Otra caída y no me levanto (Política en lo oscurito)

Otra caída y no me levanto

En filosofía existe un término muy útil para entender la conducta humana, ese término se llama dualismo. Eso explica el orden de las cosas o del universo. Toda acción es producto de una combinación de dos principios opuestos e irreductibles, como el negro con el blanco, el día con la noche, lo bueno con lo malo, lo feo con lo bonito, el caos con el orden. En ese orden de ideas se mueve toda la creación y como la creación no la podríamos entender sin tener un manejo preciso del dualismo, dios es un claro ejemplo de la maestría del dualismo, la naturaleza es dios, el hombre es naturaleza, por consecuencia somos producto del dualismo, de la vida y de la muerte en un mismo envase.

 Este modo de ver las cosas está muy presente en la mente mesiánica de San Péjele. La maestría como maneja el dualismo le ha permitido escalar todas las vicisitudes de la política sin perder adeptos. El ejemplo claro es la campaña que lanzó contra sus opositores con el lema del combate a la corrupción, destapando las cloacas llenas de estiércol político. Nadie dudaba siquiera un poquito que en las administraciones pasadas hubiese una carga enorme de corrupción, la teníamos a ojos vista. Situación que hoy está siendo oculta, no sabemos con qué fin.

Bueno, sí sabemos, está usando esa maestría de dualidad gracias a que sus huestes están dormidas y aplauden hasta un flato. Ese dualismo se ve todos los días en la polarización de las redes sociales, en los diarios y en la misma figura del presidente. Lo bueno y lo malo se han unido para tener un solo discurso, eso es lo más grotesco del circo político, y lo más grave es que hay personas que lo aplauden. Evidentemente todo acto de justicia aplicado es bien recibido, toda adulación por buenas intenciones es filia, y las filias son malas, llevan a la muerte, llevan a la separación ideológica de un pueblo que debe permanecer alerta y atento a las señales que los gobiernos dan; por ejemplo, hablar del dualismo del avión, de una acción que no se pudo concretar como la venta, ese evento bueno en el discurso, pero en la practica no podía hacerlo, así que manejó el discurso de que se apoyará al pueblo bueno y sabio no con la venta, sino con la rifa de un avión, ahora disfrazado de dinero gracias a su gran capacidad del manejo del dualismo y se lo creen.

 Como le están creyendo que no vivió 18 años en campaña, gracias a lo mismo que combate. Es capaz de decir que toda la corrupción que haya tenido, en toda su vida viviendo del erario, es muy poquita comparada con el Prian… desde luego era poquita, porque no tenía el poder como ahora. A Don Cedano le preocupa eso, la opacidad en el manejo de los recursos le da mucho miedo.

Sabemos, los que tenemos desarrollado el sentido común, que los sobornos de su hermano Pío son sólo una probada de lo que en realidad es. Ya veremos de lo que es capaz en estos días para distraer al populacho y desviar la atención de los actos de sus familiares. Suena bonito eso de ir a declarar en caso de requerirlo, ahorita tiene todo el poder, sólo debe cuidar sus espaldas si en el siguiente sexenio le toca a alguien con la misma ideología de venganza y al que le haya tocado intereses, como parece que se los tocaron a él, porqué los que están con él no se tocan, los que están contra él todo el peso de la ley.

Desde luego Don Cedano no considera peligroso que este populismo nos lleve a ser comunistas o socialistas, ya bastante probó la historia que ninguna de esas dos corrientes económicas ha funcionado de manera adecuada, porque no se ha visto mayor bienestar a los pueblos. Vemos a una Rusia metiéndose al comercio mundial como cualquier economía capitalista, vemos a una China apoderándose de todos los mercados, no hay rincón en el mundo que no tenga algún aparato o herramienta china, ya se convirtió en la gran potencia vaticinada. Del lado contrario vemos a una Cuba alejada del progreso, alejada del confort, si no fuese así, no se saldrían los cubanos a buscar mejorar sus condiciones a otros países, podríamos aducir que está así de amolada Cuba por el embargo estadounidense, lo que veo es la incapacidad de los gobiernos de deshacerse del poder elevando el poder del pueblo.

También entendemos que el pueblo no tiene la capacidad de gobernarse solo aun, extraña a los ídolos, a los héroes, a los políticos que tengan desvergüenza y se enfrenten a otros poderes, vemos a una Venezuela con la gasolina más cara del continente, cuando hace veinte años era la más barata, mientras su pueblo emigra a Colombia con más de 1,100,000 refugiados, a Perú con 5006,000 refugiados, a Chile con 288,000 refugiados, a Ecuador con 221,000 refugiados, a Argentina con 130,000 refugiados y a Brasil con 96,000 refugiados. Este censo se realizó en 2019, no sabemos aun lo que lleva este año. Lo que, si nos deja claro, que las políticas populistas están en contra del progreso material.

 Quisiéramos saber si ese bienestar aducido por San Péjele es sólo parte del discurso lanzado desde el dualismo, sólo para mantenerse dentro de las preferencias del pueblo, porque los números nada más no cuadran, cada día vemos que la economía se hunde en una recesión anunciada. Desde 2019 veíamos que el crecimiento de la economía era negativo, y de nada sirvió pelearse con las calificadoras, si quien daba el dato era el INEGI y ahora el Banco de México nos receta un remedio que nos baja los chones más de lo que ha hecho la pandemia. Dice el Banco de México que “México tendrá este 2020 su peor contracción desde 1932, en el mejor de los escenarios la economía caerá 8.8%, y en el peor de los escenarios caerá un 12.8%”.

 Don Cedano en cuestiones de economía es pesimista, ya espera el discurso animador y positivo de San Péjele golpeando al Banco de México por ser ave de mal agüero, ya quiero sentir el airecito de la rosa de Guadalupe y que nos llegue diciendo que estábamos mejor cuando estábamos peor, ja… no es cierto, eso no lo va a decir, pero sí espero que sea congruente con su discurso y nos diga que “tenemoj bienejtar” y somos muy felices, y que la contracción es culpa de Felipe Caldedrunk y de la Pandemia que no está científicamente comprobada que exista, salvo para justificar la caída económica, no para el uso de cubrebocas.

 Lo bueno es que tenemos un líder nato, fogueado en mil batallas, purificado en las guerras contra la mafia del poder, que tiene una caparazón a prueba de todo y un discurso político bien maduro, defenderse de cualquier dicho, podrían pensar algunos que eso de la lucha contra la corrupción la hacía desde la inocencia, pues no, también tienen sus bemoles, o sus asegunes, según quien lo diga, Pío salió bravo, el señor de las ligas no se diga, y por allí anda perdida una Cadena, llamada Eva, que también recibía dinero de personas buenas que creían en el movimiento y que mantuvieron a un zángano, perdón a un líder que tiene el deber moral de pagar los favores, digo de cubrir sus actos corruptos, perdón de combatir a los corruptos… este corrector que no me deja escribir. Les ofrezco disculpas.

Les decía que cuando el dinero fluye poquito, es como cuando le dice la niña a su mamá: “mamá, estoy solo medio embarazada” y su mamá que se lo cree. Bueno, así San Péjele, el dinero recibido por sus allegados, eran solo aportaciones, como si los millones que recibían en la administración de Peña no lo fueran. La diferencia es que San Péjele ha sido poquitero hasta en eso, pedía poquito, como Layín de San Blas, de una vez se hubiera ido a lo grande, para que no lo ningunearan, ja, ja, ja…

 Bueno, me calmo un poco, pero suena a risa de que la corrupción tenga dos raseros, lo que le da a Don Cedano certeza de la maestría del dualismo manejada por San Péjele y sus bots, que a todo acto bueno le buscan el lado malo, y a todo acto malo le buscan el bueno, solo depende del mensaje que quieran dar y que convenga a los intereses del impoluto… dije impoluto, lean bien. Les decía que convenga a los intereses de San Péjele y el cuatroté, así que el cinismo se convierte en acto de contrición y asunto de llanto y lagrimita de Don Cedano por tanta maldad contra el líder.

 Don Cedano, ya está sentadito esperando el discurso alentador en tiempos de crisis de San Péjele, para que los que sentimos la caída de la economía, no la econotuya, no muramos de ansiedad. Ya quiero que me diga que estamos jodidos, todos ustedes, pero felices. Harta felicidad que irradiamos que seremos seres de luz, tanto que odiaremos al dinero como si fuese un apestado, menos el que nos regale San Péjele, que sabemos algunos que no es dinero de él, es de los malditos ricos que hacen trabajar a los pobres para que los pobres paguen los programas de otros pobres que no trabajan para ricos, así más o menos. Ojalá y se acabaran los ricos, así no harían enojar a mi cabecita de algodón, ja, ja, bueno, se me salió, pero creo que está complicado que se acaben los ricos, son los que tienen los recursos que también necesita el estado, como la televisión, que ahora hace las veces de salón de clases, algo que denostaban con aquellos programas de telesecundaria o telebachillerato, no sé si San Péjele lo haya hecho, pero estaría de risa.

 Bueno, lo que sí es cierto, es que al menos algo se hizo, ahora sólo falta llevar televisiones, internet y computadoras a las regiones más alejadas de la civilización, como en Guerrero, en Michoacán, en Oaxaca o en Chiapas, que son los estados que tienen mayor concentración de desigualdad, tanto económica como social y de infraestructura, eso se tiene que resolver, pero la mayoría que tiene acceso a la Rosa de Guadalupe podrá tomar clases, y eso es mejor a no tener nada, el aprendizaje debe ser política de gobierno, a Don Cedanole gustaría que sí se apostara a la educación, a esa famosa parábola atribuida a Jesucristo, eso que le gusta nombrar mucho a San Péjele que se enseñe a pescar conocimiento a los niños, no dárselos digerido, así no funciona.

 Sabemos por las teorías de la conspiración que a los gobiernos les gustan las personas incultas e ignorantes porque todo te creen, así son fácilmente manipulables, por ello felicitamos al gobierno que haya perdido el asquito a los ricos dueños de televisoras y resuelva el problema de la educación a distancia. Lo demás es accesorio. Esperemos vea potencial y aumente la calidad y cantidad de información educativa de manera libre y logre fundar universidades de a deveras, esas que nos hagan crecer en todos los aspectos y no los remedos en los que se convirtieron las 100 universidades llamadas “patito” por Leo Zuckerman en el Excelsior, se me hace que ese cuate no ama a la cuatroté, o deberá tener algo de razón.

 Les decía, de esas universidades no queremos, queremos de esas a dónde van los fifis, ja, ja, bueno, pedir no cuesta nada. Lo que me gustaría sí, es que el nivel educativo, al menos de nuestro estado, aumente exponencialmente y seamos los próximos creadores de naciones fuertes y libres, mientras tanto, vamos preparando las rodillas para la caída, levantando las manos al cielo, pidiendo a San Péjele que nos salve al menos en el discurso, aunque vemos que se están acabando los chivos expiatorios, sólo quedan los propios chivos, veamos a quien se sacrifica. Don Cedano pues se pone dualista, así que, si miran los éxitos de San Péjele, vean también su sacrificio, no hablo de Pío, hablo del esfuerzo, ja, ja, ja, porqué otra caída de esas y no me levanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *