Michoacán padece las consecuencias del descuido de sus niños 

Por: Esteban PAtricio M.

Fenómenos como los desplazados por violencia, la guerra de los cárteles y el trabajo infantil, ya tienen bien ubicadas sus consecuencais en los niños de michoacán y estas porian llagar hasta la baja en las tan presumidas exportaciones de productos agricolas, afectando directamente la economía.

Las consecuencais de los pasajes de pesadilla que viven los niños michoacanos, ya han sido visibles con adolescentes reclutados en las filas de grupos armados como sicarios, pero ahora también escalará más allá.

HUYEN DE VIOLENCIA Y SE ENCUENTRAN CON ABUSOS



El pasado mes de abril la secretaria del Migrante del gobierno de Michoacán, Brenda Fraga Gutiérrez, aseguró que las autoridades estatales localizaron en Tijuana, Baja California, a migrantes desplazados de 40 municipios michoacanos.


La mayoría se vieron obligados a salir de sus comunidades por encontrarse en riesgo su vida, a causa de la inseguridad y la violencia desatada en el estado por grupos del crimen organizado.

Los municipios de los que más familias han salido, son Apatzingan, Uruapan, Aguililla, Morelia y Múgica.

Pero, este 30 de agosto pasado, la representante adjunta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México, Pressia Arifin-Cabo, estuvo en Morelia para firmar un convenio con el Congreso del Estado.

En esa visita reveló que en los albergues que hay en la frontera norte, donde han llegado migrantes, el 70% de personas que están ahí han salido de Michoacán, para intentar cruzar a Estados Unidos y un gran número son niños.

“Es por eso que la UNICEF vio con mucha preocupación ¿Qué está pasando con nuestros niños aquí?, y junto con el Gobierno del Estado, con la Secretaría de Gobernación y también con el DIF, fuimos a hacer una evaluación de las necesidades”.

Arifin-Cabo recalcó que, “ellos pasan muchas dificultades en el camino de Michoacán hasta el norte, están expuestos a muchas violaciones de derechos, y al llegar ahí, pues están en condiciones no muy óptimas en los albergues”.

Admitió que la prevalencia de violencias que sufren los menores michoacanos desplazados, es por violencia sexual y reclutamiento forzado.

PERO SI SE QUEDAN TAMBIÉN ESTÁN EN RIESGO

Michoacán está entre los siete estados de la república con más riesgo de que las niñas y niños sean reclutados por la delincuencia organizada.

El pasado 31 de agosto la Red por los Derechos de la Infancia en México dio a conocer un informe que elaboró junto con el Observatorio Nacional Ciudadano.

El documento se titula “Reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos”.

Este se elaboró como una fuente de datos sobre las condiciones de riesgo y amenazas de los menores en las diferentes entidades federativas del país y ofrece una aproximación al número de niñas, niños y adolescentes en riesgo para ser reclutados o utilizados por grupos delictivos.

En ese aspecto, el documento especifica que: “A partir de los cálculos realizados, sobresale que siete entidades concentran alrededor de 55 por ciento de la población de niñas, niños y adolescentes en riesgo: Estado de México (9.7%), Jalisco (8.6%), Chiapas (8.1%), Puebla (7.8%), Guanajuato (7.3%), Veracruz (7.2%) y Michoacán de Ocampo (6.5%)”.

EL TRABAJO INFANTIL TRAE CONSECUNECIA EN LAS EXPORTACIONES 

Apenas el pasado 12 de junio se conmemoró el Día Mundial contra el Trabajo Infantil y se detalló, en este mismo espacio de El Despertar, que 15 municipios de la entidad registran altos niveles de riesgo por trabajo infantil en el estado de Michoacán.

El 14 de junio el gobierno estatal confirmó que la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI), 2019, posicionó a Michoacán como el cuarto estado con mayor índice de trabajo infantil.

Pero a la vez presumió que la Secretaría de Gobierno instaló un grupo multidisciplinario e interinstitucional dedicado a la erradicación y prevención del trabajo infantil y a la protección de adolescentes trabajadores en edad permitida.

Apenas un mes y medio después, ha trascendido que en el tratado comercial entre México, Canadá y Estados Unidos hay consecuencias de esto, pues en sus cláusulas establece la erradicación de jornaleros agrícolas infantiles en la producción.

Por esta razón las exportaciones de aguacate, frutos rojos, guayaba y otros productos en los que Michoacán es líder, quedarían vetadas de ser exportadas a Estados Unidos y Canadá.

Esto fue revelado recientemente por la presidenta del Congreso, Adriana Hernández Íñiguez, quien además encabeza la Comisión de Protección a la Niñez y la Adolescencia del Congreso.

La legisladora detalló que, la condición es que para el 2023 toda aquella empresa que esté utilizando menores de edad en los campos, no podrá exportar, ya que tal situación será una restricción para poder hacerlo.

Además, aseguró que la Comisión de Protección a la Niñez y la Adolescencia del Congreso, realizará trabajos en colaboración con el IMSS en la materia para abonar al tema.

​Los descuidos de las infancias en medio del contexto de violencia y precariedad económica son cada vez más visibles y con sus consecuencias palpables, las soluciones son más urgentes, pero siguen en meros discursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: