La tierra hueca (Despertar de la tierra)

La tierra hueca

El mito de Agharta.

Cuentan las leyendas de la existencia de civilizaciones en el centro de la tierra, con condiciones de vida similares a las de la tierra superficial, una de esas civilizaciones se llama Agharta, que es un país subterráneo, ubicado bajo las arenas del desierto de Gobi, gobernada por el rey del mundo, por no tener un nombre específico, su capital se llama Shambhala, que aparece en los mitos budistas también como una ciudad oculta entre las montañas. A este reino se accede por dos grandes huecos existentes en los casquetes polares, y en cuyo interior hay un sol que ilumina y da calor, muy parecido esto a la película infantil de Atlantis, y muy parecido a la novela viaje al centro de la tierra de Julio Verne.

En épocas recientes, en 1958, se publicó la novela “El mundo más allá de los polos”, del escritor F. A. Giannini, que el aviador Richard E. Byrd, intentando llegar al polo norte se había internado 2,300 millas al interior de la tierra y habría visto un mamut vivo, y había hablado con un ser humano vivo, aunque no se tenga evidencia del hecho, ya antes personas con cierto prestigio científico sostenían la teoría de la tierra hueca; por ejemplo, Edmond Halley, descubridor del cometa que lleva su nombre en 1662, sostenía la teoría de que la tierra estaba formada por varias esferas concéntricas, huecas con un centro de lava que hacía las veces de sol interior.

En 1818, el militar norteamericano John Symmes, proclamaba en su defensa de la tierra la teoría de Halley, no tuvo mucho eco más allá del ámbito local en Ohio. Julio Verne sabedor o futurista, en su libro “Viaje al centro de la tierra” dibujó un paisaje donde encontramos monstruos gigantes y seres de otro planeta en el centro de la tierra, manteniendo comunicación con el exterior a través de cráteres, volcanes y geiseres. Algunos otros autores, igual de geniales que Verne, como Edgar Allan Peo, Edgar Rice Borrougs, H. P. Lovecraft o Robert E. Howard, escribieron relatos fantásticos con ambientes subterráneos, y en la guerra de los mundos, se observa que unos extraterrestres permanecen ocultos en el interior de la tierra, lugar al que llegaron por equivocación.

 

La existencia de mitos y leyendas de seres extraordinarios que habitan dentro de la tierra refuerza las teorías de la existencia de vida bajo la corteza terrestre y de que la tierra esté hueca, científicamente se ha comprobado que la tierra tiene oquedades o cuevas que abarcan cientos de kilómetros, como la cueva Fisher Ridge en Kentucky, con 181 kilómetros de longitud; el agujero del infierno o Hölloch, con 195 kilómetros en Suiza; la cueva Lechuguilla en Nuevo México, con 206 kilómetros, y la más grande conocida hasta hoy, la cueva de Mammoth en Kentucky Estados Unidos, con 628 kilómetros y 128 metros de altura. Las cuevas existentes en el mundo cuentan muchas de ellas con cuerpos de agua y animales que podrían clasificarse como extremófilos, por vivir en ambientes con muy poco oxígeno. Lo que, si estamos seguros, es que hay vida bajo la tierra. Lo que sí es seguro, es que la tierra tiene miles de oquedades que mantienen un equilibrio ambiental en la tierra y que las teorías de vida en el centro de la tierra no son descabelladas y menos ahora que se está descubriendo que la tierra no es un centro de hirviente lava.

 

LAS ALERTAS AMARILLAS CONTINÚAN

Los focos rojos se encienden y se apagan en una intermitencia casi eterna, todos los días están sucediendo eventos que nos pueden señalar situaciones extrañas o fuera de contexto que nos deben hacer pensar en que la confabulación de la tierra con el hombre sigue su curso, pues el hombre sigue luchando contra ella férreamente en un concepto llamado progreso que la está modificando día a día, esta semana los eventos se encadenaron muy rápido, por ejempló, en la zona del volcán Popocatépetl se han desencadenado una serie de tremores de baja intensidad, y se escuchan ruidos extraños, a la vez que hace explosión y aparecen luces extrañas entrando al cráter, mientras en Yellowstone se intensifican los tremores y aumenta la cantidad de expulsiones de vapor, alertando a la comunidad científica, un poco más arriba en Alaska tembló fuerte el 30 de Noviembre, y en las antípodas sucedían temblores arriba de 7 grados, cerca de las islas sándwich, el temblor en Argentina en plena cumbre G-20, la tormenta de polvo en Australia, los incendios en California en plena entrada del invierno, eso nos hace vernos vulnerables y vulnerados.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *