Amalia Mendoza “La Tariácuri”

H. Zitácuaro, Mich. – Amalia Mendoza García se convirtió en una famosa cantante mexicana del genero ranchero, además incursionó en el cine y perteneció a la llamada Época de Oro. Su sobre nombre “La Tariácuri” se debe al trío musical de sus hermanos, el Trío Tariácuri.

Es considerada una voz privilegiada, dejó una huella imborrable, había algunas ocasiones que al momento de cantar se apasionaba tanto que sus lágrimas rodaban por sus mejillas, era una mujer con mucho sentimiento.

Nació en Huetamo, Michoacán, en 1923, en el seno de una familia de músicos de renombre. Amalia tuvo tres hermanos, Norberto, Eligio y Juan, quienes se dieron a conocer como el trío Tariácuri.

Su carrera artística inició en 1954 con su grabación de “Puñalada Trapera”, tema que le permitió obtener amplia fama, cuando comenzó a difundirse su música en la principal estación de radio de México: la XEW, emisora que ha sido semillero de innumerables artistas y locutores, tanto en nuestro país como en el extranjero.

Sus canciones más famosas son “Échame a mí la culpa” de José Ángel Espinoza y “Amarga navidad”, compuesta por el distinguido José Alfredo Jiménez.

En 1996 salió a la venta un disco donde compartió créditos con Lola Beltrán y Lucha Villa, llamado “Las Tres Señoras”, que sin duda son las tres más grandes interpretes de la música vernácula mexicana.

Otro dato curioso es que tiene dos estatuas dedicadas a su memoria, una en su pueblo natal, Huetamo y otra en la plaza Garibaldi de la Ciudad de México.

En julio del 85, en un festival de apoyo a la canción ranchera, en el llamado teatro “Lírico”, se dieron cita grandes interpretes de la canción ranchera, la actuación de Amalia se ganó los aplausos del público, quienes la ovacionaron durante varios minutos de pie, este hecho hablaba por sí solo de su notable talento.

“La Tariácuri”, además de participar en teatro de revista de la Ciudad de México, se presentó en varios de la ciudad, siendo en el “Blanquita” donde alguna vez protagonizó un mano a mano con Lola Beltrán.

Había un centro nocturno de gran prestigio llamado “El Capri”, en el que la michoacana realizó largas temporadas, al igual que en el “Flamingos”, “La vendimia” y en el “Plaza Santa Cecilia” en Garibaldi.

Participó en varias películas, en alguna de ellas al lado del Charro Inmortal, Jorge Negrete, a quien le rindió un homenaje.

A lo largo de su trayectoria fue acompañada por el Mariachi Vargas de Tecalitlán, además grabó un número importante de canciones de compositores mexicanos, como José Alfredo Jiménez, Cuco Sánchez, José Ángel Espinoza, Gabriel Ruíz y Tomás Méndez.

¿Dónde estás corazón?, Los Laureles, Yo…el aventurero, Una cita de amor, Fiesta en el corazón, Mi influyente amor, fueron algunas de las cintas cinematográficas en las que participó con Miguel Aceves Mejía, Lola Beltrán, Roberto Cañedo, Antonio Aguilar, Silvia Pinal, Carlos López Moctezuma y Rogelio González, teniendo también como director en alguna cinta a Emilio “El Indio” Fernández.

Dedicó una canción a su pueblo querido, Huetamo, en el que la interprete hizo patente su cariño y amor a ese municipio que la vio nacer.

En una entrevista con Verónica Castro, en “Mala Noche no”, expresó Amalia su emoción por estar en ese programa, el cual tenía audiencia nacional y además ocupaba uno de los primeros lugares en materia de entretenimiento.

“Caminos de Michoacán” y “Juan Colorado” fueron dos de las canciones que interpretó totalmente en vivo Amalia Mendoza, dejando en el escenario su gusto y amor por estas canciones emblemáticas y mostrando su orgullo por haber nacido en el estado de Michoacán.

En los últimos días de su vida, “La Tariácuri” se fue a refugiar a su hogar, acompañada de sus familiares más cercanos y algunos médicos que estuvieron al tanto de su salud, su muerte ocurrió el 11 de junio de 2001, cuando la artista tenía 77 años. Sus cenizas fueron esparcidas en el lago de Pátzcuaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *