Lo incomprensible de la vida

P. Agustín Celis

El ser humano, enfrenta diferentes cambios a lo largo de la vida, etapas que van marcando su historia y que dejan un pasado lleno de acontecimientos, momentos agradables y momentos desafiantes. Sin embargo, cada día es para nosotros una oportunidad en la que tú eres el actor principal, y no hay manera de escapar a la vida, o de esconderte en el miedo a los nuevos desafíos.

Hay varias situaciones que escapan a lo comprensible de la vida, se esconden en la realidad de lo incomprensible y se van quedando en el pasado. Pero, aunque tratemos de borrar el pasado, siempre salen al presente, porque son parte de la historia del ser humano. Un ejemplo muy claro es la genética del hombre. O como se dice de otra manera, nadie puede negar la cruz de su parroquia.

En lo incomprensible de la vida encontramos los valores morales, que va adquiriendo una persona sobre la base de su experiencia. Las normas o modos de comportamiento que se van adquiriendo como herencia de una sociedad, pero pasan a lo incomprensible de la vida, porque suponemos que siempre deben estar encaminados para el bien, para darle estabilidad a la humanidad, pero en muchas situaciones los valores son violentados al grado de modificarlos y aplicarlos de manera imparcial en las personas.

La vida es un valor fundamental, pero ahora ha pasado a ser violentado y aplicado de acuerdo a la sociedad, de acuerdo a la interpretación de la persona. Estos juicios de valor son aplicados en la medicina, en los adelantos tecnológicos, en las políticas de un Estado, en las leyes e instituciones encargadas de impartir justicia, en los medios de comunicación y en los experimentos científicos y otros más. La vida es un valor, pero para algunos es una desgracia y eso les capacita para decir: o la vida o la muerte.

El respeto que debe haber en una familia, es un valor muy importante. Pero actualmente también lo expresan las mentes modernas, “el respeto se gana”. Ya no depende del rol que desempeñas en la familia, ahora los hijos se atreven a poner en juicio el respeto a los padres, y la autoridad que de ellos brota hacia los hijos. Cuantos en una familia dejan en el abandono a sus progenitores y esperaríamos lo contrario, gratitud y amor hacia ellos.

La paz que debe brotar del corazón de quien representa una autoridad en la sociedad. Sin embargo, ahora pareciera que son los creadores de las guerrillas civiles, de sembrar la violencia entre los grupos humanos e incluso sembrar odio de unos para otros.

Hay tantas situaciones que se quedan en lo incomprensible de la vida, ya que la vida misma del ser humano es tan compleja, y en ocasiones ni el hombre se comprende a sí mismo. Con esta premisa afirmamos que muchos nos encontramos perdidos en el trayecto de la vida.

P. Agustín Celis

El ser humano, enfrenta diferentes cambios a lo largo de la vida, etapas que van marcando su historia y que dejan un pasado lleno de acontecimientos, momentos agradables y momentos desafiantes. Sin embargo, cada día es para nosotros una oportunidad en la que tú eres el actor principal, y no hay manera de escapar a la vida, o de esconderte en el miedo a los nuevos desafíos.

Hay varias situaciones que escapan a lo comprensible de la vida, se esconden en la realidad de lo incomprensible y se van quedando en el pasado. Pero, aunque tratemos de borrar el pasado, siempre salen al presente, porque son parte de la historia del ser humano. Un ejemplo muy claro es la genética del hombre. O como se dice de otra manera, nadie puede negar la cruz de su parroquia.

En lo incomprensible de la vida encontramos los valores morales, que va adquiriendo una persona sobre la base de su experiencia. Las normas o modos de comportamiento que se van adquiriendo como herencia de una sociedad, pero pasan a lo incomprensible de la vida, porque suponemos que siempre deben estar encaminados para el bien, para darle estabilidad a la humanidad, pero en muchas situaciones los valores son violentados al grado de modificarlos y aplicarlos de manera imparcial en las personas.

La vida es un valor fundamental, pero ahora ha pasado a ser violentado y aplicado de acuerdo a la sociedad, de acuerdo a la interpretación de la persona. Estos juicios de valor son aplicados en la medicina, en los adelantos tecnológicos, en las políticas de un Estado, en las leyes e instituciones encargadas de impartir justicia, en los medios de comunicación y en los experimentos científicos y otros más. La vida es un valor, pero para algunos es una desgracia y eso les capacita para decir: o la vida o la muerte.

El respeto que debe haber en una familia, es un valor muy importante. Pero actualmente también lo expresan las mentes modernas, “el respeto se gana”. Ya no depende del rol que desempeñas en la familia, ahora los hijos se atreven a poner en juicio el respeto a los padres, y la autoridad que de ellos brota hacia los hijos. Cuantos en una familia dejan en el abandono a sus progenitores y esperaríamos lo contrario, gratitud y amor hacia ellos.

La paz que debe brotar del corazón de quien representa una autoridad en la sociedad. Sin embargo, ahora pareciera que son los creadores de las guerrillas civiles, de sembrar la violencia entre los grupos humanos e incluso sembrar odio de unos para otros.

Hay tantas situaciones que se quedan en lo incomprensible de la vida, ya que la vida misma del ser humano es tan compleja, y en ocasiones ni el hombre se comprende a sí mismo. Con esta premisa afirmamos que muchos nos encontramos perdidos en el trayecto de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *