Nuevas profecías del Despertar de la tierra (Despertar de la tierra)

Nuevas profecías del despertar de la tierra

Profetizar eventos naturales con los datos en la mano, eligiendo como patrón los ciclos naturales de la tierra y la propia evolución de dichos eventos naturales, es sencillo. En esta columna no lo hemos hecho, por la simple razón de saber que es posible ¿Por qué, si no tiene nada de mágico? ¿Qué mentes o qué energías se pretenden mover con estas aseveraciones? Por eso efectivamente no lo hacemos, no queremos caer en la superchería y en el juego barato que maneja la política con los datos. Si bien, efectivamente predecir un sismo con la exactitud que el morbo del común requiere no es posible aún, pero profetizando basándonos en la generalidad de los eventos si es posible. Se juega un poco con la subjetividad y obtienes un resultado satisfactorio.

Con este juego de palabras se pretende sobremanera mover energías, y más que el simple movimiento de las energías, se pretende provocar a las mentes abiertas al descubrimiento del camino de la evolución a una mente superior, a salvar los obstáculos de la ignorancia, a salvar los obstáculos de la sorpresa.

Decíamos pues que predecir eventos con los datos en la mano es muy sencillo, es como suponer que la piedra que dejó caer, caerá indefectiblemente gracias a la ley de la gravedad, sin caer en precisiones de lugar, tiempo, espacio, sólo el hecho común, del hombre común. Haciendo pues una retrospectiva de esta columna podremos observar que se ha señalado con exactitud que las explosiones volcánicas del año 2017 suponían el inicio de un ciclo volcánico, que no pararía hasta hacer un nuevo trazado del anillo de fuego, aunque ahora sólo vemos en comienzo, ya vislumbramos un horizonte factible, cuando señalábamos que los volcanes empezarán a despertar y a nacer nuevos, no nos equivocábamos, sólo seguíamos el trazado que la tierra tiene como medio para cumplir su ciclo de renovación, y los volcanes son la herramienta más cara para ello, come tierra sucia, impregnada de enfermedades y la purifica mediante el fuego y la lanza a la superficie completamente esterilizada y ahíta de nutrientes, presta para generar nueva vida, como está sucediendo en estos momentos.

 La tierra la moverse de su eje, está moviendo con ello el eje de la circulación magmática que alimenta los volcanes, el anillo de fuego se desplazará conforme la tierra empiece a nivelarse en su nueva posición. Gracias a ello están sucediendo eventos sísmicos al por mayor, y que han empezado a trazar un nuevo cinturón volcánico y una nueva geografía a corto plazo en tiempo de la tierra, en la costa de África, gracias a un evento sísmico extraño para la zona, no extraño para los estudiosos del desplazamiento de la tierra, llevó a los científicos al descubrimiento de la erupción volcánica más grande jamás registrada hasta ahorita. Ya en mayo de 2018 se registraban miles de terremotos en el archipiélago de las Comoras, entre Madagascar y el continente africano, y se sintió mucho en la Isla Mayotte, aunque la mayoría de los sismos fueron de intensidades bajas, casi imperceptibles para el ser humano, uno de ellos fue de 5.8 grados, el más potente registrado en la historia de la región.

 Seis meses más tarde, en noviembre de 2018, fueron registradas unas ondas sísmicas extrañas que se propagaron por todo el mundo durante poco más de 20 minutos, y debido a que fueron de frecuencia demasiado baja, también señaladas en esta columna, esas frecuencias bajas no las percibimos, pero los científicos si, y gracias a eso los científicos del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia se dieron a la tarea de localizar el origen de esas ondas, logrando descubrir el nuevo volcán submarino.

Una situación similar en intensidad sísmica está sucediendo ahora en América central, en la región que abarca Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y México, se están produciendo enjambres de sismos de baja intensidad diariamente, con algunos de intensidad alta. En Perú, posterior al sismo de Loreto, se han registrado 267 sismos de baja intensidad al día 29 de mayo de 2019, los servicios sismológicos del país aducen al choque de placas tectónicas, lo miso que aducen a todos los demás sismos, señalando que las placas están interactuando entre sí; sin embargo, no han explicado por qué esas placas están interaccionando con mayor intensidad y asiduidad.

 En El Despertar de la Tierra hemos señalado que hay fuerzas externas propias del ciclo de la tierra en el universo que las mueven y que no dejarán de moverse jamás, por ello es fácil ahora predecir con toda certeza que en toda la región central de América sucederán sismos diariamente, la mayoría de baja intensidad, que eventualmente empezaran a crear nuevos volcanes, nuevas islas, nuevas geografías al romper tierras y fragmentar continentes, por algo hemos visto aparecer grietas alrededor del mundo, por algo se han presentado sismos por todo el mundo, por algo se han presentado grandes huracanes por todo el mundo, más intensos en las áreas cercanas al trópico, pero con presencia en todo el orbe, ya ni siquiera podemos acusar al cambio climático como el principal componente del cambio de la tierra, el cambio climático es ya sólo una variable de todas las que afectan a la tierra.

 Todas las demás variables dañinas, producto de la acción del hombre, afectarán principalmente al hombre, la tierra y sus habitantes ajenos al hombre perecerán sí, pero no todos, habrá miles que sobrevivirán como lo han hecho en todos los espacios de tiempo en los que el hombre ha casi desaparecido de la faz de la tierra, ya no hay mucho tiempo para que empecemos a informarnos y poder participar del cambio que la tierra tendrá, de eso dependerá la supervivencia de la especie, los ciclos de fenómenos naturales serán cada día más intensos, más dañinos para el hombre y no porque el hombre sea el blanco de ello, veremos cada vez más fenómenos inusuales o no comunes, como nevadas en verano en Australia, tornados en Argentina, trombas en México, tornados más intensos en Estados Unidos, inundaciones en África, sequías en India, mares más violentos, mares más muertos, mares más inestables, los eventos en la tierra se podrán profetizar cada vez con mayor precisión, sin necesidad de Nostradamus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *