Anselmo Munguía, un icono del taekwondo

Zitácuaro, Mich.- Anselmo Munguía nació en la ciudad de Toluca el 17 de agosto de 1960 y a los 14 años de edad incursionó en las artes marciales en la escuela llamada “Okinawa Karate Do”. Posteriormente, a invitación de un amigo, comenzó a practicar la disciplina del taekwondo, cuando cursaba la preparatoria en la Universidad del Estado de México y en la actualidad ya tiene en su historial deportivo 38 años como practicante de este arte marcial.

Actualmente tiene el grado de séptimo dan y el próximo año hará su evaluación de octavo dan y será uno de los pocos, tanto en México como en América Latina, que tengan ese grado. Meta en la cual se prepara diariamente para afrontar este reto.

De alumno pasó también a ser competidor, posteriormente llegó el momento en que adquirió la habilidad y el conocimiento para convertirse en entrenador deportivo y por consiguiente fundó su propia escuela, Moo Duk Kwan Zitácuaro, con el respaldo de sus maestros Rogelio Ávila Corona y Dai Won Moon.

“Desde que llegamos a Zitácuaro tuvimos el privilegio de formar grandes competidores, niños que ahora son jóvenes, padres de familia, algunos son profesionistas, como abogados, doctores y lo más satisfactorio es precisamente ver realizado el objetivo, no tanto el hecho del aspecto deportivo, sino del aspecto formativo. Como padres de familia son personas triunfadoras”, subrayó.

Al incursionar en esta disciplina deportiva señaló que la razón fue, “que como joven todos tenemos muchas inquietudes, demasiada energía y no la logramos desahogar en una sola actividad o en una disciplina adecuada, yo tomé el karate y después el taekwondo porque yo quería aprender a pelear, por el simple hecho de aprender a pelear, pero poco y paulatinamente me di cuenta que no es nada más el hecho de tirar golpes y patadas, que tiene otros objetivos superiores muy importantes”.

“Hay varios fundamentos importantes de formación en el aspecto integral del taekwondo. En el aspecto de disciplina, el formativo; ya que en la actualidad, en la sociedad, estamos perdiendo el camino político, el grupo social, empresarial, de toda índole. No hay respeto así mismo, por ende no va haber respecto a su entorno, menos a su familia. Nosotros tratamos de rescatar ese primer punto que es fundamental, el de los valores”, agregó.

El segundo aspecto es el físico, de los buenos hábitos, como el ejercicio físico. “Sobre todo vamos a la par con el aspecto espiritual y mental. Es fundamental hacer un ser humano íntegro y una tercera parte, es el de la defensa personal”.

ROGELIO ÁVILA CORONA Y DAI WON MOON, SUS MAESTROS

“Mi maestro de formación fue el profesor Rogelio Ávila Corona, el maestro de mayor rango a nivel nacional y uno de los de mayor rango en el continente americano. Ávila es alumno del maestro Dai Won Moon y yo vengo siendo, en un árbol genealógico, el nieto del profesor  Dai Won Moon. Somos sangre pura, somos sangre directa del profesor Moon en cuestión de formación familiar”.

Sobre el fundador del taekwondo en México dijo: “es una leyenda viviente el maestro, quien es funcionario de la federación a nivel mundial, el representante de México ante la federación mundial y quien organiza las competencias a nivel internacional, entre ellos juegos olímpicos y panamericanos”.

DAI WON MOON, HOMBRE CON UN ESPÍRITU INDOMABLE

“Es un gran hombre, de avanzada edad, pero con un espíritu indomable, del cual nos sentimos orgullosos. Pero de la relación humana que tú estás preguntando, es muy estrecha, al grado tal que dice que yo soy su sobrino en este aspecto familiar, por la estrecha relación que hay con él”.

Sobre las divisiones del taekwondo en México afirmó que “siempre la cuestión de la política deportiva desgasta a todos los deportes, pero el profesor Moon ha hecho hincapié de manera muy contundente que el taekwondo tiene mucho más valor a través de su filosofía, no a través de lo más lejano, que es el aspecto deportivo, el taekwondo como arte marcial milenario. Uno de los valores fundamentales es la lealtad, al maestro, al padre de familia, a la sociedad en general. En ese fundamento se nos instruye que le demos más importancia al aspecto formativo que al aspecto deportivo”.

SU PASO COMO PROMOTOR DEPORTIVO

“Me he desarrollado en diferentes ámbitos, no sólo en el ayuntamiento que encabezó el Lic. Juan Antonio Ixtláhuac, de quien estoy muy orgulloso, porque él es mi alumno y sigue siendo mi alumno. La mejor experiencia es ser honesto, yo salgo a la calle y levantó la cara, pero hay muchos funcionarios que dan vergüenza, que dan lástima”, apuntó.

HAY FUNCIONARIOS QUE DAN VERGÜENZA, DAN LÁSTIMA

“Tú debes de saber que se rehabilitaron las cuatro unidades deportivas y además se rescató el complejo Saleciano, que era una “cloaca”, un nido de drogadicción. El Lic. (Ixtlahuac) tuvo a bien, desafortunadamente tuvo un evento que paró su ritmo de trabajo; pero nosotros seguimos con la labor que nos encomendó, de continuar promoviendo, además se promovieron los cursos de verano en todas las unidades deportivas y en algunas tenencias. Aquí lo más importante es que no manejamos presupuesto público, que es lo complicado de un funcionario público”.

YO PUEDO SALIR CON LA CARA EN ALTO Y MUCHOS BUROCRATAS NO

“Nosotros agarramos el toro por los cuernos, un trabajo de manera directa, un trabajo de campo, no un trabajo de oficina, que desafortunadamente hace el funcionario público y yo si hago esa crítica. A mí me van a criticar mucho, pero yo no voy a cambiar mi actitud mental y el espíritu que me ha inculcado el taekwondo para ser una persona honesta, es que hicimos las cosas no bien, sino excelente, pero eso la sociedad lo va a juzgar. Yo puedo salir a la calle con la cara en alto, muchos funcionarios no y yo creo en la medida que podamos colaborar para que mejore la promoción al deporte”.

CADA DÍA LA COMPETENCIA MUNDIAL ES MÁS DIFÍCIL

México cuenta con varios exponentes del taekwondo y algunos de ellos estarán presentes en los próximos juegos Olímpicos, sobre ello dijo Munguía Ortega que “cada vez la competencia mundial es más difícil, de hecho tenemos dos ranqueados, una de ellas María Espinoza”.

“Esta olimpiada viene muy difícil para lograr medalla, esperemos seguir el record, porque desde Barcelona 92 se logró la primer medalla de oro, aunque era deporte de exhibición. Posteriormente el taekwondo fue considerado deporte oficial y se logró la primera medalla de bronce en Sydney con Víctor Estrada”.

OSCAR E IRIDIA SALAZAR, ENTRENABAN CON EL PROFR. ANSELMO

Oscar e Iridia Salazar, otros de los grandes exponentes de este deporte que pusieron en alto el nombre de México en Atenas 2004 y antes de llegar a la cima del éxito parte de su formación deportiva la realizaron en la escuela Moo duk kwan Zitácuaro, junto a su padre Reynaldo Salazar. “Estuvieron en Zitácuaro con tu servidor, medalla de plata y medalla de bronce en Atenas, Grecia”, relató Munguía al momento de mostrarse satisfecho de los logros obtenidos a lo largo de su historia deportiva.

Hasta la próxima y gracias por leernos a nuestros estimados lectores de El Despertar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *