Todos somos hermanos en la sociedad

Todos somos hermanos en la sociedad


P. Agustín Celis

La nueva encíclica que nos ofrece el Papa francisco, nos lleva a reflexionar varios temas muy importantes para la situación del mundo actual. Este documento está titulado todos somos hermanos, lo que nos hace pensar que la humanidad es una gran familia y que el cuidado del universo, la casa común es responsabilidad de todos y el mejoramiento de las condiciones de vida social del hombre es responsabilidad de cada uno de nosotros.
Este documento, nos hace pensar que todos los seres humanos estamos sobre la misma barca, y que todos somos responsables de todos, lo que nos lleva a pensar que no podemos luchar unos contra otros, que al contrario, siempre debemos pensar en cierto sentido en plural, es decir, pensar en mí, pero también en el bien de los demás.
Vemos la necesidad de crecer en una serie de valores comunes, de mejorar las relaciones sociales y de utilizar nuestras capacidades humanas al mejoramiento y desarrollo en todas las áreas que impliquen la vida en la tierra. Y decimos la vida, ya que no sólo debemos pensar en la vida del hombre, sino que para preservar la vida del hombre se requiere pensar en la flora, fauna y en el universo que es la incubadora de la vida.
Debemos pensar en la fraternidad, debemos pensar en la amistad social, y aprender a respetarnos como amigos y en un caso más extremo como hermanos. Aprender a vivir como hermanos, seguramente implica muchos cambios, más esfuerzo, pero sobre todo implica llevar a la sociedad a una reflexión en la que seamos conscientes de que cada uno es responsable del cambio, todos estamos implicados en desarrollo o en un sentido negativo, somos responsables del fracaso social.
Debemos resaltar el desarrollo de los derechos humanos sin fronteras, entonces nadie puede quedar excluido, sin importar el lugar donde haya nacido, y menos la situación económica. Los limites y las fronteras de los estados no pueden impedir que se cumplan los derechos de las personas. Así como es inaceptable que alguien tenga menos derechos por su condición social, por la edad o si es mujer. Es inaceptable que el lugar de nacimiento o la situación económica de una persona lo posibilite o le cuarte sus derechos en la sociedad.
El Papa Francisco, en esta encíclica, nos habla de los derechos de los migrantes, nos deja ver la fragilidad del mercado internacional frente a los desafíos actuales, por otro lado debemos entender que no existen las guerras justas y que la política no debe estar sometida a la economía, sino al servicio de sociedad y la religión debe sembrar un camino a la fraternidad. Son varios desafíos los que encontramos en la encíclica “Fratelli Tutti” del Papa Francisco, que fue promulgada el 4 de octubre del 2020 en la fiesta de san Francisco de Asís.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *