Los «fantasmas» del Congreso que se llevan millones


Por: Esteban Patricio M.

Aunque las complicaciones económicas se siguen resintiendo en Michoacán, los
“movimientos turbios” continúan y ahora es en el Congreso del Estado, que no le ha
bastado con la problemática con sus ex empleados, sino que también se le descubrieron
“tranzas” en sus proveedores.


EL “PENDIENTITO” RECIENTE
El 28 de octubre de 2021 se hizo el relevo de diputados locales, al tomar protesta la LXXV
legislatura del estado de Michoacán y con este cambio de nuevo se dio el relevo de
trabajadores en el Congreso.
Pero esta vez algo no se hizo del todo bien y la baja de estos trabajadores trajo como
consecuencia decenas de demandas laborales.


Apenas iniciando este 2022 el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCA) dio a conocer que
en 2021 recibió un total de 44 demandas laborales contra el Congreso de Michoacán, que
constituyen expedientes de ex trabajadores, a quienes despidió la 74 Legislatura sin
pagarles su finiquito.


El pasado 25 de enero, un grupo de exempleados de la 74 Legislatura denunciaron que los
diputados, que ahora están en el Congreso, se robaron dos terceras partes de los finiquitos,
que eran para los empleados que fueron despedidos en octubre pasado.
La acusación se deriva de que los legisladores actuales han omitido cumplir un convenio
firmado con los ahora ex trabajadores, los actuales diputados salieron a defenderse
“echándole la bolita” a sus antecesores.


“Hubo diputados que al cuarto para que salieran decidieron firmar un convenio y no pagarlo,
y heredaron estas responsabilidades”, dijo ante medios el diputado coordinador
parlamentario del Partido del Trabajo (PT) en el Congreso de Michoacán, Reyes Galindo
Pedraza, quien además es miembro de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).
CONTRATANDO EMPRESAS PARA LABORES QUE YA ESTABAN RESUELTAS
En abril pasado, varios diputados presentaron denuncias administrativas y penales ante la
Fiscalía General del Estado (FGE), la Auditoría Superior de Michoacán y la Contraloría
Interna del Congreso del Estado, por diversas irregularidades en la adquisición de
programas de computadora (software) para la cámara local.


A través de un comunicado, los legisladores Juan Carlos Barragán, Julieta García y
Eréndira Isauro, detallaron que las denuncias fueron presentadas en contra de quien resulte
responsable por los delitos de coalición de servidores públicos y uso ilícito de atribuciones y
facultades.

La compra del software se hizo por la cantidad de 5 millones 460 mil 387 pesos y este se
utilizaría para implementar la contabilidad gubernamental, se realizó en el último trimestre
del 2021. Hasta ese punto aprecia algo habitual.
Pero el problema vino cuando se encontró que este mismo sistema se adquirió desde 2017
y tenía vigencia hasta el 2022.
La directora general de Finanzas del Congreso, Beatriz Ariadna Clímaco Ortega, a través de
un oficio, en el que dio respuesta al requerimiento de información y documentación que le
fue realizado, aseguró que “era necesario adquirirlo para implementar una adecuada
contabilidad gubernamental”.
Los diputados señalaron que el software se compró a sobreprecio, sin licitación
correspondiente y en secreto, pues aseguran que el Comité de Administración y Control del
Congreso no fue informado de la compra.


MÁS DEBAJO DE LA TAPA DE LA CLOACA
Pero no son las únicas irregularidades en esta compra, ya que después se reveló que para
hacer esa compra se habría dado mal uso a una carta poder que se otorgó a los abogados
Jaime Virgilio Moreno Zavala y María Isabel Ceja Linares.
Adriana Hernández Íñiguez, presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Michoacán,
recordó que desde hace varias legislaturas se otorgan estos documentos con la facilidad
para participar en pleitos y juicios legales, por lo que no se encontraban facultadas para la
contratación del software PRO GRP.
La presidenta mencionó además que con el uso de ese poder no se pueden celebrar este
tipo de contratos y que se tuvo que haber establecido una cláusula especial, por lo cual, no
es válida la firma.
La misa Hernández Iñiguez explicó que, a pesar de que se reconoce la gravedad del
asunto, la mayoría de los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo)
consideró que antes de despedirlos, se debe investigar a fondo lo que ocurrió, porque se
cree los apoderados legales solo acataron órdenes.
Aunque luego se reveló que el 28 de diciembre de 2021, Mario Villegas Alfaro, secretario de
Finanzas del Congreso, instruyó proceder a formalizar el polémico contrato y a realizar las
acciones necesarias para pagar por adelantado al proveedor que él seleccionó, mientras
que la directora general de administración, Beatriz Climaco, ejecutó la orden dada por su
superior jerárquico dentro de la Secretaría de Finanzas.
El pago de 5.5 millones de pesos se hizo el 31 de diciembre del 2021, pero el nuevo
sistema informático no ha sido entregado hasta la fecha.


EL COLMO: PODRÍA SER EMPRESA “FANTASMA”

La compra del software se hizo a la empresa E5 Software S.A. de C.V. y José Alfredo
Aburto Gaytán firmó el contrato con el Congreso a nombre de la empresa, él pertenece al
Colegio de Contadores Públicos del Estado y es socio de la firma Cortés Suárez y
Asociados.
Aunque la empresa se anuncia como “la compañía de software gubernamental”, de esta no
aparece registro alguno en el sistema Compranet de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, en donde se encuentran registrados todos los procesos de licitación pública del
país, por lo que no le ha vendido programas de computadora a ningún otro gobierno.
En su página de internet la empresa dice tener domicilio en la calle Mil Cumbres 452 de la
colonia Lomas de Guayangareo en Morelia, pero es una casa particular rentada.
En el Registro Público de Comercio sólo aparece una empresa bajo el nombre de E5
Software S.A. de C.V. pero esta tiene sede en León, Guanajuato, para ser más exactos, en
el 526 la calle De las Rosas en la colonia Jardines de Jerez, pero en ese domicilio sólo hay
departamentos.
Las tranzas quedan nuevamente en evidencia dentro del Congreso del Estado y
hasta el pretexto más simple sirve para maquinarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: