no presentó una propuesta para éste punto.

 

EL REQUISITO DE REMATE

 

Un requisito que se había omitido en la convocatoria original fue expuesto apenas esté pasado jueves y es relacionado a qué quienes no cuenten con certificado y registro vigente en el Sistema Nacional de Seguridad no podrán ejercer por Ley el cargo Fiscal General del Estado.

Por lo que ahora los aspirantes deben registrarse en el Sistema Nacional de Seguridad y ser debidamente certificados.

 

¿QUIENES SON LOS ASPIRANTES?

 

Hasta la última ‘depuración’ de la lista, son diez los que pretenden este cargo, se trata de Adrián López Solís, Eduardo Martínez Altamirano, Ignacio Mendoza Jiménez, Miguel García Hurtado, Juan Antonio Magaña de la Mora, Luis Carlos García Estefan, María Guadalupe Morales Corona, Miguel Ángel Arellano Pulido, Saúl Aguirre Hinojosa y Víctor Manuel Serrato Lozano.

Hay algunos nombres que seguramente le suenan, como Adrián López Solís, quién es diputado local con permiso y había coordinado la campaña del actual gobernador.

 

También está Ignacio Mendoza Jiménez, el ex subprocurador regional de justicia de Morelia y que también defendió a José Manuel Mireles Valverde como abogado.

 

Juan Antonio Magaña de la Mora, quién fue procurador de Justicia en Michoacán, de 2005 a 2008; también estuvo como presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado y actualmente, magistrado de la cuarta sala penal de STJE.

 

Miguel García Hurtado, quién fue procurador de Justicia en Michoacán, actualmente tiene a su cargo la Notaría Pública No. 166 de Lázaro Cárdena.

 

Destaca que solo hay una mujer, se trata de Ma. Guadalupe Morales Corona quien se desempeñó como Directora de Averiguaciones Previas en la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.

 

LOS QUE SE BAJARON Y LOS BAJARON

 

Hay dos nombres que se deben mencionar entre los que quedaron fuera, por orden cronológico, primero se debe señalar a José Martín Godoy Castro, quién actualmente es el Procurador de Justicia del Estado de Michoacán, y quién fue constantemente rechazado por ese mismo motivo, ya que daba pie a que se sospechara de una selección tendenciosa a su favor.

 

Finalmente decidió declinar a la posibilidad de ser fiscal, y dijo que una vez que termine su función como procurador, al iniciar sus funciones la fiscalía, ira a la playa a vacacionar.

 

El otro es Guillermo Valencia Reyes, quien fue diputado local y presidente municipal de Tepalcatepec, actualmente se desempeña como activista social con la organización “Revolución Social”.

 

Pero apenas hace unos días fue señalado por el supuesto montaje de detenciones, y entre los dimes y diretes del problema, él admitió violentar el debido proceso de impartición de justicia.

 

“Memo” fue descartado cuando se dió a conocer la lista de 10 aspirantes que publicó el congreso del estado el pasado jueves.

 

 

 

Así es como diez son los que esperan la selección de una terna que será puesta a consideración del congreso para elegir al fiscal general de Michoacán… al ganador de a “rifa del tigre”, que tendrá que llevar las riendas del organismo encargado de procurar justicia para los michoacanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *