SINOPSIS POLITICA

SINOPSIS POLITICA
Por: J. Salatiel Arroyo Zamora
LOS FUTUROS CANDIDATOS
Conforme se acerca el 2021, se intensifican las actividades pre electorales de quiénes buscan ser considerados aspirantes a cargos de elección popular. Muchos se apuntan y levantan la mano, tengan o no posibilidades de éxito, o peor aún, a pesar de representar una carga al equipo o partido político al que pertenezcan. Saben que al ser incluidos en las listas de precandidatos no pierden, aun cuando no resulten nominados, lo que les interesa es estar en la mesa de negociaciones, donde algo han de pescar, que les beneficie en lo individual.
En el PRD es dónde más inquietos hay, sobre todo a representar al Sol Azteca como candidato (a) a diputado local, algunos se hacen notar más que otros, principalmente repartiendo “beneficios” que se adquieren con dinero que no es de ellos, igual que lo hacen algunos aspirantes de Morena incluidos en la nómina de “servidores de la nación”, pues esa práctica no es exclusiva de tal o cual gobierno o de determinada organización política, es más bien un vicio generalizado, usar los recursos públicos y el tiempo laboral en la promoción personal.
Algunos pretenden convertirse en candidatos a diputado local, porque es dónde se gasta o “invierte” menos (y con eso de la “austeridad republicana” puede que no lo recuperen), ya que este distrito está integrado sólo por tres municipios y los abanderados se subirán en las campañas de los candidatos a presidentes municipales, de Zitácuaro, Ocampo y Angangueo.
Por lo pronto, la lista la integran sólo dos mujeres, Erika Karina Alvarado Alcántar… si por cuestiones de género se determina que fuese mujer la abanderada, difícilmente habría quien le disputara en el PRD dicha nominación… salvo Maricela Martínez Cortes. Entre los caballeros, se estarían considerando a Hugo Alberto Hernández Suárez, Crispín Duarte Soto, Froylan Vázquez Aragón, Carlos Hurtado Casado, José Noé Jiménez Mendoza, Ulises Romero, Omar Iniestra, José Guadalupe Benítez Gómez y Moisés Salazar Esquivel.
Para encabezar la planilla al ayuntamiento, en el PRD no se perciben perfiles competitivos y podría cederse dicha posición a favor de la alianza PRI- PRD y PAN. En este caso, el grupo del Secretario de Gobierno llevaría “mano” en la propuesta definitoria, por tratarse del equipo político que conquistó y ha sostenido en su poder la alcaldía.
Respecto a la diputación federal, al interior del PRD no hay tampoco quien pueda disputarle la candidatura a Octavio Ocampo Córdova. Aunque, a pesar de la excesiva erogación que ha hecho y sigue haciendo de recursos públicos para someter voluntades, difícilmente saldrá avante en la jornada electoral constitucional, pues la radiografía del momento le concede amplia ventaja a Morena en este distrito electoral federal, aun con la alianza opositora.
En el PRI, tan escasos andan de buenos elementos, que están considerando seriamente impulsar a Juan Carlos Campos Ponce y éste, hábil como es, no desaprovecha la oportunidad que se le presenta para cargarse en el liderazgo de los demás, aunque los contamine con su desprestigio, como sucedió en el transcurso de la semana, cuando cazó a Juan Antonio Ixtlahuac y lo sorprendió para tomarse una fotografía con él. La que de inmediato subió a las redes sociales, afirmando que había llegado de la Ciudad de México para reunirse con Ixtlahuac y sostener una charla, en el sentido que pueden construir juntos para la junio del 2021 y que le queda claro que “coinciden en muchas cosas y muchos temas”.
Juan Carlos no cede en su afán de hacer daño, no sólo al municipio que mal gobernó, sino a todo aquél que tiene el infortunio de confiar en él, ya perjudicó a Rosa María Salinas, simulando apoyarla como candidata a la presidencia de Zitácuaro y a la fecha la sigue afectando, pues a nombre de ella seguidores suyos (de Campos Ponce), han violentado la legalidad, provocando inestabilidad en algunas comunidades, como en El Aguacate. Dónde el mismo secretario del ayuntamiento, y secuaz suyo, fue a repartir apoyos al grupo disidente, dando la espalda a la autoridad legítimamente electa. No obstante, pertenecer al mismo partido y grupo político.
Además de Juan Carlos Campos, en el PRI, por el momento, a la alcaldía se perfilan Leopoldo Martínez Morales y Amado Contreras Ramírez; a la diputación local Aldo Argueta y a la federal Carlos Arriaga Flores. Sin embargo, los grupos de poder al interior del tricolor están en deuda con Katalina Argüello, a quién, en aras de sus componendas con otras fuerzas políticas, traicionaron y sacrificaron cuando fue candidata a diputada local.
En Morena, de los aspirantes a la presidencia municipal, lleva ventaja Rosa María Salinas; pero, en una posible coalición o alianza con el PT, la diputada federal Mary Carmen Bernal sería competitiva, aunque se especula que los dirigentes nacionales del Partido del Trabajo le estarían sugiriendo la reelección como legisladora federal. Otras damas que entrarían a la competencia, son Zenaida Salvador Brígido y Emma Rivera Camacho.
Si por cuestiones de género en Morena se determina que en esta ocasión sea hombre quien encabece la planilla, por el momento se distinguen los nombres de José Alzati Cambrón, Salomón Rivera Camacho y Román Durán. En tanto que para la diputación local Sergio Vergara Cruz, así como Mario Vallejo y Jesús Mora, para la legislatura federal.
El PAN, este partido en el municipio se ha convertido en apéndice del PRD y sus aspirantes serán los que el Sol Azteca determine.
LAS MUJERES DESAPARECIDAS DE ZITÁCUARO
Durante los últimos años son numerosas las mujeres que han sido sustraídas de sus hogares o abordadas en la calle para ser arrebatadas del seno familiar, algunas de ellas jamás han sido localizadas. Tal vez sus cuerpos aparecieron en otras ciudades o entidades federativas y al no ser identificados, yacen en fosas comunes. “Ahorrando trabajo” a las autoridades, pues para ellas continúan con el estatus de “desaparecidas” y al no existir homicidio, no hay delito que perseguir, ni carpeta de investigación que integrar y nada que indagar. Pero la angustia en las familias no se acaba por decreto, formulismos legales, ni por subterfugios de funcionarios, la ansiedad permanecerá por toda la vida en los seres queridos, que nunca dejarán de buscar.
Pero, por primera vez en la historia de Zitácuaro desaparecen tres mujeres casi al mismo tiempo, una pronto fue localizada (vecina de Nicolás Romero), aunque la autoridad no ha informado las condiciones, cómo y dónde fue encontrada. Las otras dos féminas desaparecieron el mismo día y de acuerdo a la información oficial bajo las mismas circunstancias, sin embargo, después de casi dos semanas sus cuerpos serían localizados en el vecino estado de Guanajuato, junto a los de dos masculinos de este mismo municipio (Zitácuaro).
Social y políticamente la desaparición (y asesinato) de mujeres de Zitácuaro es grave, pues se da en medio de un fuerte movimiento feminista e inmediatamente después del feminicidio de Jessica González Villaseñor, así como de la desaparición y asesinato de Xitlali Elizabeth Ballesteros, quién desapareció en Morelia y su cuerpo fue encontrado en el vecino estado de Guanajuato. Pero no nada más mujeres están desapareciendo o siendo asesinadas, también hombres, aunque a ello ya nos acostumbramos y hasta criminalizamos sus muertes, bajo el argumento de que “en algo andarían metidos”, “por algo sería” y aunque así fuese, aunque se tratase de delincuentes eliminados por la competencia, no hay justificación para la pasividad gubernamental, menos para que la sociedad se adapte a esa forma de “vida”.
INSEGURIDAD PÚBLICA y CORONAVIRUS LAS MORTLAES PLAGAS ACTUALES
Reitero, no debemos criminalizar a ciertas víctimas de delitos, tampoco glorificarlas, ni exaltarlas por el hecho de haber perdido la vida, pero si tenemos que estar atentos a nuestros hijos, ser conscientes que, en la actualidad, dos plagas están arrebatando vidas: inseguridad pública (hija de la corrupción e impunidad) y el Coronavirus, y ambas, se previenen de manera similar: con aislamiento.
El Covid-19 se previene con el aislamiento social. En tanto que, las víctimas de la violencia e inseguridad podrían disminuir si se practica la omisión de conductas delictivas y el aislamiento de personas que pudiesen resultar nocivas, que los padres de familia estén atentos a las “amistades” y actividades de sus hijos, con quien se juntan e indagar que hacen cuando no están bajo nuestra supervisión. Pero no, eso no sucede.
En primer lugar, algunos niños y jóvenes abiertamente, frente a sus padres, manifiestan sus deseos de parecerse más al “Chapo Guzmán” que a Don Benito Juárez o al abuelo trabajador, ese anciano de carácter estricto y valores inquebrantables. Pero los jefes del hogar, en lugar de escandalizarse, orientar o reprehender, se muestran orgullosos y hasta alardean.
Más tarde esos niños y adolescentes buscan hacer realidad sus sueños y los padres les permiten ser, dirigen la vista hacia otra parte, fingen ignorar en que andan metidos sus hijos e hijas, con quién se juntan, a que se dedican, de donde obtienen dinero y porque se conducen con arrogancia. Después vendrán las lamentaciones y no faltará a quién culpar, siendo más fácil endosar la responsabilidad al gobierno, cuando la salud e integridad física, mental y espiritual son asuntos personalísimos y el vínculo más cercano es la familia.
Debemos entender que nadie hará por uno, lo que no hagamos por nosotros mismos y nuestra familia. Tampoco el gobierno puede disponer de un policía o guarura, un médico y enfermera, ni de un líder religioso y profesional en civismo y ética para cada quién, así que la formación y cuidado de los hijos es obligación de los padres.
La imposición de valores, frente a la depravación, es una necesidad urgente, que nos puede ayudar a blindarnos de la inseguridad y violencia, así como de la corrupción e impunidad, pues resulta difícil confiar en las autoridades. Es verdad, que el Fiscal General del Estado, Adrián López Solís, llegó a dirigir a la institución más corrompida en la estructura gubernamental y también es cierto que hace su mejor esfuerzo por rescatar de las garras de la putrefacción a dicha institución, aportando a la sociedad resultados rápidos y efectivos, pero insuficientes.
Resulta imperativo que a la brevedad se le permita a López Solís tomar el control total de la Fiscalía General del Estado, finiquitar de manera tajante, total y absoluta cualquier pacto con los herederos de Alfredo Castillo Cervantes.
Sin embargo, a pesar de los vicios internos y las resistencias de grupos de poder, la respuesta de la Fiscalía en solución de homicidios de mujeres ha sido inmediata y eficaz. Lo que no ha sucedido con delitos que competen al ámbito federal, sobre todo los ejecutados por el crimen organizado, que el gobierno de AMLO no ve, ni oye o hace como que no existen y cuando no puede ocultarlos más o distraer con ocurrencias, pretende combatir con “abrazos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *