Política en lo oscurito

Yoga para recibir puños de boñiga

Por: Don filosofo de Cedano

Don Cedano sabe que sus siete lectores entienden el manejo de la semántica cuando necesitas decir algo sin que se ofendan, sus siete lectores también saben que si hablamos de boñiga es sinónimo de caca, palabra clave que ha usado San Péjele con harto tino y con mucha precisión para ahuyentar a la maldad de su entorno y lo ha logrado, porque se observa que nada ni nadie ha conseguido tocarle un pelo, al menos eso es lo que vemos desde el exterior, gracias a esa noble sustancia desechada y denostada solamente por su olor nada agradable al olfato humano, no así para los cerdos y algunos perros.

 Decíamos que la semántica se usa como símil del lenguaje soez y desagradable, para que, al oído de las personas santas no sea tan grosera. La boñiga, mis siete lectores saben que es el excremento de los caballos y las reses, algo útil en etapas de mosquitos, para encender fuego o como fertilizante orgánico. Al final, hasta la mierda es útil pues. Este introito está destinado para aquellos personajes que no gustan tanto de la política y que de alguna manera están rodeado de ella, como nos sucede a muchos. El objetivo, es hacer ejercicios mentales para prepararnos para la ingente cantidad de boñiga oral que los políticos han preparado para que degustemos en estos días; como ejemplo, tenemos a los 40 mil spots de radio que circulan en el país libremente cada minuto y que es obligatorio para los pobrecitos empresarios de la radio que se lamían los bigotes por el coste que deberían haberle sacado en caso de permitirles cobrarles.

 Si de por sí, nos salen caros los partidos políticos, imagínense si a parte de escuchar sus falsías promesas de amor, todavía tenemos que pagárselas. Hasta parece que la frase chocarrera esa de que los madrazos ingren es verdadera y hecha con la sabiduría de la política.

Bueno, decíamos que el ejercicio de hoy es Yoga mental, vamos a prepararnos para lo que viene, y sabemos de antemano, los que estamos más allá del bien y del mal, que lo que está por venir no será en nada diferente a lo que ya hemos vivido, habrá descalificaciones, mendacidad, diarrea verbal, inquina, injuria y uno que otro discurso congruente que nos hará pensar que hay salvación, y para que todo eso se te resbale, tenemos que prepararnos y quién mejor que San Péjele para enseñarnos el arte yogui de hacerse como que ni ve, ni oye, ante el despotricar oral de sus adversarios.

 Vemos como empiezan las cosas a tornarse algo ríspidas y los chacoteos se ponen interesantes. La acusación contra Cabeza de Vaca, es un golpe mediático a tono con la ideología Pejeril, tirar golpes al hígado, ablandar al adversario, que algo debe tener como para que le tiren por allí. Don Cedano desde luego no metería las manos por él, no, jamás, algo trae y no soy nadie para juzgar, para eso el país tiene instituciones. Espero que, en su afán de congruencia, San Péjele no las haya mandado al diablo, capaz y el diablo les aprende las mañas y luego ¿Qué vamos a hacer en el infierno?, si queremos ir allá por el clima y por la compañía no a hacer política.

 Les decía, el juego otrora malvado del desafuero, ahora es santificado porque es contra aquellos que son ejemplo claro de la maldad del pasado. La maldad del futuro, la sabremos en el futuro. Mientras resolvamos lo primero. Desde luego esos detractores malvados deben sacar toda esa maldad y defender su hueso, perdón su fuero, hasta con las uñas, eso es útil. Si el día de mañana tienen que quitárselo al que ahora ostenta el poder, que no a todos les gusta, ya ven que en un vuelo comercial con llegada a la Ciudad de México le dijeron alguna que otra grosería y le comentaron que su forma de gobierno no les gusta, y como todo buen político, San Péjele salió sin decir palabra, aguantando vara. Esperemos que su carácter vengativo no los alcance, ya ven que ahorita todos estamos siendo vigilados por el gran hermano, se pueden conseguir los videos del vuelo, los nombres de los pasajeros y darles una clase de buenos modales, con maestros de esos bien amables que hay en la fiscalía, o en los innombrables.

 Lo que debemos entender también, es que los gobiernos no la tienen fácil. El discurso es una cosa y la realidad es otra, debemos aprender a mediar, a nuestro preciso no se le da mucho eso, y tiene que aprender conforme pasan las cosas ¿Imagínense si los que iban en el avión fuesen de los duros opositores con el mismo ideal de sus defensores? Se hubiese armado una fiesta, como la que tiene la pandemia, que afortunadamente dentro de lo malo está reduciendo su mortandad, lo que no sabe Don Cedano es sí para terminar su ciclo o para agarrar vuelo y como les dice Don Cedano, que cuando piensa mal, acierta, y hoy Don Cedano cree que la pandemia solo está tomando un respiro, para dar otro golpe, uno de esos dormilones, nos va a sacar otro susto.

 Desde luego no lo hace con la intención de que sí suceda, es con la intención de que nos preparemos para lo peor y nos suceda lo mejor, así se disfruta más… como no lo está disfrutando Gatoel, que sufre los embates de lo que informaba. Esperemos y no le toque bailar con la más fea, es una situación que no se le desea a nadie, porqué nadie sufre tanto como nadie mismo.

 Hablando de sufrimientos, hay otros que tienen dolores de cabeza intensos, por ejemplo David Colmenares, que puso solito la cabeza bajo la guadaña y bajo el filo llano y liso de la lengua del presidente, si ya sabe que San Péjele tiene otros datos, debería al menos haberlos hecho congruentes, sabemos en el imaginario popular y los que hemos vivido de la construcción, que la cancelación del NAIM era un despropósito enorme y que sufriríamos una pérdida millonaria, peor que la del Fobaproa, pero con otra semántica, escudada con la frase de combate a la corrupción.

Don Cedano insiste que es una jugada llamada “por mis pelotas” del presidente, porqué nadie en su sano juicio desperdiciaría el dinero que se desperdició cancelando el proyecto del NAIM, solo uno que trae un discurso muy maduro contra la corrupción y tiene seguidores tan leales que, cualquier mentirilla es solo un desliz insignificante que puede ser soslayado.  Así que el auditor tiene que sufrir las de Caín, y su salida de la función pública es inminente, ya saben, el prejidente recomienda y sus seguidores acatan la orden, todo en perfecto equilibrio.

 Y hablando de sufrires, a la lista de nominados a llorar en hombro ajeno tenemos a Roberto Sandoval, un personaje oscuro, que iluminaba a Nayarit hace algunos tiempos, o sea, cuando era gobernador, se podía hablar de él como una luminaria, henchida de sabiduría y aplomo, ahora solo se habla de lo bonito que huelen, nomás porqué lavan bien y bonito, y lo relacionan con su exfiscal Edgar Beitia, algo normal si eran cuates, hasta donde estén metidos, solo los que tienen el expediente saben, y sus allegados también, y desde luego no sabemos en qué esté metido o que cuerdas habrá tocado Julio César Galindo Pérez, para que lo agredieran en San Luis Potosí, quién funge como presidente de la COPARMEX en el estado.

 Dicen los que saben que la violencia se ha recrudecido en San Luis Potosí, les diría yo, que pueden ampliar ese conocimiento leyendo como se cuecen habas en la mayor parte del país, pueblos que hace años no aparecían en el mapa por tener poca importancia económica o histórica, hoy aparecen solo porqué son ejemplos de cementerios, por la violencia fatal que se practica, por eso Don Cedano les recomienda hagan sus ejercicios de Yoga mental, para poder aguantar no solo la andanada de spots, ni las mentiras de los candidatos, sino la violencia y las pandemias, México puede porqué es grande y ha salido avante de otras situaciones como está, pero “Ya chole” con eso, mejor échenosle flores a nuestro presidente para que no se moleste, y hable bonito y no nos acuse de vendidos, ya ven que uno no puede prostituirse con las notas porqué lo juzgan a uno, si ya saben que uno vive de lo que puede y con lo que puede o con lo que más tenga.

 Ojalá y Don Cedano tenga  inteligencia,  de esa manera podría no tener un puesto en el gobierno, porque es requisito no tenerla, ja, ya sé, es una broma de mal gusto, los funcionarios que lean esto, no tienen porqué molestarse, es solo ánimo jocanti, algo normal en Don Cedano, que ya se prepara psicológicamente para lo que viene, ha realizado sus ejercicios de Yoga, para soportar las campañas, a lo mejor y algo bueno se le pega, ya ven que la pandemia en un par de semanas desaparecerá, el semáforo epidemiológico pasará rápidamente de rojo a verde, es necesario, y los partidos lo saben, mientras tanto, Don Cedano les recomienda a sus siete lectores, hagan su yoga mental, obtengan paz y armonía, la van a necesitar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *