¿Otra vez Michoacán? (Política en lo oscurito)

¿Otra vez Michoacán?

El día parece perfecto para ir a tomarse unas caguamas al bulevar… no sé ustedes, pero yo ando en una playa de arenas blancas y mar azul turquesa, disfrutando de unos días de solaz esparcimiento, esperando el paso de las comparsas. Mírenme, me veo firme, bien paradito, enhiesto, formal y serio, y con cara de circunspección me dedico solamente a ver los bikinis que pasan a mi lado sin mostrar ninguna reacción que delate mi emoción, por dentro lo disfruto, ¡Uff!, pretendo disfrutar que este año empezó movidón y tengo la oportunidad de ver esas movidas con serpentinas, trajes multicolores, botas altas, sombreros de copa, mucho brillo por aquí y por allá, con lujo y toda la cosa.

Para aquellos envidiosos que creen que Don Cedano ni fu ni fa, pues no, Don Cedano si va a los carnavales a la playa. No entra porque cobran, pero de afuerita si los ve. Total, ya cuando las chamacas salen del jolgorio también se ven bonitas, aunque no hagan bailes y teatralidad.

Esos carnavales a los que va Don  Cedano que, aunque no son el de Río de Janeiro, al menos se ve carne, ¿Se espantan porqué veo carne?, ¿Pues de qué creen que se trata el carnaval?: Carne Vale, o sea carne, mucha, y si las mujeres en carnaval bailan en bikini, no es culpa de Don Cedano que sus ojos no se puedan cerrar y menos culpa tiene si suceden en estas fechas previas a guardarse de la carne y que haya carne en demasía. Hay que aprovechar pues, antes de que las lagañas cierren estos ojitos vetustos.

Además ¿De qué se quejan?, cuando son jóvenes quieren participar en todos los carnavales habidos y por haber, sólo para presumir y promover sus carnes, y cuando son viejos como Don Cedano, quieren volver a ser jóvenes para volver a presumir y no pasar vergüenzas, que dicho sea de paso, Don Cedano no tiene ninguna vergüenza, puede pasear sus carnes sin ningún pudor en bikini en cualquier carnaval, pero también es consciente de que el prójimo siente asquito, nada más por eso no lo hace, sino, ¡ájele!, ya andaría mostrando músculo… si alguna mujer de mis siete lectores siente que Don Cedano tiene partes buenas para presumir en Carnaval, le solicito atentamente vaya y visite al oculista, digo, para evitar suspicacias.

Les decía que eso de promover la carne es algo que emociona a la juventud de ahora, y si les contara que viene de antiguo, sí, en los viejos tiempos ya se promovía la carne, las fiestas de Carnaval se celebraban mucho antes de que el cristianismo las adoptara como parte de las suyas. En la antigua Grecia y Roma existía la bisabuela del carnaval, llamada Bacanal. Era una fiesta en honor al dios Baco, muy socorrido hasta la fecha, porque fue el inventor del vino, ¡Chulada! Eran famosas las bacanales pues se tomaba alcohol a destajo, mientras el dios Baco estuviera bajo la parra cosechando y destilando, era su chamba, se tomaba en barra libre.

Las bacanales eran organizadas por sacerdotisas mujeres, sí, así como lo leen, mujeres, y su nombre en esa época era el de bacantes. Su nombre se asoció mucho a las orgías romanas, pues degeneraban en eso… vean, ya eran mañosos desde antes pues… no se sientan únicos ahora con sus batucadas o carros alegóricos, su chozno era el culto al dios pan.

Les decía de origen sólo participaban mujeres, era algo aburrido pues, por eso cuando Grecia dominó Roma mejoraron, dicen, porque no estuve allí, que las bacanales entraron a Roma por la Etruria, y seguían siendo de mujeres -Aburrido- y las celebraban cerca del monte Aventino entre el 16 y 17 de marzo, muy conveniente por eso de la pascua.

ya en Roma, vieron que era divertida la fiesta y para hacerla más emocionante empezaron a invitar hombres, a lo mejor les salió bien la primera y quisieron experimentar algo nuevo, aquí es donde Don Cedano se considera alma vieja, y desearía haber vivido en esa época, ¿O a lo mejor ya la vivió en otra vidas? Si, debe ser, las fiestas esas donde abundaba la lascivia, la lujuria, la perversión y todas esas cosas que el hombre común desea son lo suyo, ja, ja, ja, las anhela y sueña, aunque eran ocultas y participaban sólo las sacerdotisas adoradoras del dios Pan y después del dios Baco, pronto se descubrieron, porque algunas mujeres se cansaron de que sólo fuese entre ellas, ya saben, por lo aburrido que debió haber sido.

Así que a una de ellas, una llamada Hispala Fecenia, se le salió el chisme, todo por amor, le comentó a su amor Publio Aebutio, que estaba siendo obligado a entrarle al culto del dios Baco. Este chamaco no quería ser un briago sin sentido y orgíaco sin razón, quería ser sanote y no le entró a la orgía báquica, pues su novia Hispala no quería compartirlo y le pidió que se saliera, pero los papis de Publio lo querían obligar, así que fue a la comisión de derechos humanos, ja, bueno, esa no existía y mejor fue a contarle el chisme al cónsul Postumio, el cual pensando como político y a sabiendas que su consciencia no era limpia, investigó estas pachangas, por eso de quítame esas pulgas, pensando en la existencias de conspiraciones ocultas, como todo político corrupto pues, que ve moros con tranchetes en cada esquina, los canceló, les cayó en la movida, así en el año 186 Antes de Cristo se prohibieron las bacanales.

¡Dios mío que tristeza! Ahora sería mediante un módico pago, así que las fiestas eran prohibidas, excepto las que tenían permiso del senado, ¡lana es lana!, así que las fiestas en honor al dios Baco volvieron a su entorno sagrado, o sea se seguían haciendo, pero ya solo entre cuates para no pagar impuestos, ya en Roma no podría perderse la tradición de ser lujurioso y permitirse algunas libertades ciertos días, sería un desperdicio. Así, por debajo del agua, entro el culto ahora llamado a Dioniso. El mismo dios Baco griego, pero más barato. Dioniso en Roma fue inventado como un dios más guapo, joven y desde luego, seguía siendo el chicho de la película gacha, el mismo creador del vino como Baco pues. Así que siendo un dios joven y guapo, como tal era tratado, como un joven desenfrenado, lujurioso y borracho. Si bien las fiestas bajaron de tono, ya no eran las grandes orgías después de la prohibición, estas no dejaron de festejarse, año con año faltaba más, y no se ha perdido pues, así han llegado a la actualidad, modificadas un poco, pero con la misma sustancia de desenfreno, lujuria, lascivia y alcohol.

La iglesia católica dominadora de Roma, supo desde un principio que no podría eliminarlas, prefirieron unirse y hacerlas un poco permisibles para días después cooptar adeptos arrepentidos ¿Qué podían hacer? Si ya estaban muy enquistadas en el subconsciente colectivo, así que mejor les dio tantita chance y las metió dentro de sus liturgias, siendo esta fiesta celebrada poco antes de la semana santa, 40 días antes del domingo de ramos, terminándola un día antes al miércoles de ceniza, o sea un poco antes de la cuaresma comes toda la carne y después tus quince días de abstención de la carne, ja, mañosillos, desde la antigüedad se utilizaban disfraces para permitir la confidencialidad, que no de pena después meterse con lo que no le gusta, ja, ja, ja…

¿Qué?, así son los carnavales ¿No?:  alcohol, lujuria, y ya la identidad con el alcohol no importa, al otro día no te acuerdas de lo que pasa, al final, en todos los carnavales, dentro de las leyes no escritas está la permisividad y descontrol, al amparo de la multitud, y para no desentonar, por ahí perdidos le metemos unos desfiles algo decentes para que también participen los niños y se vayan preparando psicológicamente para cuando crezcan, y metemos otros nostálgicos, para que los viejos disfruten y recuerden, en el medioevo se usaba el carnaval para criticar al gobierno y al clero, era divertido, los de ahora son prácticamente concursos de teatralidad o de musicales.

Bueno, les decía que Don Cedano disfruta ver bikinis, ese era realmente el asunto. Sé que mis siete lectores se sentirán decepcionados porque esperaban a un Don Cedano todo serio, firme en sus convicciones, alejado de las pasiones por la edad, culto y reservado, pues no, Don Cedano está vez les queda mal, no va a tener muchas oportunidades de disfrutar estos eventos antes de que las reumas lo limiten al patio de su casa, platicando de lo que no pudo ser, ja… Sí, ya sé que a ustedes mis siete lectores les importa un comino lo que haga Don Cedano, y Don Cedano se solaza compartiendo banalidades.

Ya hasta el tema del aeropuerto se le había olvidado, ¿Total? No es importante, el jefe, el prejiso, ya dio las instrucciones necesarias para que se haga como a él le de la gana, aunque las compañías de aviación se retiren del país, ahora los mexicanos que queramos viajar a países de Asia, Europa u Oceanía, tendremos que usar otros aeropuertos, y hacer escalas en Panamá, donde si permiten aeropuertos de lujo, aunque se quejen los ciudadanos, o a Miami, o a New York, que ya son de primera, mientras en México, gracias a la sabiduría de San Péjele tendremos un aeropouertito de 4ª llamado el de Santa Lucía, que supongo se usará para volar papalotes o los dos aviones que no venda San Péjele, porque nadie en su sano juicio va a querer hacer tantas escalas para llegar a su destino y mucho menos va a querer desplazarse tanto entre aeropuertos, pues se supone que con los vuelos se ahorra tiempo, no que se pierda lo mismo de tiempo que usar el autobús.

Que viéndolo bien, los dueños de las líneas de autobuses deben estar felices que van a tener más chamba, ese San Péjele y sus acciones están desequilibrando el rumbo del país, por más que quiera revivir a Pemex, no va a poder, al menos no como lo plantean, las refinerías al día de hoy es lo menos importante, lo importante son las políticas económicas, esas que le digan al resto del mundo que México País es un buen lugar para invertir, que tienen certeza jurídica y no se basa en juicios de un solo hombre, ese que tiene que calmar a sus huestes para que no hablen mal de sus adversarios y nos los abucheen.

Triste es ver pues que con decretos no se solucionan los problemas del país y los siguen usando, junto con las encuestas dedícolas, esas de subir el dedo, como en las visitas a los estados y dice “suba el dedo, quién odie al gobernador”, bueno, la mano pues, pero así se las gasta. Triste es ver que las promesas de campaña se quedan solo en eso, en promesas, al viejo estilo del Prit. La gasolina no solo no baja, sigue subiendo, y los cacareados logros solo han sido cosméticos para mantener felices a los chairos. Lástima que los derechairos también son México, si no, todo sería Jauja, aún así con los erros del prejijo, sigue teniendo una aprobación alta, y para que le de envidia, aún no alcanza la que tuvo Chente Fax en su inicio de sexenio, ya saben, los inicios son de “juguete nuevo ¿Dónde te pondré?

Los mexicanos somos malos como la carne de puerco, porque hacemos el cambio de gobierno y ponemos nuestras expectativas muy altas, como pasó con Fax, y como está pasando ahora con San Péjele, en aquellos días Fax dejó de ser objeto de devoción por sus atinadas intervenciones lingüísticas y San Péjele va para allá, sus intervenciones lingüísticas van para Guinness de comicidad, hasta que el amor se convierta en odio de los chairos. Desde luego Don Cedano no desea que eso suceda, pero así ha sido la historia, los gobiernos que presumen van a hacer el cambio, el primer trimestre son aprobados con puntuación alta, cuando se ven los resultados con el paso del tiempo es cuando se nivela, al día de hoy al menos, San Péjele no ha alcanzado el 70% de aprobación que tuvo Fax ¡Tómala campeón! Y es que no todo es miel, sólo cuando se trata de joder a otro mexicano… bueno, a algunos es solo imponerles orden y justicia porque si eran ratas legales.

Veamos pues de que hablamos cuando decimos que es popular o impopular, cuando dijo que quitaría las pensiones a los expresidentes alcanzó un 86% de popularidad, en ese hasta Don Cedano votó. Cuando dijo que quitaría los gastos médicos mayores a los servidores públicos alcanzó el 76.7%, decir bajar sueldo a funcionarios le dio un 68.8% y Don Cedano aún no está convencido si se los bajó o no. Desaparecer el Estado Mayor Presidencial le dio un 57.5%, el reducir ISR e IVA en frontera un 55.1%. El que él prejijo viaje en aviones comerciales a pesar de que sale más caro, él lo hace ver más barato, porque le da popularidad, tiene un 53.1%, apenas los convence, a Don Cedano no.

El abrir los pinos al público, alcanzo apenas el 52.6%, a Don Cedano no se le hace buena idea ver donde liberaban a Willy los precisos, sigue siendo una casa de personas pudientes con dinero ajeno. El combate al Guachicol, le dio apenas un 51.4%, por eso del desabasto casi lo mete a la desaprobación, que si tuvo con la guardia nacional al usar al ejército para ello, eso fue desaprobado alcanzó un 46.4%, y la construcción del tren maya, con un 46.3% y a pesar de que no se aprueba, el proyecto va, como debe de ser, por sus polainas.

Otros desacuerdos fue el despido de burócratas con un 43.1% de aprobación, y la cancelación del aeropuerto de Texcoco que tenía un 29.6% de aprobación, aún así le valió y por sus polainas lo canceló, para que todos ustedes derechairos que usan avión sufran, los chairos no lo van a usar, y ojalá lo usen para que sufran y se arrepientan ¡Puaj!, ¡Cálmese Don Cedano, no está en edad de hacer corajes¡ ¡Es, que… Es, que¡, bueno, está bien, que sufran los que tengan que sufrir, de todos modos Fox alcanzó mayor a probación ¡Lero, lero, candelero!

¡Deje de burlarse, usted es un hombre serio Don Cedano, compórtese!, deje que las cosas se nivelen, que la razón del acto causa – efecto surta efecto, ja, mientras tanto, véngase con nosotros disfrutaremos de una buena vista, la playa de fondo, frente a las comparsas, mujeres en bikini amarillo, baile música, desenfreno, todo para que entremos a la cuaresma de lleno y nos volvamos abstemios 40 días, al menos los viernes. Jodidos los Michoacanos, esos si mis condolencias, pues no tienen carnaval, aunque si toritos de petate, y maringuías, bueno, esos michoacanos, no han podido tener paz y tranquilidad como la tiene Don Cedano estando en la playa.

Miren nomás, la carretera Morelia – Pátzcuaro es un cementerio, tiene un accidente un día sí otro también, mortales los más. La autopista siglo XXI, que ni es autopista, ni es del siglo XXI, es otro cementerio enorme, aunque le dicen autopista para cobrarla cara, no es más que una carreterita amplia, se ha convertido en una rúa muy peligrosa y cara desde luego, ¿Eso ya lo dije?, es que no me siento feliz pagando por un mal servicio y porque me engañen que es autopista.

El retirar o reducir el cobro a casetas es otro pendiente que tiene San Péjele con el país, Don Cedano lo apoyaría e iría a gritarles rateros a los gobernadores, si con eso logra quitar las concesiones y hacer libres las carreteras que ya cumplieron el tiempo de concesión y bajar el costo de la gasolina… ¿Ya les había dicho que no ha bajado el costo de la gasolina, más bien sigue subiendo? ¿Ya? ¡Ah, se me había olvidado!

Les decía que los michoacanos estamos jodidos, todos ustedes: las carreteras o son de mala suerte o nosotros estamos haciendo algo mal, hay muchos accidentes y muertes, y la delincuencia aumenta cada día más, en Morelia los asesinatos no paran, en Apatzingán los asesinatos no paran, en Uruapan, los asesinatos no paran, en la Ruana, los asesinatos no paran… ¿Le sigo?…

Está bien, hasta allí le dejo, porque ya los vi llorar, y Don Cedano necesita unas cervezas para acompañarlos en su dolor, solo que ahora no, estoy viendo pasar bellas mujeres, después sí, los acompaño, y no es para consolarlos paisanos, pero la violencia está canija también en la ciudad de México, en Guanajuato, en Jalisco, en Veracruz, en Tamaulipas, en Baja California…

Si ya sé, que la violencia está en todo el país, hasta en el paradisiaco Cancún, ya los perdimos, mientras tanto el gobierno federal solo busca que sus achichincles le griten a los gobernadores, ya llevan 14 ejercicios, o sea 14 gobernadores abucheados, eso es falta de ética y respeto, ya hasta especulan en que está orquestado, desde luego no al interior de la Prieta, sino del Pan, debe ser externo, ellos son blancas palomas y la gente es una loquilla, ja, según San Bertolt Brecht, las crisis se producen cuando lo viejo no acaba de morir y no nuevo no acaba de nacer, así que Don Cedano esperará en la playa mientras lo viejo muere y lo nuevo lo mata San Péjele… ¿Me equivoqué?, ¡Ah!, que nazca lo nuevo, eso quise decir…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *