¿NO QUE NO TRONABAS PISTOLITA? (ARENA SUELTA)

Las debilidades del Gobierno Federal han sido reveladas tan pronto como una bolsa de palomitas en el microondas, y han hecho el mismo ruido, por lo relevantes de los temas. No sólo no fue suficiente con poner en PEMEX a una persona sin el título de ingeniero, como así lo tienen la mayoría de las empresas petroleras del mundo, sino que también se trajo de regreso para hacerse cargo de la seguridad a alguien con un historial oscuro, cuestionado y señalado. Lo que tampoco fue diferente, es el caso de la educación, puesta en manos de un exsecretario de gobernación y actual presidente de una fundación relacionada a una de las televisoras más poderosas del país.

Estas designaciones no serían señaladas sino fueran claras debilidades del Gobierno Federal, y lo son, hasta hoy y tan pronto, porque la ineficiencia con la que están operando han logrado que se incrementen los homicidios, que sea ínfimo el porcentaje de crecimiento para el país, que se pretenda que se pase a los alumnos sólo por medio ir a clases (en la educación básica), y que el precio de las gasolinas siga elevado.

Las “mañaneras”, como han sido denominadas por algunas personas las conferencias matutinas del Presidente de la Republica,  Licenciado Andrés Manuel López Obrador, han venido a darle un foco de atención que no tenían antes los periodistas, y a su vez hacer sumamente relevante el quehacer del verdadero periodismo, aunque de poco ha servido, porque la mayoría de los que ahí se presentan han sido poco críticos, y lo único que se recuerda de estas prácticas, es cuando ingreso una señora sin ser periodista, cuando un periodista fue a darle las gracias al titular del ejecutivo por regresarlo a los medios, echándole en cara a los que no estaban ahí presentes y que supuestamente lo habían sacado de los medios, y desde luego la presencia de Jorge Ramos.

Ramos, no sólo se mostró como un hombre crítico,  sino que ha seguido la línea de  hacer preguntas directas y con cifras precisas  a casi cualquier mandatario con el que se ha topado, lo que no han logrado muchos, y que desde luego le valió un sinnúmero de críticas del periodismo oficialistas y de los acérrimos López Obradoristas, que dicho sea de paso, recordando el número de votos que lograra en las elecciones, siguen siendo muchos, aunque seriamos muchos más, si se cumplieran las promesas que tanto se pregonaran.

Si, como el columnista del New York Times (Jorge Ramos), otros periodistas se atrevieran a  hacer las preguntas de envergadura que son necesarias para realmente informar, posiblemente se tendría más claro el por quién iban los perpetradores del múltiple asesinato ocurrido en Minatitlán, cuál es el plan de acción que no afecte a los automovilistas para acabar con el robo del combustible o “huachicoleo”,  o porqué se les quitó la guardia a los expresidentes y porque se les volvió a poner; pero claro, no se pregunta lo que pueda incomodar a la figura presidencial que, como en los viejos tiempos, no deja de ser el presidente.

Por otro lado, un tema también de seguridad y que se nota que no fue planeado, ha sido el que todo ese dinero que se reparte en programas asistencialistas llegue al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros o BANSEFI, sin que se reforzara la seguridad en las sucursales y que ha traído una serie de asaltos y robos cuantificables por la falta de estrategia coordinada entre la Secretaria de Hacienda y las autoridades encargadas de la seguridad en el país. ¿A quién se le ocurre mandar millones en camiones, miles de litros en combustibles, y no reforzar la seguridad?, a eso no se le puede llamar inocencia.

La educación debe ser de calidad y ha de ser aprobatoria en cada uno de sus niveles, de lo contrario se estarán regalando títulos a quien no sea capaz de redactar una sola cuartilla. La seguridad es un tema de atención constante y seria, y la responsabilidad es del gobierno en turno, basta de hablar del pasado, que pasado es. La economía y el precio del combustible han de ser acorde al desarrollo e ingresos con los que vivimos en México. No podemos seguir culpando a los demás para lavarnos las manos, y aunque no hay que olvidarnos del pasado, pues la naturaleza del hombre en su estructura esta constituida para ir hacia adelante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *