Y sin embargo se mueve (Despertar de la tierra)

Y sin embargo se mueve
El modelo geocéntrico de Claudio Ptolomeo vigente desde el año 130 A.C. estaba vigente cuando Galileo Galilei realizó sus observaciones astronómicas, la teoría Aristotélica seguida por Ptolomeo se basaba en la suposición de que la tierra era un ente inmóvil y que se encontraba en el centro del universo, debió de ser emocionante empezar a ver no era así, sin embargo Galileo empezó leyendo a Nicolás Copérnico, que en 1593 había publicado “Sobre las revoluciones de las esferas celestes”, que concluía que la tierra no era el centro del universo, sino que giraba alrededor de un sol al igual que los planetas conocidos, inaugurando la teoría heliocéntricas, Galileo comprobó esta teoría gracias al telescopio que mejoró, y el 1632, publicó Galilei “Dialogo sobre los dos principales sistemas del mundo; Ptolemaico y Copernicano”, provocando reacciones en las comunidades religiosas y científicas, eso significó un desafío para la iglesia, ostentadora de un poder enorme, estaban en la época de la santa inquisición que de santa nada tenía, era el aparato de terror y muerte y oficial que haya existido, a Galilei para asustarlo le mostraron solamente los aparatos de tortura, para disuadirlo de cambiar su opinión, viendo que las cosas son algo serías, Galileo que ya es un viejo prefiere morir en la tranquilidad de su hogar, así que se retracta y abjura categóricamente de un modelo heliocéntrico, así solo obtiene un confinamiento vitalicio que para su edad era lo mismo, pues eso hacía, al final del juicio, después de aceptar la teoría geocéntrica, dijo entre dientes: eppur si mouve, desde luego esta afirmación es solo una suposición romántica y bella de lo que debería haber sido si la idea fuese para defender a un pueblo, pero como solo era un viejo científico, es difícil pensar que Galileo hubiese defendido ante los necios una teoría tan revolucionaria en sus días, desde luego prefirió vivir, esta teoría la inventó Guiseppe Baretti 124 años después de la muerte de Galileo, eso no quiere decir que Galileo no haya inventado o dicho la frase en la confianza de sus amistades, en plena libertad, y con unas copas encima, más no frente al tribunal tonto no era, al final la justicia le llegó, en 1893, el papa León XIII adopta como ciertas las observaciones del astrónomo, y el 1992, tarde pero seguro, el papa Juan Pablo II invalidaría el juicio contra Galileo, algo tarde, pero seguro, lástima que Galileo no lo vio, pero su legado sigue vigente. La tierra se mueve heliocéntricamente,

Y sin embargo: México y el mundo se sigue moviendo.
El día 22 de Noviembre de 2018, se sucedieron 18 temblores mayores a 4 grados, de los 136 sucedidos en el día, en las mismas zonas clásicas, en las costas de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco y Nayarit, la zona del Istmo, uno perdido en Chihuahua, otro en Baja California Norte y otro en Veracruz, seguimos en ritmo constante.
Ha temblado en Costa Rica y en Grecia con intensidades mayores a 4.5 grados, también en Fiji, en las Molucas, en Canadá, en Japón, Islas Tonga, Taiwán, Vanuatu, el ritmo es constante, la tierra se sigue moviendo, y por la posición en la que se encuentra las energías son menos intensas y no se presenta riesgo mayor, sin embargo, debemos seguir preparándonos para eventos próximos.
Mientras las naciones se preparan en estos días para los días de navidad, esperando el ánimo festivo permee las conciencias, las naciones belicosas preparan más destrucción, mientras nosotros seguimos dormidos en la espera de las fiestas, los dueños del mundo preparan cada día más trampas para que sigas esclavizado y deteriorado de la memoria, así podrás ir de tienda en tienda, mientras la tierra poco a poco se achica y se muere, todo achacado al cambio climático, provocado por nosotros mismos y nuestras nuevas costumbres. La tierra se seguirá moviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *