UNA GOTITA DE ECOLOGIA

Por: Víctor Verde

De derrames de lava, petróleo y pandemia

Estimados amigos, después de una pausa obligada, estamos atendiendo nuestro compromiso de llevarles información ambiental y ecologismo, y como siempre, agradecido con ustedes.

Aún no ha terminado el periodo de contingencia por COVID-19, aunque para muchos nunca ha existido, y ya cuantificamos grandes afectaciones por eventos climáticos, eruptivos y derrames petroleros que, a nivel global, nos van a causar alguna afectación, y hay que sumar los grandes incendios forestales que han ocurrido durante este año, así como ondas de calor, lluvias torrenciales y la entrada de los dos primeros frentes fríos de la temporada, que vienen cargados de lluvias intensas y torrenciales, en la víspera del fin de año.

Comencemos con la tragedia que viven los españoles: la erupción del volcán Teneguia, ubicado en La Palma, en las Islas Canarias, dentro del parque natural La Cumbre Vieja, ubicado en la cordillera montañosa de la isla del mismo nombre, cuya elevación alcanza los 1949 metros sobre el nivel del mar y forma parte de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Anteriormente se registró un evento eruptivo en 1971 y el actual, de este año, cuyo inicio de actividad registró una serie de movimientos telúricos, a partir del 19 de septiembre, hasta su erupción el 22 del pasado mes de septiembre, afectando a más de mil viviendas, de las cuales 800 están totalmente destruidas por el correr de la lava.

Entre las afectaciones globales se encuentra el choque térmico que se produce cuando la lava alcanza el agua del mar, produciendo columnas de vapor y humo cargadas de ácido clorhídrico, como consecuencia del cloruro (Cl-) en el agua de mar y que, favorecido por las corrientes de viento, se desplaza a otras regiones del planeta, contaminando el aire que respiramos y los consecuentes efectos del calentamiento global que provoca.

Según datos de algunas agencias informativas de la zona, el pasado domingo por la noche, por la actividad, el cono volcánico se destruyó, dejando escapar más lava y actualmente comenzó a expulsar cenizas que agravan el ambiente de la zona. Estimaciones de vulcanólogos y expertos, señalan que se han derramado más de 80 millones de metros cúbicos de lava y las afectaciones no se detienen, pues se tiene referencia que la lava afecta más de 434 hectáreas y la ceniza del volcán ya se registra en la isla de Cuba.

Una más de petróleo

 Cambiando de tema, ya sabrá usted amigo lector, el otro ecocidio, por cierto, muy cerca de nuestros mares, al sur de California más concreto, en Huntington Beach, de 3 mil barriles de petróleo o 570,000 litro de crudo, ha impactado a los habitantes de la zona, pues no habían vivido tal catástrofe, que está afectando a la vida marina y local del lugar, además de la actividad turística que provocará perdidas económicas incalculables y las consecuencias a la vida silvestre serán devastadoras.

Día Interamericano del Agua

Actividad poco considerada en nuestro país, fue celebrada el pasado sábado, de acuerdo a la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y la Asociación Caribeña de Aguas y Aguas Residuales, con la finalidad de promover la salud y la sanidad del vital líquido desde 1992. Es en Cancún, México, el 28 de octubre de 2002, cuando se emite la Declaración del Día Interamericano del Agua, al conmemorarse 10 años de las celebraciones y dentro del XXVIII congreso de la AIDIS, conteniendo los Principios Básicos que guían y orientan de la celebración.

¿Qué le parece estimado lector?

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *