Florentino Andrade Galván


H. Zitácuaro, Mich. – Florentino Andrade Galván nació en Acámbaro, Guanajuato, se le considera
un referente del deporte en la ciudad de Zitácuaro, por su aportación, dedicación y esfuerzo a la
actividad deportiva, principalmente en el futbol, siendo un impulsor y promotor permanente. Fue
también conserje en la escuela secundaria Nicolás Romero, combinaba su trabajo con la
organización y promoción de actividades deportivas.
En reconocimiento a su labor, la sociedad zitacuarense decidió ponerle su nombre a la liga
deportiva La Joya, por lo cual desde hace varios años lleva por nombre “Liga Florentino Andrade”.
Don Florentino llegó a Zitácuaro junto con su familia cuando él tenía 12 años, por lo que
prácticamente es zitacuarense por adopción. Inició su carrera como jugador en el equipo de futbol
Deportivo Modelo. Durante 13 años practicó su deporte del alma, el futbol soccer.
Posteriormente fue contratado como intendente en la escuela secundaria Nicolás Romero,
ubicada en la avenida Revolución.
Aunque como intendente nada tenía que ver su labor con el deporte, fue el director de la
institución de esa época quien recomendó a “Don Flor” que organizará entre los alumnos algunos
torneos.
En el año de 1966 su trabajo fue eficiente, honesto y responsable, y creó la liga que llevó por
nombre “Ferrocarrilera”, con el objetivo de llevar a cabo torneos en el campo de La Estación.
Su tenacidad y trabajo hace que la liga se consolide. Además, la falta de espacios o campos
deportivos fue una de las principales problemáticas a las que se enfrentó Andrade Galván.
De tal manera que, cuando fue construida la Unidad Deportiva Municipal, también conocida como
La Joya, don Florentino solicitó las instalaciones para llevar a cabo su organización. No hubo
ningún inconveniente al respecto.
“Don Flor” consideró como un compromiso moral con el gobierno, por lo que pone a la liga Partido
Revolucionario Institucional.
Después de este hecho su labor se extiende por tres lustros más, hasta que decide retirarse en el
año de 1984. Actualmente la liga tiene alrededor de 58 años de vida.

Por su vocación de servicio “Don Flor” se entregó a esta noble causa sin reparar en esfuerzos, ni
recursos económicos.
Los fines de semana se le veía en los campos deportivos, siempre al pendiente de la organización y
desarrollo de los encuentros deportivos.
Ni el tiempo ni la carencia de recursos hacia que aquel personaje se separara de su obligación. Por
lo que prácticamente su casa y su hogar fue la unidad deportiva.
Se considera que Andrade Galván sentó las bases de la liga La Joya, la cual es considerada una
institución deportiva. Muchos zitacuarenses consideraron relevante que la liga llevara su nombre,
como un reconocimiento hacia su persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: