Política en lo oscurito

Empezaron las lluvias, volvemos los ojos a donde se inunda y despotricamos, nuestros ojos no ven que la lluvia trae vida, ¿Pero filosofo, hablamos de lluvia de spots? No, no, no, Don Cedano habla de la inefable naturaleza, de la poderosa mano creadora de vida, mediante la cual vivimos, sin ella no somos nada. No, de los spots no hablamos, es un desperdiciadero de dinero, de labia, de saliva, de energía. Don Cedano se imagina que, si en determinado momento podría utilizarse toda esa fuerza de trabajo desperdiciada yendo a reuniones, mítines, marchas, presentaciones y demás parafernalia política, el país lograría el tan ansiado 6% de crecimiento económico. Pero no, los que trabajan no pueden salirse tan fácil de sus trabajos para asistir a apoyar a su candidato favorito.

 Don Cedano está convencido de que no necesitamos candidatos, ni políticos, parecen una sociedad aparte, que no aporta mucho, salvo obstáculos al ciudadano común, que tiene que luchar contra ellos cuando quiere emprender alguna empresa. Ni hablar de los impuestos, que como su nombre lo dice, son impuestos, si dejas de pagar algo, que ya es tuyo, según tu lógica, te atacan como si fueses un delincuente. Ya saben, aquellos que se sienten bien fregones, una piola, el hacha por tener un auto de un millón de pesos, les tiemblan las piernitas cuando el gobierno les pide que les pagues por usar un auto por el que pagaste mucho dinero y mínimo un impuesto, que es el IVA, algunos el impuesto inventado para autos caros, solo por ser pecado tener lujos, y después serás castigado año con año con pago de tenencia, que significa que pagas por tener algo que solo a ti te costó.

 Y pagarás permiso para que te dejen conducir tu auto, te cobrarán por usar las carreteras, que ya habías pagado con la aportación de tus impuestos y serás multado por un funcionario al cual tú le pagas su salario con las aportaciones de tus impuestos, y todavía pagarás por suministro de gasolina dos impuestos, uno llamado IVA y el otro llamado te la dejo ir, bueno, románticamente le llaman IEPS federal, IEPS estatal, IEPS CO2 y el famoso IVA, la gasolina y el uso de autos es lo más cargado en impuestos, el IEPS, es el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios, que fue sacado de la manga para abrocharnos más. Desde luego el gobierno en turno, el de ya sabes quién, generó mucha expectativa al señalar que los reduciría, pero a la mera hora no, porqué necesita el dinerito para sus programas estrellas y para no hacerlo por ahora tiene la salida perfecta, «culpar a los gobiernos anteriores».

 ¿Para qué lo subieron? Pues para robar, y como ahora no se roba, pues se lo gastan los abuelitos, y cómo nadie lo audita y le creen sus seguidores y lo apoyan, pues todo está bien así. Mientras el ciudadano común seguirá sufriendo igual que antes, algunos peor que antes, pero más felices, porqué se sienten representados con el aumento de los pobres, ya saben la mentalidad mexicana, esa de que «no quiero que estés mejor que yo y te zancadilleo», ya viéndote jodido como yo, así seré feliz.

 Pero hablábamos de que han iniciado las lluvias, y dejábamos claro que no era una lluvia de spots, de esa no, esa no da vida, solo genera decepción y basura, y no hablamos de la política, ese es otro tema, ¿Qué, lo de la política es lo de moda, lo de novedá?, está bien, hablaremos de eso, por algo se dan las cosas, no es casualidad, deben ser los seres extraterrenos los que nos mandan esa señal, no a los candidatados que parecieran salidos de otro mundo, por su discurso vacío pues, los reto, a ustedes mis siete lectores a que vayan y se llenen de pueblo, convivan con aquellos que apoyan a cierto candidato, no importa el color, encontrarán muchas coincidencias, por ejemplo los lemas «lucha, lucha, no dejes de luchar», tan de moda por aquellos recalcitrantes luchadores sociales de los años setenta, que tenían ante sí a un gobierno autoritario y tirano, así como trae en miras ser este actual.

 Veremos que todos, sin distinción mencionan la frase «mi líder», a su candidato, y ellos se inflan. Todos se sienten participes de un cambio enorme, pero no saben que nosotros sabemos que el cambio es únicamente en sus percepciones económicas. Ningún candidato trae un programa preciso, algo que pudieses ser calificado como plan de gobierno. Muchos traen algo de cola y entre ellos se las pisan, por algo han tenido 782 ataques violentos, y no, no hablamos de los ataques de San Péjele a sus adversarios, esos se cuentan por miles, tantos que pareciera que quiere un México violento, con un discurso oscuro de paz.

 Toda esa violencia y muerte de políticos esconde un trasfondo muy brutal, Don Cedano, piensa y piensa mal, que los grupos violentos, son los que ostentan el poder y que en la política hay intereses enormes, tan grandes que corrompen almas. No me disgustaría una buena raleada de maleantes, sin importar al partido que pertenezcan, porqué hemos visto que no tienen moral, ni pena en chapulinear, es lo de moda, lo de novedá, y una vez pasado al bando contrario, son enemigos acérrimos de sus pasados patrones ¡Vaya incongruencias!

 Bueno, los discursos en su mayoría son incongruentes, no hay muchos políticos que manejen la palabra congruencia, esos que saben el significado espiritual de la palabra y lo aplican, generalmente se convierten en enemigos de la política, les da asquitos y se salen, y se quedan los que no saben vivir fuera del presupuesto, fuera de las palancas, fuera de las dádivas, y tienen frases como; «de que se lo lleve otro, mejor yo». Vemos por ello vivir de la política y de la politiquería a personajes que no deberían tener acceso a nuestros recursos, como a Lloroña, Dante Delgado, Macerdonio, Eva Cadena, ja, creo que ella ya no existe, desde que quemó a su jefe, que la mandó por lana, o al señor de las ligas, por dar ejemplos.

 ¿Qué… dicen ustedes que solo les tiro a los impolutos líderes de La Prieta?, !Chales!, es que a ustedes se les olvidan los del pasado, solo cuando San Péjele se los recuerda, bueno, para eso tenemos a San Péjele, para que les recuerde a los otros, y algunos, están pagando sus culpas y mandados castigar por los conservas, como Javidú, el paladín del nuevo Prit, que era nuevo, con mañas nuevas, más arteras y sofisticadas que el viejo Prit, el de los dinosaurios, que todavía hay algunos buscando ser paladines de la justicia, esa que dice «los tiempos pasados siempre serán mejores».

 Y Don Cedano afirma, que efectivamente había tiempos pasados mejores, recuerda y le da un consejo a San Péjele, aunque él no los tome y sea necio, y solo le crea a aquellos que le besan sus zapatitos y le adulan las caquitas que pisa, que tome este consejo de Don Cedano, le habla de viejo a viejo, no de vejete a vejete no, de viejo a viejo, de experiencia a experiencia, que se decida ya, bajo el agua, a mandar a los guardias blancas, para acabar con la delincuencia y negociar algunas prebendas en lo que va nivelando paso a paso ese indicador, que aplique la ley fuga, con grupos que no aparezcan en las corporaciones oficiales.

 Así como trabajan los delincuentes que imponen su ley sin importarles la ley del estado… si no me creen que imponen su ley, acérquense a la tierra caliente, para que sientan lo que es sentir impotencia y unas ganas enormes de volverse matón, porqué valor no falta, lo que sobra es moral, por pura moral y respeto a la vida no se mete uno a esa espiral, que como vemos ya alcanzó a muchos políticos, en esta campaña van 518 candidatos agredidos, esta escalada ya superó a la de 2018, que de por sí era enorme.

 Don Cedano dio fe, en los números de otros, desde luego, que en 2018 iniciaba un tipo de movimiento contra los políticos, que significaba la pérdida de respeto a las instituciones, digo, si en algo ayudó el hoy Presidente de la República, fue en eso, en favorecer la falta de respeto y valores hacia las instituciones y sus representantes, no se vaya a extrañar que mañana nadie quiera ser candidato, ja, ja, ja, sí, ya sé, esa predicción los tiene sin cuidado, la ambición del dinero fácil, gratuito o sin mucho esfuerzo vale la pena arriesgar la vida. Eso le recordó a Don Cedano aquellas lecturas de los gambusinos que daban la vida con tal de conseguir un pequeño filón de oro, o de aquellos exploradores que por el puro gusto de la fama y de ver su nombre en los libros arriesgaban su vida yendo a donde nadie lo había hecho.

 Así veo a los políticos, ansiosos de emociones fuertes, y las están teniendo, y las van a tener, hasta que se equilibren las fuerzas, o ganan los civiles mediante la razón y el respeto, o ganan los malos mediante la coacción, todo pinta que los malos gobernarán muchos pueblos, por inacción del gobierno federal, y ahora sí, no tendrá a quién culpar, esto está creciendo en sus terrenos ¿Qué?, !Claro que no les coarto la libertad de culpar a otros, esa frase está bien estudiada por ustedes, háganlo!, !pus, má!, pero hay un dios, que todo lo ve, y todo lo escucha, y no se llama San Péjele, hablamos de otro más poderoso, en el que algunos creen ciegamente y en el que otros cargan todas sus frustraciones porque no saben como verlo, así que sí ustedes creen que la violencia creciente es culpa de otros, están equivocados, deben cargar ustedes mismos con su propia responsabilidad.

 Las decisiones en NO, también dan un sí o varios sí a sus contrarios, la no violencia del estado, es la sí violencia de los malos, la no detención de los malos es el sí en la libertad de agresión, y vaya que saben hacerlo, ya son pocos los estados que no tienen ese cáncer, por todos lados vemos, o escuchamos palabras de violencia. Don Cedano, recorriendo algunos caminos de este país ya no se sorprende, iba a mencionar estados donde hay violencia extrema, pero son prácticamente todos, los que aún se salvan son Tlaxcala, Yucatán, Campeche y.… y… ¡Rayos!, solo esos, son muy pocos, todos los demás ya están podridos, no podría decir eso de mi estado, este no está podrido, está desahuciado, ¡Snif! !Snif!!

Deje de lamentarse filósofo y ponga ese seso a trabajar, que se vea que en el estado no todo está perdido, sabemos que estamos mal, pero que es una prueba de resiliencia, ya saben esa palabreja que se puso de moda en las pláticas de superación personal, que significa apechugar y seguir adelante una vez aprendida la lección. Si hemos tenido malos gobiernos, pero hemos tenido a un pueblo solapador.

Esa conciencia colectiva de víctimas no la hemos cambiado, nos dejamos mangonear y por eso los violentos progresan, por qué no protestamos, solo apechugamos. Cierto es que tenemos el gobierno que merecemos, y Don Cedano está seguro que ya es hora de desmerecer, de autogobernarnos, no como los pueblos de la meseta Purépecha, que te limitan el acceso a sus pueblos y se sienten ofendidos si los limitas en los tuyos, algo de congruencia nos hace falta como pueblo y un mucho de amor propio, pero Don Cedano insiste, ya está siendo hora de volver a ser un pueblo solidario y fuerte, libre de malos pensamientos, de malas ideas, es hora de empezar a ver a la política como un lastre y no como una necesidad.

 Ya no necesitamos que nos gobiernen, ya estamos grandes, ya crecimos, ya podemos administrar los recursos nosotros mismos. Digo, los gobiernos no han podido, porqué sus intereses no son nacionales, son personales. Por algo vemos crecer mucho sus patrimonios cuando son funcionarios, quizá eso sea lo que le envidian los malotes y los están cazando porqué quieren ser solo ellos y no dejan crecer a los demás, parecen iguales, así los delincuentes no dejan crecer a los campesinos, agricultores y a los fruticultores, les han robado no solo el dinero, la dignidad, la tierra, sino el alma, los mandan fuera de los territorios a vivir una nueva vida, fuera de su hogar, fuera de su tierra, mientras los gobiernos en los tres órdenes solo ven campañas políticas.

 En Tijuana, cientos de personas de la región de Aguililla sufren el terror de ser emigrantes, salir fuera de casa, pero todo va bien, las casas de los narcos serán rifadas, millones de personas reciben apoyos, esas y las que se volvieron pobres en esta pandemia son voto duro para La Prieta, que si sigue así, pronto tendrá mayoría absoluta en votos, seremos muchos los pobres, ja, ja, bueno, ya hasta los abstencionistas piensan pedir su apoyo, son votos, y todos cuentan, y hay que celebrarlo, serán mayoría, si no mueren antes por la pandemia, con eso de las campañas, no se respetó la sana distancia, así que no nos vayamos a sorprender.

 Como nos sorprendió la autopista siglo XXI, la carretera de la muerte, que es autopista solo porqué cobran, no porqué cumpla con las medidas, deja al puerto en problemas, después del 6 de junio, esperemos se nos resuelvan, hay gallos bien posicionados moralmente y Don Cedano los insta a trabajar para el pueblo y no para ya sabes quién, y políticos ya no se metan en camisa de once varas, bastantes problemas tenemos ya con el simple hecho de vivir, como para todavía morir por defenderlos de causas perdidas o negocios personales, ya van 782, más lo que se acumule.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *