LOPEZ OBRADOR DEJÓ DE DICTAR LA AGENDA NACIONAL 

 Por: Lic. Saúl Rodríguez Contreras

Durante algunos años los mexicanos estábamos atentos a las decisiones trascendentales, tomadas por el Gobierno Federal en las principales áreas de política social, salud, seguridad pública, en materia económica etc.; Sin duda el Gobierno de la República trazaba las líneas mediante las cuales las instituciones del estado llevaban a la práctica los planes de desarrollo nacional, acorde a las esferas de su competencia, al margen de los orígenes partidistas, ideológicos o intereses de grupo de las fracciones parlamentarias, facultadas para la aprobación de los presupuestos públicos; lo anterior se traducía en la AGENDA NACIONAL impulsadas por el Presidente de la Republica en turno. 

Sin embargo, hoy en día nuestra Nación va a la deriva, sin brújula, con un timón reacio, indolente, por un presidente preocupado única y absolutamente por su color, desviando la atención de los grandes problemas y retos nacionales que aquejan al grueso de los mexicanos. 

He aquí donde LÓPEZ OBRADOR ha dejado de dictar la agenda nacional y de manera triste y reprochable los graves problemas de la CRISIS ECONÓMICA e INSEGURIDAD PÚBLICA están por encima del plan de desarrollo y agenda Nacional. 

Pero no solo el Presidente de la Republica es insensible ante el derramamiento de sangre que permea en todo el territorio Nacional, también lo es el silencio que guardan las religiones católicas, evangélicas, protestantes, etc. No se diga el silencio en que se encuentran los sindicatos, las universidades públicas y privadas, el lamentable silencio de las ONG, de la sociedad en sí. 

Sin duda es urgente un llamado a la reconciliación Nacional, a La Paz y el orden que debe imperar en todo nuestro entorno social, es imprescindible recuperar nuestra capacidad de asombro, nuestra solidaridad con todos aquellos ciudadanos que experimentan el azote de la violencia y pobreza extrema, es urgente que el Presidente de la Nación de un viraje a su inadmisible política de abrazos y no balazos, debe cesar las hostilidades entre sus llamados chairos y fifís, debe acercar a los conservadores en la recuperación económica; debe impulsar un acuerdo nacional por la tolerancia y el respeto entre los mexicanos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: