Los primeros cien días (Política en lo oscurito)

Los primeros cien días

Una vez pasada la euforia, después de haber tenido el lunes negro ese lunes donde perdió la selección mexicana de futbol ante Brasil, ese día cuando San Péjele ganó la elección… ¿Quieren que le llame señor prejidente?.. No, no, no, aún le faltan algunos meses, así que déjenme ser… Les decía que ese lunes negro, fue tan negro que no supimos nada de la mamá de Luis Miguel, y según entiendo, ahora que ya tome posesión el señor prejidente, podremos saber la veldá, mientras paciencia mi pequeño Solín, serenidad y paciencia, y es que ya se les cuecen las habas a los detractores de San Péjele bendito porque componga al país, pero Peña aún calienta sábanas en los Pinoles, lástima que san Péjele dijera que allí asustan, no va a querer vivir allá, don Cedano le diría a San Péjele, acá por abajo del agua que deje atrás el discurso ese de la mafia del poder, ahora los ojos del pueblo, lo que lo votaron y los que no estarán pendientes de lo que haga o deje de hacer, hasta del tipo de sábanas y toallas que va a comprar, las áreas que va a remodelar, las instituciones que va a renombrar, seré el presidente quiéralo o no quiéralo (bueno quiéralo más de lo que ya sabe que es) y como tal, será una institución representada en una persona, es el presidente, debe de dejar los discursos izquierdosos, melodramáticos y convertirse en una mafia del poder que sea capaz de eso; de ejercer el poder, de hacerlo valer y convertir a México en una potencia económica, como el boom de Lula da Silva en Brasil, ..Che Neymar, casi lloro… Les decía que debería ser una potencia económica mundial el México de San Péjele, casi como Brasil en aquella época de Lula, pero sin cochupos, esos que se acaben, porque San Péjele lo prometió, evidentemente las campañas no es el ejercicio del poder, allí se sabrá de que correas salen más cueros, espero no se pelee con Trump, con eso de que Peña se dejaba regañar, espero San Péjele nos defienda tal y como le pedía a Peña, debe de dejarnos con la boca cuadrada, debe sorprendernos, tiene esa oportunidad, el pueblo se la pide y don Cedano también.

Hablando de matazones y morideras, parece que el aliciente eran las campañas, ya no hay muchas, ya se ganaron el poder, con anuencia del INE y me siento orgulloso de haber participado, si bien el Prit perdió tal y como queríamos que sucediera, pero lo que no queríamos que sucediera es que la Prieta fuera el nuevo Prit, Peña diría que ningún capsicum nos embona, yo le diría ¡pues sí!, queremos que las personas que nos administren los recursos sean probas y en el Prit no se ha sabido de muchas, se ha sabido de muchas que no lo son, y eso nos da miedo.

Algo se habló de las contratistas amigos de San Péjele en aquellos lejanos tiempos cuando los perros eran atados con longaniza, que eran los elegidos que era Riobó, y hay una leve sospecha que participó en obras con problemas, espero que no vayamos a tenerlos en las obras de aquellos días, porque San Péjele saldría raspado, hablamos de las obras ubicadas en el periférico.

Los dejo émulos de San Péjele que ya sueñan con los primeros cien días de gobierno, antes de haberlos empezado, ya se empieza a barajar la repartidera de huesos, espero que aquellos que sembraron lluvias no cosechen tempestades, como Ebrard que apareció sin sombra de sospecha de las malas prácticas en la línea doce del metro, ojalá y no aparezca el señor de las ligas, ni alguna cadena de oración, queremos paz, sinceridad, honorabilidad, y que San Péjele no sea bajado del pedestal.

En el Prit aún no dan crédito ni cobranza a tan sonada derrota, fue tan apabullante que ni las manos metieron, hasta su bastión más fiel les volteó la cara, las tarjetitas rosas no funcionaron, ahora se marcha en retirada para recomponer su camino, ¿Cómo? Camuflándose en la Prieta, ja, ja, ja,.. Sea serio Don Cedano… ¿Qué? Es la purita verdad, bueno, en el Bolillo las cosas no son color de rosa, el Ricky Riquín Canallín ha sido denostado por seguidores y adversarios, hasta quieren mandarlo a Canadá a un baile y recomponerse de tan sonada derrota, casi como la del Prit, donde Mid que no Meade ya solo le quedó irse a broncear para tomar un nuevo color y comer a sus horas, la chamba la hizo, mal pero la hizo, se merece descansar, ya su voz meliflua no atosigará nuestros castos y puros oídos, del Perderé mejor ni hablamos, fue un cero a la izquierda del cero, es más a esta hora no sé si todavía exista, ¿Y las rémoras? Ojala desaparezcan…

Don Cedano leía en sus diarios habituales que Trump ha declarado la guerra comercial con todos sus socios, y de pasada le da un coscorrón a Alemania que depende de Rusia energéticamente, China el más poderoso proveedor de tecnología también estableció sus condiciones, Trump realmente no sabe que quiere, puede pensar que una presidencia se maneja como una empresa depredadora como son las suyas, pero no, a nivel de gobiernos es distinto, puedes paralizar una economía con solo un comentario, así como nos traía con eso del muro, ahora ya suena a risa, pero en aquellos días aciagos, hasta el asterisco se nos fruncía, para los que no manejan este lenguaje tan sofisticado, significa que nos dio mello, lo que no sabe Trump, pero si sus subordinados que no son colaboradores, es que una política proteccionista lo único que le va a dar son dolores de cabeza, y que pronto podrá ver mermadas sus inversiones, tal y como hizo Harley que mejor se va del país, ¿para qué encarecer el producto de exportación? Si eso merma las ventas, merma las ganancias y el impone una carga mayor al consumidor final, al menos México respira un poco, el dólar bajó, creían que ganando San Péjele sería una catástrofe, espero no sea un vaticinio para el primero de diciembre. Don Cedano se va a tomar agua de Tlacote, por eso de los tragos amargos que le deja la semana y las bienaventuranzas que depara el destino de estos primeros cien días que aún no son de gobierno pero que ya queremos verlos progresar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *