La Secretaría de Salud, entre héroes, carencias y errores

La pandemia de covid-19 ha sometido a la Secretaría de Salud de Michoacán a su más dura prueba, en la que, lo mismo ha mostrado fortalezas que sus debilidades.

Desde historias esperanzadoras que viven cada día los trabajadores de este sector, hasta errores que le han sido objeto de duras críticas, se han agudizado con esta nueva enfermedad que prevalece en la entidad.

EL ASCENSO QUE NO FRENA

Anteriormente, se ha señalado en El Despertar el crecimiento de los contagios en sitios como Lázaro Cárdenas. Pero se debe rememorar que en toda la entidad la propagación, del también llamado coronavirus, ha sido prominente.

Desde mediados de marzo y hasta el corte emitido el 30 de junio, Michoacán acumula 5 mil 908 personas que han sido contagiadas por el nuevo coronavirus, de acuerdo a información oficial proporcionada por la Secretaría de Salud del estado.

Las pruebas de coronavirus han sido practicadas en la entidad a 17 mil 977 personas, en tanto, el índice de recuperación es de 68.3%.

Si se observa la curva de contagios en Michoacán, se puede notar que el 30 de abril había 537 casos confirmados; por lo que, en solo dos meses la cifra se ha disparado a los casi 6 mil ciudadanos con este padecimiento, para el cierre del mes de junio.

LAS SECUELAS

Como consecuencia de la propagación de esta enfermedad y su necesida de atención médica, aproximadamente 600 trabajadores de la salud han sido contagiados y ocho fallecieron de Covid 19, informó la titular de la Secretaría de Salud, Diana Carpio Ríos.

El pasado 20 de junio la funcionaria estatal apuntó que dos de las personas fallecidas padecían de insuficiencia renal y tenían problemas oncológicos. No lo mencionó, pero también han muerto dos doctoras y un enfermero.

Entre el personal contagiado en la Secretaría de Salud de esta entidad hay médicos, enfermeras, camilleros y personal administrativo; “pero todo el personal que está en riesgo de contagio por enfermedad o edad han sido enviado a sus casas”, aseveró la funcionaria estatal.

La secretaria reconoció que la cifra de trabajadores de la SSM contagiados es alta, pero aseguró que hay una revisión constante en todos los espacios de la dependencia estatal y en los nosocomios, con la finalidad de evitar la propagación del virus.

Pero ante ello, el 1 de julio pasado, trabajadores del sector Salud en Michoacán exigieron a la Secretaría de Salud entregue los datos precisos de contagios y muertes del personal médico a consecuencia de Covid-19, ya que las cifras que publican son generales y no coinciden con la realidad que perciben en las áreas de trabajo.

Con una manta que anunció la muerte de médicos por Covi-19, con fotos de sus caras y cintas negras en señal de luto, los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), así como los de Salubridad, crearon el Frente Michoacana en Defensa de la Seguridad Social (FMDSS) para luchar por sus derechos humanos y laborales.

Carlos Guzmán Nava, médico del IMSS, comentó que el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) no ha respondido a las demandas del personal y tampoco fijó postura sobre la ausencia de cifras de muertes y contagiados de Covid-19 en el sector que representa.

TRABAJAN CON LO QUE PUEDEN

También el 1 de julio, médicos, enfermeras y trabajadores de intendencia de varios hospitales públicos marcharon en Morelia, Michoacán, para exigir suficientes insumos para evitar ser contagiados por el coronavirus.

Fueron poco más de 50 manifestantes, iniciaron su marcha en el Jardín Villalongín, a un costado de la emblemática Fuente de las Tarascas.

Al llegar al exterior de Palacio de Gobierno, los médicos exigieron equipo de protección adecuado, con el propósito de salvaguardar su integridad física.

Rechazaron que se les llame héroes y heroínas, pero a cambio pidieron al gobierno que les otorgue bases definitivas y mejores condiciones laborales.

HOSPITALES, CADA VEZ MÁS OCUPADOS

También el pasado 26 de junio, el gobernador Silvano Aureoles manifestó que debido a la pandemia del coronavirus, la entidad registra una ocupación del 20 por ciento de pacientes en estado crítico y 30 por ciento de no críticos.

En ese sentido, sostuvo que en la entidad «se tiene una ocupación hospitalaria que ronda el 50 por ciento, en una etapa crítica de la pandemia mundial. Además, que se cuenta con una disponibilidad de camas de terapia intensiva para atender pacientes Covid del 80%, mientras que la disponibilidad de camas de hospitalización general es del 70%. 

EL COLMO: LA DESINFORMACIÓN

El 22 de junio pasado, la Secretaría de Salud de Michoacán difundió imágenes de lo que supuestamente era la fiesta patronal del municipio de Purépero y se señalaba que ese festejo se había realizado a pesar de las condiciones de riesgo para la salud, por el posible contagio del coronavirus.

Pero, después pobladores de esa demarcación respondieron en redes que las imágenes difundidas por la dependencia Estatal no correspondían a los festejos de este año.

El reclamo creció y finalmente el Secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, admitió que la dependencia cometió un error con dichas imágenes.

Puntualizó que las fotografías difundidas por la Secretaría corresponden a la fiesta patronal del año 2018, sin que se tenga registro de una fiesta similar este año.

Cuando la dependencia publicó las imágenes en sus cuentas oficiales de redes, responsabilizó a este municipio de cualquier incremento de casos de contagio de Covid; sin embargo, no existió un fundamento para acusar a esta localidad, ya que no participaron en la fiesta patronal.

Por ese motivo, Herrera Tello lamentó que la Secretaría de Salud de Michoacán haya difundido información sin verificar, por lo que hizo un llamado a la responsabilidad y a no enrarecer el panorama que de por sí genera confusión entre un sector de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *