¿QUÉ ERES DESPUÉ DE MORIR?

Ya no tienes cuerpo, “vives” tratando de adivinar quienes son los que vez como seres humanos, pero no tienen ojos, ni brazos, ni manos, etc. sólo son unas ligeras sombras informes que oyes, pero no distingues; entiendes, pero no comprendes por completo sus mensajes, deseos, ofertas, etc, se te presentan como un deseo que busca lo comprendan. Nadie habla mal de alguien o se burla, no sientes cansancio, deseo o curiosidad, olvidas qué es dormir, comer, no recuerdas eso, pero no sientes hambre, y tu “cuerpo” es sólo una esfera de tenue luz que forma una voluta que se mueve con sólo tu deseo.

No sabemos cuántos millones de años pasarán para que entendamos aquella realidad, no son voces las que nos invitan a movernos, son simplemente sensaciones que te llevan, traen, suben o te bajan y otro tanto pasa para que “hagas” migas con tus semejantes, y los re cuerdos, tus recuerdos, te visitan y te apenan, te hacen te sientas ridículo, triste, apenado, porque todos te observan tal cual fuiste y tiene muy pocos actos que te orgullecen y sí muchos que te apenan, te ridiculizan, te degradan, y te vas, huyes de ese lugar, pero hay millones de ojos que te observan y te apenas de tu conducta: soberbia, ridícula, grotesca, sucia, mentirosa, hedionda, que desde lejos se te ve y te sientes sucio, indigno y huyes, pero no te logras escapar y, esto no sabemos por cuanto tiempo.

En esta dimensión el tiempo es el espacio que ocupa una masa en movimiento, pero allá sólo hay vibraciones en movimiento, no hay olores ni sabores, ni sed, ni viento, ni agua, lo que más hay es tiempo y este es infinito. Algunos logran comunicarse con otros, pero no todos, sin sol, sin luna, etc. Hay seres que fueron más nobles y gozan de ese privilegio por su noble sentimiento, pero son pocos, muy pocos, te sientes perdido en la nada y por mucho espacio, ya que sufriste mucho sin “amistades”, ignoro lo que sigue…

Me duele que mis paisanos sean tan borrachos, porque eso es para los brutos, pero a mis paisanos sólo eso les gusta y viven bajo ese yugo de la ignorancia y hasta lo presumen. Mis paisanos no son tontos, son muy listos, pero al no leer, sus neuronas no tienen capacidad para abandonar su estatus brutus, cuando todos lean serán más inteligentes y sabios de los mejores que conocemos, y toda nuestra región será un jardín de sabios, pero hasta que ellos lo entiendan y lo cambien.

Les prometo que cuando ustedes hayan leído siquiera 50 libros, comenzarán a inventar artículos para que desarrollen los trabajos que hoy hacen a pura fuerza y mal comidos y se arrepentirán de haber perdido tanto tiempo haciendo idioteces y se acordarán de mí, de su amigo Piiritakua, el de Tamákuaro, el que mucho los aprecia. Así pienso pero puedo estar equivocado. Mi emaileranganidelabra@yahoo,com,mx mi tel 5544-723002

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *