Que se armen los pinches chingadazos… (Política en lo oscurito)

¡Es viernes y el cuerpo lo sabe! Nada de que es viernes filósofo, nada de eso, usted ya no sabe ni en qué día vive, mejor ¡jerenese!, ¡perese! Digo que es viernes y el cuerpo lo sabe, porque me agarró un sueño de aquellos, a esta edad, los viernes me da sueño más temprano que de costumbre. Después de las jornadas laborales, termina uno como pañal de bebe de 6 meses, cagado y lleno de tierra de arrastrarse ¿Eso sí me creen? Que personajes tan desalmados se han vuelto mis siete lectores.

 Bueno, les decía, que es viernes y ya es hora de descansar de algo, cuando menos del trabajo; porque los que no descansan y se han vuelto prolíferos, son los bots de Morena. Ya hasta da flojera ver comentarios grotescos de los chairos, que viven “todavía” en un mundo de caramelo, con nubes de algodón, ya pasó un año y todavía no pisan tierra firme. En toda mi vida, que es mucha ya, no había visto, ni leído, tanta crispación y tanta incitación a la violencia, como ahora; y lo peor de todo, que la inicia el mero mero preciso, el santo de santos, San Péjele, cuando empieza a querer emular el lenguaje de la época de Juárez, un lenguaje separatista, de división y encono.

 En la época de Juárez sí existían los Liberales y conservadores como facciones políticas encontradas y se veía natural que se confrontaran, pero nuestro “prejiso”, autoproclamándose liberal sólo gana animadversión. No he visto en la sociedad, en todo lo que he recorrido del país, que es mucho, un grupo que en realidad quiera ser dividido, separado o tachado de algo que no sea de mexicano, y sólo el presidente y sus seguidores hacen la división. Si esa es la idea, de que exista una clara, honda y profunda división, que no haya mexicanos, sino conservadores y liberales, pues “que se armen los pinches chingadazos” ¿Qué no sea grosero y grotesco”? ¿Pos qué me mandan videos aleccionadores?

 Les decía, la división y el encono viene desde la figura presidencial, que no quiere reconocer que México no es sólo sus “faneses”, o seguidores incondicionales, como Sheinbaum, que seguirá a San Péjele hasta donde él quiera, ya lo dijo, que, si se va de la Prieta su líder, ella se va con él, el único que la defiende de sus detractores. Si ven, el panorama del país no es halagüeño del todo, a pesar de la ratificación de la línea de crédito de FMI (Fondo Monetario Internacional). La Prieta está encontrando moros con tranchete en todo aquel que no es afín a su ideología, llámese periodista, llámese gobernador, llámese adversario que no enemigo político.

 Eso sólo habla de la soberbia con la que se maneja nuestro preciso, que está tomando todo el cariz de político de derecha autoritaria, como en el viejo Prit, de donde viene pues y su camada se comporta igual, como en el viejo Prit, de donde se originó la Prieta.  Pues, nada ha cambiado, todo eso no habla bien de nuestro país, que se polariza cada día más y no porque los contrarios a San Péjele quieran pelea, eso lo sabemos porque los hemos visto y hemos platicado con muchos de ellos, pero con tanta descalificación, como “fifí”, “conservador”, “chayoteros” “guachicoleros” y demás, que no tiene caso recordarlas, porque se me sube lo Santo y voy a querer usarlas, ja.

 Con tanta descalificación o crispación, llegará un momento de hartazgo y puede que las aguas se salgan de madre. No es nada sano, ni conveniente. El prejidente debería ser el puente de unión y comunión de los pueblos, pero está empecinado en lo contrario, tiene otros datos y otras prioridades, y violencia ya no queremos, ni que la generen, ni que le aticen al fuego y no es que hable por aquellos de los que están siendo perjudicados por la idea mesiánica de austeridad, como los líderes charros o los políticos que se dedicaron al latrocinio, allí Don Cedano levanta la mano como el primer seguidor de esa política, no podemos tener figuras como Deschamps, eso sí ofende, o como Aquiles Córdova Morán, que lleva 45 años en el poder, a esos si, todo el peso de la ley.

 Les decía que Don Cedano quiere que, las personas que tienen diferencias políticas con San Péjele, también sean tomadas en cuenta. Así se construye la democracia, y no en las políticas clientelares, porque si leen bien los chairos, los no chairos “no” están en contra de los puntos neurálgicos de la 4T; como acabar con la corrupción o el Guachicol, en justicia plena no deberían existir, si existiera un estado de derecho y las leyes se hicieran cumplir, pero no es así. Díganle a San Péjele que la vuelta de tuerca no es echando en cara los problemas a los adversarios políticos, es haciendo justicia y cargando con la responsabilidad que le corresponde.

Lástima, esa responsabilidad no está dentro del plan de austeridad… bueno, al menos no está siendo considerada. Lo que Don Cedano quisiera, es que lo que tanto se predica en la 4T, se convirtiera en actos tangibles y no en dicharachería. Si señala que se acabó la corrupción, debería especificar ¿En qué áreas, lugares o dependencias? Porque al ciudadano de a pie no le llega ese programa aun (el de honejtidad), el ciudadano común sigue batallando contra la corrupción en trámites, sigue batallando en permisos, licencias y contrataciones. La corrupción está acendrada todavía, debe cortarse de raíz.

 Allí les decía, Don Cedano será el primero en apoyar y defender a San Péjele, para por fin convertirnos en país de primer mundo. Así como vamos no es posible, y ahora, si presume de que se han ahorrado miles de millones de pesos con el combate a la corrupción, combate al Guachicol o la austeridad, el exterminio de los programas sociales de la anterior administración, queremos ver a donde se va ese dinero. Pemex debería haber mejorado y sigue en números rojos, se siguen suscitando incidentes con tomas clandestinas, en pocas palabras, deberíamos nadar en abundancia, Jauja sería nuestra patria.

 Pero no, sólo estamos siendo abundantes en descalificaciones, en mentiras, en politiquería, el crecimiento del país será nulo, dije: ¿Será? Cuando empecé a escribirlo, predije: será nulo, y cuando lo estaba terminando, Inegi me lo confirmó, el crecimiento fue 0.02%, que quiere decir: nada. Estamos estancados.

El consuelo del jodido, dice que al menos no estamos en crecimiento negativo. Nada más eso nos faltaría, para que Don Cedano se pusiera a llorar. Si con la crispación que provocan los comentarios oficiales y de sus bots, con la violencia rampante, súmenle una recesión, estaríamos mejor con ya saben quién ¿Ya estamos con él?, ¡Chin! Ahora ¿Quién podría ayudarnos? El chapulín colorado ya no, ya se acabó, sólo esperemos que el dinero no se acabe en programas sociales, que parecen más dádivas del rey Chiquito de Trino, que nos hacen parecer un país pichicatero, nada echado para adelante.

 Tenemos un proyectito de aeropuertito, la refinieriita, el trenecito, y las mini bequitas, poquito para todos, para que todos gasten, poquito, pero que sientan que la revolución les hizo justicia, y México se achata, se achaparra ¿De qué crecimiento económico puede hablar Monreal y el presidente cuando hablan de las dádivas a los pobres? Con ese dinero no tienen crecimiento, tienen subsistencia, unos pocos pesos arriba de lo que tienen ahora, nada más, no los obliga, ni enseña a hacer más, sino a esperar que les llegue, con la ley del menor esfuerzo: sin trabajar me dan dinero, ¿Para qué trabajo?

El presupuesto 2020, desde luego está hecho para los clientes de San Péjele, al viejo estilo del Prit, los que no sean afines, no sean purificados o vivan en el error no tendrán beneficios. Allá ellos, mientras su mensaje populista nos lleva a aquella ideología de Lenin, Stalin y Trotski, lástima que esos países estén tan contaminados por el capitalismo, que ya no sean referentes, pero nos gusta vivir de la memoria, aunque no sea nuestra, así ganó Hugo Chávez, así Ganó Evo, así ganó San Péjele ¿Qué le vamos a hacer?  Al fin éramos muchos y parió la abuela, mejor “que se armen los pinches chingadazos de una vez” …

¿Qué no sea violento? Está bien, pero díganle a San Péjele que nos una, que no nos separe, que deje de usar sus descalificativos anacrónicos, Juárez ya es historia, y allá se debe quedar, para los libros, los billetes y los memes, que San Péjele busque su propio sitio, pero no a costa del país, por algo debe usar esas descalificaciones, debió leer a Antonio Fraguas, que decía que la violencia es sólo miedo a las ideas de los demás y poca fe en las propias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *