Política en lo Oscurito

Política en lo Oscurito

Ni una más. Ni uno más.
Don Cedano, se ha preguntado durante toda su vida consiente ¿Qué pasará por el cerebro de un hombre cuando decide dañar a una mujer? ¿Será el mismo sentimiento que tiene en ejercer violencia en cualquier ámbito? Es solo sentir que puede, y que ¿Lo hace solo porqué siente el poder que ejerce ante la mujer por sentirla inferior o débil, o ante un hombre en inferior condición física o de equipamiento? Y aun no lo sabe, deduce que hay daños mentales en cada violento, es un hombre que no ha sabido equilibrar sus emociones… pero esa es otra historia. Lo cierto, es que la violencia exacerbada que hay en el país nos está rebasando, en todos los niveles.
Los límites morales que existían antaño se han perdido, y los culpables somos todos, en primer lugar los gobiernos en todos los niveles por ser permisibles y solapadores al no atender las señales de auxilio de las mujeres que sí se atreven a denunciar; por ejemplo, escuché esta semana un caso en la radio donde una de las mujeres asesinadas, de las muchas que se suman a las siete que ha habido en la semana en Michoacán, denunció tres veces a su ex pareja por maltrato y daños, tanto moral, físico, como en sus pertenencias y la autoridad no ejerció el poder que le conferimos, solo la invitaba a conciliar, cuando debía actuar y detener, quiso hacerlo cuando ya no había remedio, así hasta que la violencia llegó al último nivel y la mujer murió a manos de aquel hombre trastornado que le había prometido cuidarla y respetarla, la ley dejó en ese momento de ser ley, se convirtió en simple letra muerta, como la mujer.
Digo que somos culpables todos, porqué participamos de la violencia de una u otra manera, por acción o por omisión: los hombres por qué no hemos sabido proteger a las mujeres, son culpables las mujeres al no retirarse de una relación nociva, se arriesgan innecesariamente. Todos en cierta medida somos culpables de la situación, ya no podemos soslayarla, ya la situación se volvió en nuestra contra, tenemos el deber de enmendarla, pero no queremos, porque nos gusta victimarnos, y una mentira repetida mil veces se convierte en verdad, ahora nos sentimos las víctimas, pedimos que respeten nuestros derechos y no sabemos o no queremos cumplir las obligaciones.
Esta semana, el vaso de la violencia se rompió en Morelia, la muerte de una joven de 21 años movió las conciencias, una mujer de muchas que han muerto en manos de la idiotez humana, en manos de mentes vacías, que presuponen que la vida de lo demás les pertenece por el hecho de no sentir pena ni remordimiento al quitarla, podrá ser un chamaco, o un anciano como el presunto asesino de una niña en Nayarit, eso no cambia los hechos, no cambia el que se siga matando sin que haya un resquicio de temor a la justicia, mucho menos a dios.
Esos personajes se han perdido a sí mismos, sus mentes han logrado dominarlos y hacerles creer que la vida es solo un elemento que se tiene y se puede quitar, el gusto por la muerte los ha trastocado. Sabemos que la muerte no tiene preferencias, llega y se lleva a quien está destinado a morir. Lo que nosotros como sociedad exigimos, es que la muerte llegue de manera natural, que nadie te la de, que nadie bajo ninguna agravante te mate, que se respete la vida, toda la vida, desde que inicias tu etapa de cigoto hasta tu ultimo día en esta vida cuando la vejez te tire al piso.
Jessica como miles de mujeres han sido parteaguas, queremos justicia y queremos salud mental.
Don Cedano está convencido que los gobiernos han descuidado la salud mental, primero de sí mismo, pues nuestros servidores no cantan mal las rancheras, pero tienen la posibilidad y el poder de curarse mentalmente y que después curen a la sociedad. Los mensajes de odio solo traen odio, los mensajes de amor y paz que deberían ser para fortalecer la familia se los mandan a los delincuentes, que también los necesitan, pero la institución de la familia los necesita más, como necesitaremos a Quino, que nos deja un enorme vacío, vamos a extrañar sus viñetas cargadas de humor y filosofía, aunque lo disfrazaba en el lenguaje de niño, su mensaje nos llegaba más a los viejos que a los niños, su lápiz le abrió un mundo que no había ni siquiera soñado, y nos abrió a nosotros la posibilidad de ver al mundo desde otro ángulo, como quisiéramos ver a nuestro país, desde otro ángulo, el que tiene ahora Don Cedano no es tan bueno.
Nuestro presidente ha agotado el discurso, ya no tiene más oratoria, la que ha llevado desde hace veinte años, es la misma, el eterno bravucón y desafiante de los poderes reales de un pueblo que sigue esperando un cambio sustancial, no todos creen la palabrería, los que razonan el discurso saben que el porcentaje de mendacidad es muy alto, ahora señala que si se juntan 100 mil personas que no estén de acuerdo con su mandato se va a su quinta en Tabasco, seguro se juntan, seguro no se va, porque siempre habrá argucias, y las tiene, las ha usado desde hace muchos años, podría decir que fueron acarreados, que llevaron a sus choferes o personal de apoyo con la consigna de correrlos si no los acompañan, justificaciones hay, me gustaría que cumpliera su palabra, la que tanto empeña y la que tanto promueve.
Ojalá y sí sea hombre de palabra, aunque sea los siguientes años, así Don Cedano lo presumiría, no en el extranjero, pero sí entre sus amistades, hasta se pondría un cobre bocas con el logo de su partido, porque ya no tardan en regalarlos, las elecciones en Michoacán se acercan y da lo mismo un pedazo de tela de un color que de otro, siempre y cuando me regresen unos 3 pesos de mis impuestos, ja, ja, ja, que este mes estuvo pesado, y Hacienda amenaza que estará peor, ya cualquier peso que muevas debe ser fiscalizado, casi quiero regresar a usar bilimbiques, o irme de plano a Veracruz al truque con Túmin, sería más sano, pues en el sistema fiscalizado nada te pertenece, dejas de pagar y te conviertes en delincuente, desde luego hablamos del común, no de los cuates, esos ya la libraron, viven en jauja, libres de pecado, y salvados por el mesías tropical, que ya permitió meterle miedo a la población con el anuncio de que empezó la época de influenza, si no podemos controlar al covid19, ¿Qué será de nosotros ahora?
Bueno, el gobierno tiene dificultad para atender empresas de ese tipo, salvo en Hacienda, esos sí son bravos, deberían aprender la técnica, y ser bravos con los malos y contra la pandemia, que parece que no da tregua, en mi rancho se están muriendo por destajo, y parece que a nadie le importa, bueno, lo que importa es sacar recursos, y para eso tenemos a la ciencia, esa maldita cosas que ni sabemos para qué es, ni cómo se usa, así que mejor hay que cortar los fideicomisos, con la clave “ciencia”, al cabo los faneses de San Péjele le aplaudirán, porque la ciencia es de conservadores, a los liberales no se les da, a eso se les da poner tienditas de chocolate en plena pandemia, ya saben, algo ligero, lo que no es ligero es que el juego bajo la mesa para la gubernatura de Michoacán está muy movido, dicen los que saben de eso, Don Cedano solo los escucha que La Prieta la lleva de gane, solo falta que se peleen entre ellos, y casi emulando a la elección de la presidencia de La Prieta tiene varios candidatos.
¿No sé qué le ven a esos puestos? ¿Será que hay algo más que servicio al pueblo?, puede ser, me imagino, algo debe de haber, ya saben, el pueblo es exigente, con que le digan que van a meter al tambo al antecesor ganan, porque la envidia es mala consejera, tan mala como el frío de la patada que se dejó sentir en Morelia, de pronto parecía que ya estábamos en épocas navideñas, espero no le de ideas a las tiendas de conveniencia, ya ven que ellos son rápidos, nada más dicen rana y brincan, no tardarán en poner todo lo nuevo para la época invernal en sus escaparates.
Mientras que, en Veracruz, que son más consumistas, digo, no solo van a vender productos navideños, también parachutes para los ríos que se desbordaron como la alegría de los Michoacanos que hacen festivo el festejo del Natalicio de Morelos, aunque no hubo festividad física, al menos hubo folclor en la radio, aunque hace ya 265 años de eso, todavía se recuerda, algo bueno debía haber hecho bien, para que se le recordara. Dicen los que saben que participó en la creación de la constitución firmada en Apatzingán, es nada más la creación de la patria, cuando ya podíamos decir que existía México, antes no, antes era el reino de la Nueva España, éramos esquilmados, igual que ahora, pero ahora nos dejamos, porqué nos da estatus, nacionalistas somos solo en las borracheras, en las formas de consumo no, para eso sí somos mundiales y cosmopolitas, sino pregúntenle a San Péjele, con su traje Boss, ja, bueno, eso dicen, yo no sabría distinguirlo, sí lo hicieron los sastres de Tacubaya o los del diseñador, como Don Cedano está destinado a usar trajes de manta, como en la vieja usanza ¿Qué? ¿Sale más caro? ¡bueno!, seguiré buscando algo que me acomode, al fin la mona, aunque se vista de seda, ya saben…
Bueno, al menos ya sabemos que detuvieron al presunto asesino de Jessica, la presión mediática funciona, esos chavos que se movieron en las redes sociales salgan a denunciar todas las desapariciones de mujeres en el país, para que se atiendan todos los casos, y que agarren a los asesinos, Don Cedano estaría de acuerdo con la pena de muerte, pero como que no va, muerte por muerte solo el destino lo sabe, pero al menos justicia para las familias de las víctimas sí, a las víctimas ya no les interesa, a los que quedamos aquí en este mundo sí, por qué no queremos que se repita. Gratitud a los que lograron el cometido de encontrar a Jessica y a su presunto asesino, un abrazo fraternal a la familia, porqué “a menudo el sepulcro encierra sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd”, decía Alphonse de Lamartine, hoy ese sepulcro ha abierto a la solidaridad a miles de corazones, no era la forma, pero el tiempo tiene formas extrañas de enseñar la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *