Lago de Camécuaro «Lugar de baño»

Por: Aidé Espinoza

Deslumbrarse ante el verdor de la vegetación y diversos azules, es posible en el Lago de Camécuaro, en Tangancícuaro, uno de los lugares turísticos en Michoacán. Es un parque natural conocido en todo el país, por ser un portal para entrar en contacto directo con la naturaleza.

El Parque Nacional se ubica en la ciudad Tangancícuaro de Arista, en el estado de Michoacán. El parque consta de 965 hectáreas de área protegida, incluyendo el lago, el cual se abastece por una serie de manantiales naturales.

El lago es popular debido a su agua cristalina y la hermosa vegetación que rodea el estero. Aunque es relativamente pequeño, muchos fotógrafos, de todo México, viene a tomar fotografías profesionales, que capturan las vistas pintorescas del parque.

El parque fue declarado nacional por el Presidente Lázaro Cárdenas del Río, el 18 de junio de 1940, en un esfuerzo para conservar la flota y la fauna encontrada allí. El decreto presidencial fue firmado más tarde en ley, el 18 de julio de 1940.

Tiene un clima subtropical húmedo (cwa), con una temperatura anual media de 18.5 grados. El mes más caluroso es mayo, con una temperatura media de 23.3 grados, y el mes más fresco es diciembre, con una temperatura de 14,7 grados. El parque tiene una precipitación anual de unos 900,6 mm que en su mayoría cae durante el verano.

El parque Nacional Lago de Camécuaro está situado al norte de la ciudad de Tangancícuaro de Arista, en las afueras de la ciudad. El vergel se encuentra a 14 kilómetros de la ciudad de Zamora de Hidalgo, a 186 kilómetros de Guadalajara y a 136 de Morelia, la capital del estado. El lago en sí tiene un área superficial de aproximadamente 1,6 hectáreas y una profundidad máxima de 6 metros.

El parque forma parte de una gran llanura pluvial, rodeada por montañas con una orientación noroeste – sudeste, la topografía del lugar es plana, con pendientes no superiores al 5%, se encuentra a 1.700 metros sobre el nivel del mar.

Durante el cenozoico el área era un terreno inundable del río Duero, el cual depositaba grandes cantidades de basalto, brecha, toba, calcárea y andesita.

La roca basáltica dominante encontrada en el área da al suelo una rica fuente de: calcio, magnesio, hierro, potasio y sodio. Los suelos en el parque y las áreas circundantes son ricos y fértiles, haciendo la región perfecta para la agricultura. El suelo en el área está clasificado como vertisol pélico con significativas cantidades de decromato. El suelo es de textura fina, con una capa rocosa que contiene rocas más pequeñas de 7,5 centímetros cúbicos.

Si eres amante de los deportes, entonces te encantará practicar natación en sus albercas de aguas termales, acampar o dar un paseo en lancha. Este precioso lugar es el adecuado para realizar todas estas actividades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *