Tambores de guerra (Política en lo oscurito)

Tambores de guerra

A Don Cedano le dieron vacaciones, San Salatiel es bondadoso, dijo: vete a descansar de escribir un panfleto semanal, debes estar cansado de hacerlo por muchas semanas, o sea menos de 52, como 50, ja, le atiné… bueno, Don Cedano atendió la recomendación, como si fuese una orden ineludible, cerró la pantalla y se dirigió ipso facto a la tierra caliente de Michoacán, para pasar unos días de solaz; pero, como “el diablo es puerco”, le jugó una pasada a Don Cedano, lo mandó a Guanatos a pasar los días previos a las fiestas, y Don Cedano que se descose y que habla mal de él.

 Bueno, hablar mal de personas malvadas es hacerles propaganda, tal y como lo va a hacer con Donald Trump, ese personaje perverso, enfermo de poder, que debe tener algún pacto con el maléfico; tanto, que sigue vivito a pesar de su edad y con ánimos de seguir enchinchando al mundo y hace lo que sea, con tal de ganarse el apoyo patriótico de sus seguidores para mantenerse en el poder. Igual San Péjele, que es lo mismo, pero más barato; que sigue denostando adversarios que no lo son y jugando al comprador chilero, con su eslogan de “austeridad”, que tanto gusta a sus seguidores y que tanto molesta a Don Cedano, con tal de ganarse el cariño de la gente, ¡Bah!

  ¡Ya, está bien! No vamos a empezar el año con bilis nacionales, estamos en un mundo globalizado, estábamos hablando de Trump y sus sandeces, no de San Péjele y las propias, y que fue mandado motu proprio a su rancho.

Hablando de Trump, pues es hablar de la animadversión completa, del personaje que nos hace reír hasta en las desgracias. Evidentemente nos reímos porque tenemos filosofía nacional, tanto que la sociedad mexicana reconoce la escalada del conflicto que provoca Trump contra Irán, con “memes”, y a su guerra se le toma como está acostumbrado el paisaneje: con humor negro y descalificador de sí mismo, porque así nos divertimos, los memes nos ponen a México como un país incompetente en el uso de las armas y nos pone como cobardes, sólo es humor. Lo que si sabemos, que no tenemos mucho con que defendernos o con qué pelear en igualdad de circunstancias, y es que no tenemos armas de alto poder, no hablo de kalachnikov, ni pietros beretas, flama o FX-05, hablamos de armas de alto poder de destrucción, como misiles, drones bombarderos, esos de los que no necesitan que sean operados por personas encima de ellos, sino por inteligencia artificial o vía remota, hablamos de aviones de combate o barcos de combate o submarinos nucleares o bases militares o bombas nucleares. Nada de eso tenemos.

 Al menos Don Cedano no ha leído algo al respecto, si saben algo avísenme, para ilustrar a la comunidad memera, porque los memes lejos de ser meramente chistes, viene a ser un reflejo de la realidad que vivimos en México. No nos sentimos capaces de hacer ningún papel honorable en alguna guerra, como la que está promoviendo Trump contra Irán en Irak. Lo que sí sabe Don Cedano, es que ninguna guerra es buena para la sociedad, pues sólo muerte, destrucción, crisis y violencia acarrea y, aunque los mexicanos la vivimos desde hace diez años, no es oficial, sólo es entre nosotros. pPra eso sí somos buenos, para matarnos entre nosotros, no para ir a matar a otros, a ellos los ayudamos; pero, aunque sólo sean tambores de guerra, aunque sólo sean rumores, sí deberíamos preocuparnos, estamos muy cerca de Estados Unidos y ya saben que es fácil que Trump usé su supremacía y el miedo para mandar algunos mexicanos a morirse al medio oriente, mientras él amarrará el tamal de la campaña por estos lados.

 La situación no es sencilla, los árabes tienen fama de violentos, Don Cedano está seguro de que no son todos violentos, son violentos sólo aquellos que buscan poder, mientras la gente común, en todo el mundo lo único que busca es sobrevivir, lo único que busca es ser feliz a su manera. Ninguna persona del común, de las multitudes, quiere una guerra. La paz es una palabra que surge siempre en algún conflicto, pero pareciera que no la queremos, pareciera que no la buscamos, y Trump en reelección: menos, dirían los clásicos “al menos ya no hostiga a México, ahora es a Irán”.

 Lo que no saben los clásicos, es que estamos muy cerca de los Estados Unidos, si las predicciones ahora sí no se equivocan, si los memes tienen un trasfondo de verdad, la muerte de un general iraní podría ser el detonante de una guerra muy cruenta, aunque Pence salga y defienda el error de su gobierno, al señalar al general Soleimani como terrorista y justificar que ellos tiraron primero la piedra con la muerte de un contratista. Pretextos quiere la muerte, ya saben, Don Cedano y sus clásicos, lo cierto es que la tendencia en las redes y los diarios en todo el mundo es la WWIII, o sea la tercera guerra mundial. Esa noticia opaca la otra guerra que vivimos los mexicanos, esa del gasolinazo que ya no existe porque ahora se llama ajuste inflacionario, aunque a los consumidores de gasolina se la dejen ir sin saliva, igualito con un nombre o con otro, o que hasta las nutritivas comidas de Bimbo hayan aumentado su costo de por sí ya caro.

 Lástima que el pueblo bueno y sabio todavía no encuentre la diferencia entre comer sano y caro y comer caro e insano, al pueblo le importa sólo disfrutar su día, con lo que hay, con lo que el mercado le ofrece, aunque su cacareado aumento al salario mínimo haya sido absorbido de inmediato por los aumentos de precios a gran escala de los objetos de consumo. A eso los economistas le llaman la mano invisible, esa que controla la economía. Así se mantiene un equilibrio, ese que no tenemos al menos en lo moral con las acciones de Trump, que nos tiene con el Jesús en la boca, mordiéndonos las uñas y con los calzones en los tobillos del miedo por su guerra.

 Bueno, nada más Don Cedano está temeroso, los demás mexicanos son valientes ¡Ja! Para entender algo del conflicto, veamos que las acciones de Trump fueron las de bombardear la ubicación de Soleimani, considerado un líder muy influyente en la región. Desde luego, los Estados Unidos señalan que este general iraní tenía planes de atacar a diplomáticos y miembros del servicio exterior estadounidense ¿Eso justifica la muerte? Eso no lo sabremos a ciencia cierta, ya se murió Soleimani, nadie nos lo dirá ahora, y lo común es que los vencedores cuenten la historia a su modo. Trump, desde luego, usará esta situación para una posible reelección.

 Si es correcto el dato que tiene el Excelsior, el detonante fue que: tropas norteamericanas en Irak fueron atacadas por fuerzas proiraníes, muriendo un ciudadano norteamericano, en un país que no es estados unidos, donde no debería haber tropas estadounidenses. Desde luego, estados unidos aprovechó esa circunstancia, la muerte de un ciudadano estadounidense, para asesinar a más de 20 efectivos de unas supuestas fuerzas proiraníes, que aparentemente atacaron al convoy y se supone que en escalada. Eso detonó un ataque a la embajada estadounidense en Irak, lo que también se supone derramó el vaso de la paciencia de Trump, y así una acción antecede a otra, como esa ley de la acción y la reacción, y Trump de mecha corta, reaccionó contra la “mente maestra” de ese ataque.

 Lo que Don Cedano aun no comprende es ¿Por qué sucede todo esto en Irak y no en Irán? Si la guerra es contra Irán. Dicen los que saben que es para evitar darles un pretexto más patriótico a los iraníes, así justifican que fue en Irak, pero no asesinaron iraquíes, y así todos felices, pues Irak está ocupado por las fuerzas “pacificadoras” de Estados Unidos, los cuales imponen paz, siempre y cuando le paguen con algo de mucho valor, como petróleo por ejemplo, o espaldas mojadas como México ¿México no está ocupado militarmente por Estados Unidos? Bueno, eso lo sabía, pero ¿Qué tal la ocupación estadounidense de México con el mercado, la ideología o las tradiciones? Ah ¿Verdad?

Bueno, esa es otra historia, pues somos colonia estadounidense y defendemos sus intereses. Si no me creen, vean a Ebrard, justificando la lucha contra los inmigrantes centroamericanos, trabajo que le corresponde a Trump, porque el destino es Estados Unidos, pero Trump sabe dónde apretar y asunto arreglado, Ebrard atiende la orden.

 Decíamos pues que la tercera guerra mundial se acerca, tal y como se acercó el 11-11, tal y como se acercó en Vietnam… bueno, siempre existe la posibilidad de una escalada de violencia, las fábricas de armas están listas, por ejemplo Alemania, Bélgica, Francia y la misma estadounidense, desean una guerra, hay que mover al mercado, sólo faltan los participantes y lo mejor es buscarlos en aquellos fanáticos que son capaces de seguir un juego que dará vida a las fábricas. En ese pequeño conflicto, entre Irán y Estados Unidos, los países con gran poder bélico no están interesados, espero que no lo estén nunca, Rusia no quiere formar parte de la querella, no le interesa, no es negocio pelear y perder hombres, es mejor que otros se peleen y que le compren armas, allí sí conviene, y menos estando del otro lado; no estados unidos, sino Trump, que es atrabancado.

 Nosotros como mexicanos debemos estar listos para recoger los pedazos que nos deje la guerra, si queremos entrar en el negocio podemos empezar a prever la fabricación de aditamentos de guerra, producir por ejemplo camiones, jeeps, llantas, implementos de primeros auxilios o armas, todo eso se vende ¿Qué no sea mala leche? ¡Huy! Si van a necesitar mucho dinero para los programas sociales, como regalarles dinero a los ninis, mejor pónganlos a trabajar junto con sacerdotes, políticos, que ya generen su propia riqueza al menos, o quieren hostigar a los mismos de siempre hasta que se cansen, buscando subterfugios para esquilmarlos más, mientras los informales, los políticos y los empresarios poderosos no aportan mucho.

 Digo, si de todos modos habrá guerra, hay que ver las oportunidades que se presenten, como los que pusieron su changarro de venta de ataúdes desde el gobierno de Caldedrunk, ellos ya disfrutan de jauja con la imparable y brutal violencia que vive el país con San Péjele, al que no le han funcionado las estrategias de abrazos, ni los hechizos “fuchi, guácala”, puede que ataúdes si les exportemos a los iraníes, mientras se matan entre ellos ¿Qué la cábala dice otra cosa? Ya no puede uno opinar nada porque ustedes, mis dos lectores, se molestan. Sí dije dos, porque sólo dos extrañaron a Don Cedano ¡snif! Estos días en que no escribió, ni para bien, ni para mal.

 ¿Se quedaron con la duda de que dice la cábala? Ah, pues dice que, si te llega la noticia, eres corresponsable de lo que haces con ella y tienes la responsabilidad de modificar tu entrono si la noticia no es muy buena que digamos o sea que sabemos de la noticia de la posible guerra y no hacemos más que echarle lumbre, son corresponsables de la guerra. Vean, Don Cedano juega con la incongruencia, por un lado, alienta la paz, por otro echa leña al fuego, así que ya puede ser presidente de la República, total, no se requiere de mucho más que incongruencia para hacerlo.

Lo que a Don Cedano si le gustaría, es que mis dos lectores no sean como Don Cedano, que sean más consecuentes, que aboguen contra la violencia, contra toda, y puedan modificar su entorno, que sean agentes de cambio, mientras buscamos nuestro nivel de corresponsabilidad, no sólo en la guerra, sino en el tipo de gobierno que tenemos. Hagan planes para este año, el cual se irá igual de rápido que el 2019, más tarde que nunca estaremos en enero de 2021, si no me creen, cuenten los días y verán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *