Opinión

TIEMPO DE in DEFINICIONES EN EL PRI

TIEMPO DE in DEFINICIONES EN EL PRI

Con el proceso electoral encima y con muchos pendientes aún por sacar, la dirigencia estatal del Revolucionario Institucional gasta sus energías en peleas innecesarias contra los que hoy son sus “aliados”. Y es que para Memo Valencia es más gratificante hacerla de pedo por la capital del estado que prestar atención en los otros 112 municipios.
En el mes de diciembre, Guillermo Valencia anunció que pedia licencia para no entorpecer las negociaciones con los partidos que conforman la coalición (PAN y PRD) y es que ya era muy cantado su desencanto con los de Acción Nacional ante la posibilidad de que Alfonso Martínez buscara la reelección en Morelia.
En ese momento, varios priístas vieron eso como un gesto de buena voluntad por parte del ex diputado local, pues ahora si podría empezar a caminar con pasos solidos la conformación de la coalición. Pero estaban muy equivocados. En ese tiempo que Memo se separó de la dirigencia estatal se dedicó en cuerpo y alma para descubrir las mil y una manera de saber cómo destapar una caguama, es lo mejor que ha hecho estando al frente del tricolor.
Memo Valencia nunca entendió que para hacer política se deben de tener todos los sentidos puestos en esa cuestión, él dejo pasar el tiempo y hoy, en esto de las DEFINICIONES políticas, el tiempo se lo está comiendo y el engrudo se le empieza a hacer bolas. Hay municipios donde el PRI se podría dar el “lujo” de ir solos, pero siempre es bueno que entre más aliados tengas, los resultados pueden ser mejores. Como el caso de Ocampo, donde los partidos de la coalición se pusieron de acuerdo desde el año pasado y hoy, todo parece indicar, caminarán juntos.
Pero hay municipios, como Zitácuaro, en donde la presencia del máximo jerarca del tricolor ha sido a cuenta gotas y solo se le ha podido ver en eventos a modo, donde la militancia, deseosa de poder tener un intercambio de ideas con el líder en el estado se ha quedado con las ganas, como si Guillermo Valencia fuera un Dios bajado del Olimpo.
Hoy el PRI en Zitácuaro, a pesar de que tiene una buena presencia entre el electorado, no podría sacar una elección solos, ni en los sueños más húmedos de Memo. El tema de la diputación es un tema superado, pues desde hace meses Valencia Reyes se reunió con alcaldes, alcaldesas, diputadas y diputados locales para hacerles saber que llevaban “mano” para la reelección. Eso le da amplia ventaja a la vice coordinadora del PRI en el Congreso del Estado para reelegirse y Gloria Tapia no desaprovechará la oportunidad. Aquí podría pesar que PAN y PRD no quieren ir en la coalición, poniendo cuesta arriba la elección.
Lo que es una incógnita es la alcaldía, todos los días el escenario cambia, los actores políticos también y lo único que reina es la incertidumbre. El día de ayer y apegados a la convocatoria emitida por el PRI, los que pretenden ser candidatas o candidatos a las alcaldías o diputaciones locales por este partido, debían presentar un examen de conocimientos de los documentos básicos de su partido. Los únicos que asistieron fueron Gloria Tapia (insisto, se perfila para la reelección), Joaquín Campos y Aldo Argueta.
Si ha Memo Ocurrencias le da la gana y amanece de malas en Zitácuaro podría jugar solo el PRI y es que el líder del tricolor se saca cada ocurrencia que deja mal parado a su instituto político. A penas hace unos cinco días señaló “construir implica ceder para caminar en unidad”. El tema es que del dicho al hecho, hay mucho trecho. El no caminar juntos en municipios donde los de enfrente traen buenos candidatos es tanto como ponerles en charola de plata la elección. Los priístas están a punto de darse un balazo en la pierna.
En el tema de la reelección para la regiduría hay dos féminas que podrían buscar el repetir. Una sin propuestas sólidas en su trabajo legislativo al interior del cabildo, con nulo apoyo hacia la gente y con la sombra de ser proveedora del ayuntamiento. Para nadie es un secreto que Tania Campos es juez y parte, sus empresas le hacen obras a la actual administración y ella las vota en las sesiones de cabildo. Peor aún, conforma el Comité de Obras, mero donde se define que se hace y que no. Influyentísmo en todo su esplendor.
La otra mujer que podría repetir en el cabildo es Catalina Arguello Flores, Kathy, para la banda. La regidora que llegó por invitación de Toño Ixtláhuac al cabildo ha demostrado con hechos y no con palabras lo que es trabajar en beneficio de la comuna zitacuarense. La elección pasada el PRI la trató con la punta del zapato, a pesar de eso a Kathy no se le olvidó donde empezó su carrera política y decidió permanecer en el Revolucionario Institucional; mucho menos olvidó que, sin el apoyo de su partido, se la jugó en la candidatura a la diputación local por el distrito de Zitácuaro. Hoy Catalina Arguello busca la continuidad para poder aterrizar los proyectos en los cuales viene trabajando y solidificar los que ya tiene. La última palabra la tiene Memo Valencia y su club de Tobi, continuidad al trabajo o continuidad al influyentísmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *