Se le prende el auto a San Péjele (Política en lo oscurito)

Se le prende el auto a San Péjele

Don Cedano sentado sobre su enorme poltrona, regurgitaba lecturas viejas… hace años que ya no le llenan el ojo las lecturas nuevas… no ha habido un autor capaz de moverle la conciencia, como los autores que antaño leía y que no han perdido su actualidad, Hesse, Nietzsche, Platón, Bergier, Dostoievski, Faulkner, Del Paso, por mencionar algunos, a Paco Ignacio Taibo II no, ese está en una lucha constante por producir libros en masa, y en transformar al país mediante el uso de la administración pública, o sea queriendo meter una transformación al país, a su manera. Sólo recordemos que un paso atrás o un paso adelante siempre será para cambiar de lugar, no significa que sea el mejor, pero será cambio.

 Les decía que Don Cedano estaba lleno de nostalgia, pasaba el día del padre, pasaban días festivos que hacían recordar días idos, y parecía que la frase esa de los tiempos pasados siempre fueron mejores estaba muy bien representada hoy, porqué en tiempos mejores, veía mejor, leía mejor, caminaba mejor, viajaba mejor… bueno, hasta con Lord Peña estábamos mejor, ja, y es que los toros desde la barrera se ven mejor y en tacos se disfrutan más… perdónenme veganos, pero prefiero un toro en un bistec que en el disfrute de su muerte por diversión. En el bistec, al menos tengo una justificación moral aceptable por las mayorías, y es que los animales morirán por alimentarnos, no por divertirnos.

 Pero estábamos hablando de que me encontraba en mi poltrona cómodamente apoltronado, usando la memoria para localizar una buena lectura, el dedo escrutador y el azar llegaron a Luis Spota, y de sólo leer el autor, me dio tristeza, porqué los tiempos de la mendacidad de los gobiernos no ha cambiado nada en setenta años, seguimos cojeando del mismo pie. Sí leo a Spota, lloraré a moco tendido, estaríamos mejor con López Obrador, y no con San Péjele, y no me digan que es el mismo, el que no está era un ángel de esperanza, el que está, nos tiene con el Jesús en la boca, y ahora aunado a la crisis sanitaria, pues estamos jodidos todos ustedes, ya ven que por más calma, tranquilidad, paz y serenidad que San Péjele recomienda a los malos y a sus detractores, nada más no se logra.

 Esta semana los eventos lo sobrepasaron, ha habido tanta violencia, que hasta el covid19 tiene miedo, mucho miedo; en Celaya por la detención de la madre y prima del Marro, grandes llamaradas, el Cártel de Santa Rosa de Lima sigue siendo un obstáculo para el buen gobierno; en Oaxaca, en las comunidades rurales, masacran a mujeres como en San Mateo del Mar, aun con presencia de la Guardia Nacional, y las muertes son por diferencias que se salvan hablando. Allí no se jerenaron.

En la semana pasada hubo diversos enfrentamientos, entre gente del Mayo Zambada y del Chapo, pero no sabemos el número de muertos, porque las autoridades sólo reportaron aseguramiento de unidades. Culiacán ha sido desde hace tiempo escenario de muertes por violencia, y escenario para la paz, ya ven que decidimos dejar en Paz a Ovidio, no vaiga a ser que el señor nuestro jefe se enoje y nos deje de dar concesiones… no era para evitar las muertes, las muertes siguen creciendo, pero el Covid19, el sismo y la arena del desierto del Sahara nos tienen entretenidos, dejando de lado las sandeces de nuestro gobierno, que insiste en que las factureras son unas hijas del demonio, y que las va a meter en línea. Efectivamente no aportan recursos para programas sociales y eso si duele, sólo bastaría con que limpiara a la Secretaría de Hacienda de personajes desleales y se va a ir solucionando el problema.

Lo que no se soluciona es la corrupción, pues en lugar de bajar aumenta, así como el guachicoleo, señalado por el gobierno de Hidalgo y sigue allí mismo donde surgió la tragedia que marcó el inicio del sexenio de San Péjele, que no da una, ni ve una, pero su percepción es muy amplia, la felicidad es sólo la ausencia de tristeza y en México la felicidad se demuestra llorando. Sí señor. Si no me creen, vayan a Garibaldi, allí se ríe llorando, o se llora de felicidad.

 Bueno, hablábamos de que la violencia no para ni por sismos, ni por Covid19… en Caborca, Sonora, también se cuecen habas, 12 muertos esta semana que pasó; seis policías emboscados en Tetipac, Guerrero, Don Cedano no entiende a San Péjele, en tiempos remotos cuando era candidato, allá por el 2018, decía que retiraría al ejército de las calles, pero siempre no, pero si lo retiró de los estados donde no gobierna su partido, como de Guanajuato, como deseando que le vaya mal al estado y vaya que le ha ido mal, la matanza de una familia en Celaya cerraba la semana antepasada, mientras la pasada la quema de autos por la detención de la familia del Marro.

 La Marina la retiró San Péjele en octubre de 2019, ya en plenas funciones, dejando a la Guardia Nacional, que es como la Policía Federal, pero más barato, y tan barato es que la austeridad les llegó también, se queja la Guardia Nacional de falta de pago… mientras tanto, las mamás de los capos no han podido frenar el embate de sus hijos, como no pudieron ya, se les unieron, por eso San Péjele ve viable mejor atrapar a las mamás, porque los criminales cada vez ganan más terreno, y se han convertido ya en gobierno alterno en muchas regiones del país, y para donde volteen, si no son criminales, son los usos y costumbres, en Cherán la violencia se desató también, la turba enardecida se iba contra la ronda comunitaria, la que se supone cuida mejor que la Policía Michoacán, al parecer se comparten ideas y trucos, salen igual de malos el pinto como el colorado.

 Lo que sí le molesta a Don Cedano, es que el gobierno en turno está actuando con la misma desfachatez que los anteriores, bueno con mayor, los anteriores si decían que combatían al narco, y hasta se quejaban de las muertes, hoy no, hay más muertes y menos combate, es como dejar que el incendio se consuma solo, hasta que haya derribado el último árbol, a esas alturas, el país estará en llamas. La ventaja es que los pobres no son susceptibles de violencia, al menos no de secuestro, sólo a los que tienen dinero, son víctimas del secuestro, la estrategia de San Péjele de subir de nivel económico mediante dádivas suena tentadora, si todos son ricos con 2300 pesos al mes, ¡pum!, se acabó el secuestro, si no lo critican por ser que Junio sea el mes más violento en diez sexenios se acabó la violencia, ya saben, esos fifis que nada más esperan a que se mueran muchos para criticar, pero la estrategia ruda, fuerte, directa al hígado de la violencia es no combatirla, así como les dije, que el fuego se consuma solo, si ves un bosque ardiendo, no apagues el fuego, él solito se va a apagar, es su naturaleza.

 Lo que no le han dicho es que, si dejas sin reglas el juego, lo primero que va a pasar que nadie respetará las reglas que hagas, sí de por sí a los violentos les importaba un comino el trabajo del gobierno, ahora que se saben intocables por una política ficción, se solazan y se pasean orondos, sin cubrebocas y con armas. Anteriormente Don Cedano hacía presagios, y le salían de pura chiripa, ahora que no los hace, las personas ya se convencieron que los presagios de Don Cedano sucederán, decía en aquellos ayeres que mientras el gobierno no actuara y atacará la violencia esta crecería y alcanzaría niveles cada vez más altos en las cúpulas del poder, Colima se lo confirma, la muerte de un juez no es poca cosa.

 Se podrá decir que le quitaron los escoltas por austeridad, que él solicitó se los retiraran porque San Péjele le dio la confianza y que no pasaría nada, se podría decir que fue por llevar los casos ligados al Mencho, se podría decir que se metió en problemas con personas pesadas, lo que quieran decir no va a cambiar el hecho de que está muerto, y que en el país se están muriendo por violencia más de cien personas diarias, y el gobierno sigue en su tenaz idea de combatirla ignorándola, hasta que no le llegue el agua al cuello soltará el salvavidas, al menos ya se enteró en sus baños de pueblo, que no todo el pueblo lo admira, que no todos lo adoran, desde luego esos malagradecidos deben de ser pagados por el Prian, mejor rentó unas camionetitas blindadas, el Tsuru austero o el Jetta blanco son cosas del pasado.

 Don Cedano le pedía en aquellos ayeres que usara la razón, que fuese sensato, que usara todo el aparato del estado para cuidar la investidura, si él como persona no le importaba a los mexicanos aunque no hubiésemos votado por él, deseábamos al menos a un presidente que nos representara con dignidad, y no como un personaje de barrio que no puede retirarse de los malos hábitos del pasado cuando cambia de colonia, Don Cedano aplaudiría que usara el avión presidencial, no como AMLO, sino como presidente, le aplaudiría si usara la protección del Estado Mayor Presidencial, le aplaudiría si hubiese usado Los Pinos, le hubiera aplaudido si hubiese usado las camionetas blindadas, aunque le causara asco, lo que debería proteger es la envestidura, no a él, él como ciudadano si no se importa, ni modo, como presidente nos importa, queremos uno que nos represente no que represente sólo a sus seguidores.

 Pero pues no es lo que diga Don Cedano, pero la historia se lo cobrará, como ya le está cobrando algunas facturas, ya pidió préstamo al FMI, no ha vendido el avión, y a casi dos años, sus programas sociales han dejado las arcas temblando, y sigue fiel al desmantelamiento de todas las instituciones autónomas, ya no es por austeridad, es más bien por sus polainas, sólo por si ignorancia, al INE lo trae de malas, lo denosta a sabiendas de que gracias a ese instituto es presidente, no puede decir que es corrupto y permite elecciones amañadas, si así fuese, no estaría gobernando, el Prit o el bolillo hubieran hecho fraude de nuevo, pero no, a Barttlet lo compró la Prieta, ja, ja, ja, bueno, y nada más decía, pero Don Cedano ya no quiere pensar en desgracias, quiere pensar en todo lo bueno que se puede hacer más adelante, y no digan que Don Cedano no es filosofo, algunos dirán que ya la leyeron, pero con otras palabras, suena casi igual pero no es lo mismo.

Lo que si es cierto, es que con tanta violencia desatada estos días, hasta el auto de San Péjele se le prende.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *