Michoacán de contrastes: seguridad y sequía se desvanecen 

Por: Esteban Patricio M.

Las circunstancias sobre seguridad y sequía cambiaron drásticamente en Michoacán en sólo unas semanas, incluso de horas, los pronósticos y promesas han cambiado totalmente en la entidad. Dos de los temas que más han aquejado a Michoacán en los últimos meses tuvieron cambios de estadística y promesas, que para algunos sorprenden y para otros eran previsibles.

DE LA SEQUÍA A LAS PRESAS DESBORDADAS

Apenas en mayo de este año se reportó que Michoacán vivía la etapa más crítica del estiaje. En ese entonces se tenía reporte de casi 10 mil hectáreas afectadas por el fuego, por 408 siniestros, según datos de la Comisión Forestal de Michoacán. 

En el municipio de Tuxpan llegaron a tener cuatro incendios activos y al mismo tiempo uno más en el predio Ojo de Zarco, en Tancítaro y otro en el ejido Ichamio del municipio de La Huacana.

Dos meses después se emitió la emergencia por sequía severa en México, pues la Comisión Nacional del Agua (Conagua) dio a conocer las entidades federativas más y menos afectadas por la crisis del agua en el país.

Para el 30 de junio, la dependencia publicó un mapa en el que se observan cuáles son los estados anormalmente secos, con sequía moderada, sequía severa, sequía extrema, sequía excepcional y sin sequía.

Entre los estados de la república con reportes de sequía moderada que pasaron a severa fueron Baja California Sur, Sinaloa, Durango, sur de Chihuahua, Nuevo León, Nayarit, Michoacán, Veracruz y Puebla.

El problema parecía agudizarse y las presas del estado reflejaban este mal pronóstico con una temporada de lluvias que estaba retrasada. Pero con la llegada de las tormentas tropicales y huracanes durante las últimas 5 semanas, el panorama ha cambiado completamente.

Esto ha llegado al grado de que se reportó esta semana que las intensas lluvias registradas en Michoacán provocaron que cuatro presas superen su capacidad, por lo que las autoridades están en alerta máxima día y noche.

Las presas que están a punto de desbordarse son: Los Olivos, con un 103 por ciento; Zicuirán, 102 por ciento; Francisco J. Mújica, 101 por ciento; y Sabaneta, 100.9 por ciento.

Y con más del 90 por ciento de su capacidad se encuentran también las presas de Villita, Cointzio, Tarecuato y Urepetiro.

El más reciente huracán llamado “kay” es el que ha provocado mayor alerta entre las autoridades y población por las fuertes lluvias que dañaron enramadas en buena parte de la costa michoacana.

DE PRESUMIR LA NUEVA POLICÍA… A REPORTAR BAJAS Y CERRAR ESCUELAS

Apenas a mediados del pasado mes de julio se presentó la “nueva” guardai civil de Michoacán, el nombre que se le asignó a la policía estatal, “con lo que inicia la transformación y reorganización estratégica de las políticas de seguridad pública en la entidad”, presumió el gobierno michoacano en un comunicado.

En el acto oficial de presentación el gobernador dijo: “La estrategia está dando resultado, prueba de ello es la reducción del 50 por ciento de los homicidios en el municipio y región Zamora. Tengan por seguro que con la Guardia Civil no estamos solo cambiando el nombre, sino transformando la visión de la seguridad pública y actividad policiaca”.

Sin embargo, el primero de septiembre trascendió que cerca de 30 escuelas de nivel básico y medio superior, del municipio de Puruándiro, Michoacán, no pudieron iniciar el ciclo escolar 2022-2023 por un tema de violencia.

Los planteles educativos se encuentran ubicados en 10 comunidades de ese municipio michoacano, colindantes con el estado de Guanajuato. Se trata de las escuelas de las poblaciones de Las Letras, Piedras Anchas, Chamacuero, Los Reyes, Santa Clara, Sanguijuelas, el Pilar, Las Ranas, Las Rosas y La Excusa.

La decisión de no iniciar el ciclo escolar en esos lugares fue tomada por directivos y maestros de los planteles, así como por padres de familia, pues incluso les amenazaron con reclutar a sus hijos forzadamente para el crimen organizado.

Para el pasado 6 de septiembre, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), General José Alfredo Ortega Reyes,intervino en la conferencia semanal del gobernador Ramírez Bedolla para presumir “la considerable disminución de la incidencia delictiva en nuestro estado, situación que se atribuye a la coordinación con autoridades de los tres órdenes de gobierno”.

“En el último corte presentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Michoacán ocupa el lugar número 19; los estados con más delitos en general son: Estado de México, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Baja California, Nuevo León, Veracruz, Chihuahua, Puebla y Coahuila”, especificó Ortega Reyes.


Al día siguiente el titular de la Secretaría de Gobierno (Segob) en Michoacán, Carlos Torres Piña, aseguró que se ha reducido la presencia de civiles armados en la entidad, hasta en un 90 por ciento.

Pero justo el mismo 7 de septiembre los hechos dejarían de lado los números y las declaraciones, pues se reportó un tiroteo entre civiles y la Guardia Civil en Tuzantla.


Mientras agentes de la corporación hacían recorridos cerca de la comunidad del Timbinal vieron a dos hombres en posesión de dos artefactos, uno tipo fusil y el otro tipo pistola, quienes al percatarse de la presencia policial accionaron sus armas en contra de los oficiales.

Los efectivos respondieron al ataque y se inició un tiroteo, el resultado fue un agresor abatido y otro civil que se dio a la fuga entre la zona boscosa del lugar.

Tras los hechos los elementos aseguraron dos armas de fuego,las cuales pusieron a disposición de la autoridad competente, dio a conocer la SSP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: